El ‘think tank’ de Vox desmonta la batalla épica del nacionalismo en Navarra

La Fundación Disenso lanza un documento contra el discurso nacionalista sobre la batalla de Noáin, en la cuenca de de Pamplona. El partido pretende celebrar un acto este sábado por el 500 aniversario de la contienda.

El próximo 30 de junio se cumple el 500 aniversario de aquel hecho histórico en el que, según explicaba el historiador palentino Luis Fernández Martín, las tropas españolas acabaron con la invasión francesa iniciada dos meses antes con el doble fin de reinstalar en el trono de Navarra al rey Enrique de Labrit y de ayudar, en la medida de lo posible, a los comuneros que -tras la derrota de Villalar- todavía resistían en Toledo.

Desde hace tres décadas, la asociación Batalla de Noáin y otros colectivos celebran en las afueras del pueblo de Salinas de Pamplona una marcha para conmemorar una contienda “entre navarros y españoles”. Allí se erige un monumento que se ha convertido en un símbolo para quienes defienden la independencia de Navarra. Pero este año, Vox también ha convocado su propio acto en Noáin: el mismo día y a la misma ahora.

El Concejo de Salinas pidió que no se celebrase nada “para evitar conflictos”. Los primeros lo han pospuesto y la formación política ha decidido mantenerlo este 26 de junio. Insisten en que comunicaron la convocatoria a la Delegación de Gobierno de manera correcta en tiempo y forma. Está prevista la participación del escritor Fernando Vaquero, la parlamentaria vasca Amaia Martínez y los diputados de Vox Joaquín Robles y Carla Toscano.

La Fundación Disenso, laboratorio de ideas de Vox, acusa a quienes se hacen llamar ‘napartarras’ de no ser “más que el disfraz navarro del separatismo vasco” y de utilizar la conmemoración de la batalla “como arma de agitación política”. “Tergiversan este hecho histórico para convertirlo en una lucha independentista de los navarros contra los invasores españoles“, denuncia el think tank en su documento de efemérides escrito por Jesús Laínz.

El escritor recuerda que Mark Twain escribió que “muchas cosas no suceden como debieran, y la mayor parte de ellas ni tan siquiera llegan a suceder. Es tarea del historiador consciente corregir estos defectos”. Pues bien, dice el texto de Disenso, el de Noáin es uno de esos defectos históricos que tienen que ser cambiados para favorecer los proyectos políticos de los farsantes.

Vox carga contra “los discípulos de Sabino Arana”

El nacionalismo vasco está tratando de manipular los hechos históricos acaecidos en esa fecha con el objetivo de presentar un supuesto enfrentamiento entre ‘navarros y españoles’. La victoria fue tan completa que los españoles entraron en tierra francesa en persecución del enemigo en fuga”, apuntan en la fundación.

Los discípulos de Sabino Arana -denuncia el documento- han delirado sobre estos episodios para hacerlos encajar en sus esquemas ideológicos. Cinco siglos después. “Para ello califican los hechos de 1512 como la pérdida de la independencia nacional de los navarros, cuando no se trató de una lucha nacional, sino dinástica. Los navarros de la facción agramontesa que resistieron a Fernando, y que se consideraban tan españoles como los beamonteses, no lo hicieron por salvaguardar independencia nacional alguna, sino por fidelidad a la dinastía Albret-Foix”, explica Disenso.

Desde la organización vinculada a Vox insisten en que, de haber sido efectivamente un conflicto nacional entre los españoles y los vascos del reino de Navarra, es curioso que los principales aplastadores de los navarros fueran las tropas vizcaínas, alavesas y guipuzcoanas.

“También se empeñan en imaginar los nacionalistas vascos que la independencia nacional de Navarra se habría conservado si la iniciativa de Fernando el Católico hubiera fracasado. Pero lo que olvidan es que la dinastía navarra destronada acabó fundiéndose en la francesa y que Navarra, en vez de conservar en España la categoría de reino con todas sus funciones hasta bien entrado el siglo XIX, habría pasado a ser
una parte de la muy centralista monarquía gala”, indican.

Además, recuerdan que “en 1789 habría perdido lo que hubiera podido conservar de sus antiguas instituciones, habría sido dividida en varios departamentos y, por supuesto, hoy sería parte de la République, Une et Indivisible.

Laínz explica en su texto que “tras la gran batalla campal ante los muros de Pamplona, los Albret y los reyes de Francia renunciarían para siempre a recuperar el territorio navarro al sur de los Pirineos”. En resumen -destaca Disenso- los nacionalistas suelen concentrarse en las campas de Noáin para conmemorar la batalla “pero no lo hacen porque les interese la Historia, sino como arma de agitación política, para convertirlo en una lucha independentista de los navarros contra los invasores españoles”.

Fuente: Marina Alías – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios