El Tribunal de Cuentas da 15 días a los independentistas para depositar 5,42 millones tras rechazar sus alegaciones

Artur Mas dice que sólo podrán evitar el embargo si se reactivan las colectas nacionalistas.

El Tribunal de Cuentas ha notificado este miércoles a los cerca de 40 ex altos cargos de la Generalitat de Cataluña que les da 15 días para depositar los 5,42 millones de euros que desviaron presuntamente en la red exterior del procés. Si no lo hacen empezará este mismo verano a ejecutar los embargos preventivos de bienes para asegurar que hay dinero disponible para resarcir al Estado para cuando concluya el proceso. Así lo ha comunicado el organismo tras rechazar todas las alegaciones para eliminar o rebajar esa cuantía, según aseguran fuentes próximas a la investigación a este diario.

El Tribunal de Cuentas acepta considerar los 15 días como hábiles, pero los independentistas aseguran que es demasiado poco tiempo para evitar el embargo. El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha lamentado que tanto él como los cerca de 40 ex altos cargos de la Generalitat no tienen “ninguna posibilidad” de reunir por sí mismos los 5,4 millones de responsabilidad contable que les reclaman. En una entrevista este miércoles en Onda Cero, ha detallado que él tampoco dispone de avales por valor de 2,7 millones, que es la cantidad en la que el Tribunal de Cuentas ha fijado su propia responsabilidad personal: “Es imposible que podamos llegar a estas magnitudes. Habrá que ver qué soluciones hay”.

Y una solución que apunta Mas es reactivar las colectas independentistas que le evitaron la ruina en la sentencia del Tribunal de Cuentas sobre la consulta ilegal de 2014 en que reclamó 5,2 millones.

“Hay que ver si las campañas de solidaridad que en otros momentos han funcionado en Cataluña vuelven a funcionar y hay que ver cuál es también la posición del Govern”, ha afirmado el ex president. También el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, ha venido protestando estos días por el previsible embargo de su casa, “que es la casa de mis hijos”.

Mas ha puntualizado que él no va a pedir aportaciones a la ciudadanía: “No es mi misión ir pidiendo dinero a la gente, por supuesto”. Pero se ha mostrado confiado en que se activen las entidades independentistas para reunir el dinero.

El ex president ha cometido presuntamente más de una decena de malversaciones al usar la acción exterior de la Generalitat contra España, según la instrucción. Entre ellas, según la documentación a la que ha tenido acceso este diario, le reclama 110.179 euros por los viajes oficiales al exterior en los que presentaba a España como un Estado opresor.

“Si eso mismo yo lo explicaba en Madrid, no era perseguido. Si lo explicaba en Nueva York, era perseguido. ¿La libertad de un ciudadano, en este caso español, es distinta en Madrid que en Nueva York?”, ha alegado Mas en Onda Cero. También su abogado en el Tribunal, pero la delegada instructora, Esperanza García, ha rechazado ese argumento con apoyo de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, que ha brindado un respaldo general a la instrucción. Mas ha afirmado que todo el gasto por esos viajes fue fiscalizado y que la acción exterior es competencia de la Generalitat, y ha lamentado que el Tribunal de Cuentas lo esté fiscalizando: “Yo a eso le llamo persecución”. El Tribunal de Cuentas lo denomina cumplir con su ley de funcionamiento que le obliga a abrir una investigación cuando ve indicios de malversación y conseguir que el dinero vuelva a las arcas públicas con intereses.

Fuente: Carlos Segovia – El Mundo

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios