La Policía identifica en los disturbios por Samuel a los cabecillas del ataque a Vox en Vallecas

Los mismos gritos, las mismas consignas, los mismos rostros y los mismos cabecillas. La Policía Nacional, a través de la Brigada de Información, ha identificado en los disturbios registrados este lunes en Madrid en las marchas contra el asesinato del joven Samuel a los mismos grupos que protagonizaron ataques violentos contra VOX en la apertura de la campaña electoral del 4-M. También son los artífices del caos callejero tras la detención del rapero Pablo Hasél.

Siete personas identificadas, un detenido, barricadas, lanzamiento de objetos y cargas de la UIP por las calles de Madrid. Pero el balance de la marcha por Samuel pudo ser mucho peor por el perfil de algunas de las plataformas ‘antifascistas’ convocantes de la concentración.

Se trata de colectivos como la Coordinadora Antifascista de Madrid, la Asamblea Antifascista de San Blas, Izquierda Castellana, Yesca Madrid, ‘Comité 1-20’ o las Juventudes del Partido Comunista de España. Todas esas plataformas estuvieron vinculadas en mayor o menor medida, explican fuentes policiales, con la agresión que sufrió Vox y sus simpatizantes durante el acto de presentación de la campaña electoral del 4-M.

Aquel mitin tuvo lugar en Vallecas bajo una intensa lluvia de piedras y objetos contundentes, que dejó una treintena de heridos entre policías y personas que habían acudido al acto pacíficamente.

Los cabecillas de la agresión a Vox en Vallecas estaban directamente vinculados con estos grupos, que en las semanas previas movieron las convocatorias para reventar el acto. Posteriormente se sabría que algunos miembros de Podemos, incluidos guardaespaldas de Pablo Iglesias, participaron en aquellas agresiones y fueron detenidos por ello.

De hecho, la Coordinadora Antifascista de Madrid fue el grupo que organizó una «desinfección» de la plaza de la Constitución de Vallecas al día siguiente del acto de Vox.

En el caso de la manifestación en Madrid de este lunes por el asesinato del joven coruñés, la marcha fue rápidamente instrumentalizada por la extrema izquierda, tal y como pudo comprobarse por los cánticos contra Ciudadanos, PP (especialmente contra Isabel Díaz Ayuso) y Vox. Especialmente contra esta última formación, a la que incluso Podemos ha señalado como culpable del asesinato.

Así los detectaron

Que la marcha por Samuel en Madrid acabaría en violencia descontrolada era uno de los temores que tenía la Policía cuando este lunes, en una reunión de mandos, se organizó el operativo que iba a acompañar las marchas reivindicativas por el asesinato de Samuel.

Horas más tarde se confirmarían las sospechas. Desde la Brigada de Información se revisaron las principales convocatorias a participar en la manifestación de los grupos denominados antifascistas. Se comprobó que había llamamientos  «preocupantes» procedentes de estas plataformas. Viejos conocidos de la policía cuyo objetivo, dicen, es reventar todas las marchas y reorientarlas hacia la violencia contra la policía utilizando en cualquier excusa.

«Alta probabilidad» de violencia

La Policía conocía desde ese momento la «alta probabilidad» de que las marchas por Samuel derivase en actos violentos. Los cabecillas de estas facciones, muy vinculadas ideológicamente con la extrema izquierda, participaron también activamente durante las jornadas de caos callejero que se registraron en Madrid por la detención del rapero Pablo Hasél, condenado por agresión y enaltecer a ETA en sus canciones.

La violencia desatada por los ultras aquellos días sorprendió incluso a la Policía Nacional. Como relataban entonces, la violencia de los enfrentamientos, lejos de las escaramuzas propias de estas citas, habían subido varios niveles de intensidad. «Acabarán matando a uno de los nuestros», advertía agentes esos días.

Aquellas convocatorias dejaron una factura de hasta 35 agentes heridos en una sola jornada y cientos de miles de euros en destrozos. Hubo saqueos, decenas de detenciones y una ciudad envuelta en el caos durante más de una semana.

Ahora, la Policía teme que la marcha de este lunes se convierta en la chispa de otro episodio de violencia descontrolada en las calles, en vista de que quienes incitaron las marchas de Hasél participaron activamente en las algaradas en nombre de Samuel. Ese, explican fuentes policiales, es el modus operandi habitual de estos grupos: desnaturalizar una marcha masiva para reorientarla a la lucha callejera.

Los policías, investigados

Las imágenes de las cargas generaron polémica entre la izquierda. El portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, ha acusado a los agentes de la UIP de cargar «contra manifestantes pacíficos que protestaban por el asesinato homófobo de Samuel». Una actuación «inaceptable», según ha calificado. También desde Más Madrid se ha solicitado una reunión urgente con la Delegada del Gobierno.

La respuesta del Ministerio del Interior ha sido defender la actuación policial… pero anunciando que se realizará una investigación sobre el proceder de los agentes de la UIP que protagonizaron las cargas.

«La Delegación del Gobierno analizará las imágenes y estudiará la actuación policial realizada, así como el operativo aplicado. Y como no podría ser de otra manera, en el caso de que se hubiere producido cualquier desproporcionalidad, se adoptarán las medidas oportunas», asegura la Delegación en un comunicado hecho público en la mañana de este martes.

Fuente: Pelayo Barro – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios