El PSOE impulsa una reforma constitucional para que voten los inmigrantes residentes sin nacionalizar

El PSOE quiere que los inmigrantes con permiso de residencia y sin nacionalizar puedan empezar a votar en España. La petición ha sido plasmada en el documento del Senado en el que el partido en el Gobierno ha recogido sus exigencias de cara a la Ponencia de Estudio sobre el Fenómeno Migratorio de Manera Integral. El documento aclara que ese voto sería para las elecciones municipales y permitiría decidir la gobernabilidad de las ciudades españolas a “las personas extranjeras residentes en España”.

Hasta ahora se trata de un derecho limitado a determinados extranjeros. Según la legislación española, y tal y como lo determina la Junta Electoral Central, en las elecciones municipales gozan del derecho de sufragio activo los extranjeros residentes en España cuyos respectivos países permitan el voto a los españoles en dichas elecciones, en los términos de un Tratado. “Actualmente, estos países son: Bolivia, Cabo Verde, Chile, Colombia, Corea, Ecuador, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda, Paraguay, Perú y Trinidad y Tobago”, señala la norma.

La Junta Electoral aclara que, “asimismo, gozan del derecho de sufragio activo todas las personas residentes en España que, sin haber adquirido la nacionalidad española, tengan la condición de ciudadanos de la Unión Europea; reúnan los requisitos para ser elector exigidos para los españoles o hayan manifestado su voluntad de ejercer el derecho de sufragio activo en España”. Porque, como también señala la legislación española, el principio básico -al margen de las excepciones- es que “poseen el derecho de sufragio los españoles mayores de edad, inscritos en el Censo Electoral”.

El documento del PSOE, elaborado el 28 de junio de 2021, recoge un apartado denominado: “En relación a la participación política de las personas migrantes”. Y allí se detalla el objetivo de “estudiar la posibilidad de realizar una reforma constitucional que posibilite el derecho de sufragio en las elecciones municipales de las personas extranjeras residentes en España”. Sin limitación de ningún país, ni exigencia de reciprocidad de voto en sus países para los españoles.

La medida supondría una ventana abierta para que cualquier persona no nacionalizada, con un mero permiso de residencia, independientemente de su país de procedencia, pudiese votar en España.

La reforma se refiere a las municipales. Pero desde el PSOE, y en especial desde Podemos, no han ocultado nunca su deseo de que ese sea el primer paso, con idea de avanzar hacia el resto de procesos electorales.

El texto del PSOE añade que pretenden “garantizar, en la futura creación del Consejo estatal de participación infantil, la integración de las personas migrantes menores de edad, así como, consultar en este espacio aquellas iniciativas y propuestas normativas que afecten directamente a los derechos de la infancia y adolescencia”.

No se trata de una novedad en el ideario socialista. Pero si de un avance por la plasmación en un documento del Senado que puede dar lugar a un desarrollo normativo donde, por primera vez, el PSOE pretende pasar de las palabras a los hechos. El Gobierno de Pedro Sánchez, de hecho, ha admitido desde el primer día su deseo de que los inmigrantes «de larga duración» también puedan ejercer el voto.

Ampliación del sufragio

Entre las propuestas electorales del PSOE en materia de inmigración se señala, de hecho, específicamente a la ampliación del voto al colectivo, promoviendo «un diálogo entre las fuerzas políticas con representación parlamentaria que permita avanzar en el reconocimiento del derecho al sufragio, de acuerdo con la Constitución, a los extranjeros residentes de larga duración».

La reforma del derecho a sufragio implicaría una ampliación significativa de la bolsa de votantes, una circunstancia que, de entrada, acostumbra a favorecer a los partidos de izquierda.

A ello se añade que el Ejecutivo socialista prevé también reducir el tiempo general de residencia exigido para que los inmigrantes puedan lograr la nacionalidad española, lo que ampliaría todavía más el grupo con derecho a sufragio.

En este contexto, la propuesta de los socialistas en materia de inmigración apunta a “una reforma del acceso a la nacionalidad por residencia, que aporte una mayor coherencia entre la legislación de extranjería y el acceso a la nacionalidad por naturalización”.

Fuente: Carlos Cuesta – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios