La Guardia Civil acorrala a la socialista Armengol por presuntos amaños en el puerto de Mahón

La operación se cobró en 2020 la detención del entonces presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares.

El escándalo viene de lejos.

A pesar de las artimañas y de los obstáculos que el PSOE de Francina Armengol ha intentado poner para que la investigación sobre amaños en los puertos de Baleares acabase haciendo aguas, lo cierto es que el cerco se estrecha sobre la presidenta regional.

Ya en el verano de 2020, concretamente a últimos de julio, saltaba la noticia de que uno de los cargos de su más entera confianza, Joan Gual de Torrella, por aquel entonces máximo responsable de la Autoridad Portuaria de Baleares, fue arrestado por un presunto caso de corrupción.

Gual de Torrella y los cargos principales de la cúpula directiva fueron sido detenidos en el marco de una operación anticorrupción que llevó a cabo la Policía Judicial de la Guardia Civil el 23 de julio de 2020.

En ese pack iban el vicepresidente de la APB, Miguel Puigserver, el director Juan Carlos Plaza, el jefe de división de Proyectos y Obras de la APB, Armando Parada, y José Fernando Berenguer Reula, que ocupa el cargo de responsable del área de explotación y servicios.

El escándalo afectaba especialmente a las delegaciones de la Autoridad Portuaria en Ibiza y Mahón. Además se produjeron registros simultáneos en las tres sedes.

El caso de corrupción estaba relacionado, entre otros asuntos, con una adjudicación de unos amarres en Menorca y unas licitaciones de contratos públicos, que fueron denunciados.

NUEVAS Y CONTUNDENTES PRUEBAS

Según publica El Mundo este 10 de julio de 2021, la unidad Anticorrupción de la Guardia Civil en Baleares sostiene que uno de los principales negocios portuarios de Menorca fue amañado por indicaciones políticas durante la pasada legislatura (2015-2019), con el PSOE controlando las dos administraciones públicas que gestionan los puertos de las Islas.

Se trata del Gobierno balear y de la Autoridad Portuaria de Baleares.

La magistrada Martina Mora, basándose en las pesquisas de la Benemérita, imputa formalmente a 12 personas, que deberán declarar como investigadas próximamente, exponiendo que existen indicios sólidos de que la adjudicación no fue resultado de la objetiva y legal valoración de las propuestas, presentadas por tres empresas del sector náutico.

Considera la jueza que se basó presuntamente en decisiones arbitrarias de altos cargos de la Autoridad Portuaria de Baleares tras concertarse con autoridades políticas locales, favoreciendo a la compañía adjudicataria, una agrupación de empresas menorquinas aliadas en torno a la marca Marina Asmen.

Los investigadores documentaron extractos de decenas de correos electrónicos, mensajes cruzados entre teléfonos pinchados, declaraciones de testigos directos que formaron parte del consejo decisorio y anotaciones manuscritas.

UN FOLIO CON MUCHO PESO JUDICIAL

Entre esas notas destaca un folio intervenido en los archivos de la secretaria del ex presidente de la Autoridad Portuaria que lleva por encabezamiento el nombre de pila de la presidenta balear, ‘Francina’.

El documento recoge un listado de asuntos que, según el Grupo Anticorrupción de la Guardia Civil, se abordaron en una reunión mantenida entre ambos responsables, Gual y Armengol, en diciembre de 2019. Es decir, seis meses antes de la detención de Gual, que quedó en libertad por una causa en la que todavía no ha sido juzgado y sobre la que no declaró.

En el documento incautado y encabezado con el nombre de la presidenta balear figura un listado donde se enumeran una serie de cuestiones de la actualidad portuaria balear, como la feria náutica, los cruceros o el Club Náutico de Palma.

Al margen del documento, junto a las palabras ‘perdedores concursos’ figuran dos anotaciones tachadas a mano: ‘MH: Guardia Civil’ e ‘IBZ: Confidencial’.

Para los investigadores, se trata de una alusión al hecho de que entre los temas abordados en la reunión se incluía la investigación, entonces ya iniciada, de la Fiscalía sobre las irregularidades en el concurso de Mahón.

UN CORREO ELECTRÓNICO SEÑALA A LA PRESIDENTA BALEAR

La Guardia Civil señala así a la socialista Francina Armengol y la introduce en el sumario. A lo largo de ese informe aparece citada en una segunda ocasión.

Concretamente, el nombre de la presidenta de Baleares está reflejado en el contenido de un correo electrónico que Gual envió en el año 2018 al entonces conseller de Territorio, consejero de Puertos y actualmente jefe de Gabinete del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de Pedro Sánchez, el socialista menorquín Marc Pons.

En ese correo, Gual se lamentaba por estar siendo objeto de presiones para parar el concurso y que, por tanto, prevaricase.

De hecho, tenía claro en este caso qué acciones llevar a cabo de seguir ese acoso:

Mañana veré a Francina y una de las cosas que plantearé es ir a la Fiscalía como acción preventiva.

El informe de Anticorrupción sostiene que existen innumerables indicios de que la resolución del concurso fue forzada para favorecer a un determinado grupo de empresarios locales en perjuicio de terceros. Y que todo ello, «ante la variedad de actores que concurren», se hizo por «indicaciones políticas».

Fuente: Juan Velarde – Periodista Digital

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] La Guardia Civil acorrala a la socialista Armengol por presuntos amaños en el puerto de Mahón […]