Yolanda Díaz se ve en el centro de la diana y se prepara ante el fuego amigo por los másteres

El sector de afines a la ministra considera que su perfil se ha reforzado entre los suyos tras las publicaciones sobre su currículum, aunque admite que la vicepresidenta vigila los movimientos de Podemos, Errejón y también la Moncloa.

Yolanda Díaz se siente más fuerte tras el caso del maquillaje de su currículum, pero su entorno ha activado las alarmas por el posible “fuego amigo”, que considera puede llegar desde ambos lados de la coalición. De momento, Podemos ha cerrado filas con ella, pero permanece en el grupo de afines de Díaz la cautela. Algunos de los consejeros de Díaz cree que la Moncloa ha dejado de ser neutral, y afirma que el protagonismo de la ministra de Trabajo y su prestigio a nivel demoscópico está molestando a los estrategas de Pedro Sánchez.

“Yolanda Díaz puede y debe ser presidenta, por eso la caverna mediática ya la tiene en su punto de mira”. Este es el mensaje interno de Podemos que rebota en todas sus terminales mediáticas y en los círculos morados. Pero más allá de la superficie, el equipo de Yolanda Díaz está analizando a fondo lo ocurrido la semana pasada cuando trascendió que la Moncloa había modificado su expediente laboral, en el que aparecían tres másteres en lugar de tres posgrados.

«No necesita falsear el currículum»

La Moncloa corrigió los datos, y en el entorno de Díaz son conscientes a que se debe a un «error» de «antaño», en el que se asoció un formato académico a otro de manera equivocada. Aun así, todas las fuentes coinciden en que Díaz sale reforzada de la polémica.

Tanto los sectores de afines como los críticos sostienen: “Ha sido un error, digamos que bienintencionado de alguien del Gobierno. Pero Yolanda no necesita falsear su currículum, cursó esos posgrados, y hace bien en mantener el silencio. Además la polémica la alimenta internamente, porque los suyos la defienden. Ella habla de empleo y salario mínimo, y con esto ha logrado un cartel propio y de éxito”, afirman las fuentes consultadas.

La cuestión, no obstante, es que existe cierta preocupación sobre lo que puede ocurrir a partir de ahora. El entorno de Díaz se siente “en el centro de la diana”, y cree que la vicepresidenta tercera está siendo “investigada” más que nunca. Achacan estos movimientos a la derecha, pero en realidad saben que «los que alimentan» las informaciones sobre el currículum y los másteres puede ser «fuego amigo», es decir, miembros de la coalición del gobierno.

EFE

Pasado «oscuro» en IU

El caso de los másters puede ser, en definitiva, tan solo como el pistoletazo de salida de un escrutinio sobre su pasado que puede derivar en una batería de filtraciones a los medios de comunicación. “Dirán que son medios de derecha, pero Yolanda sabe que si se filtra algo viene de sus filas: de Podemos, Errejón o el PSOE de Sánchez”, admiten miembros de Unidas Podemos.

En el partido morado algunos ponen la mano en el fuego por ella: «No hay nada, es muy austera», afirman, aunque reconocen que en la Moncloa se puede detectar cierto malestar por su protagonismo. Ninguna fuente de las consultadas cree que el caso de los másters pueda afectar la imagen de Yolanda Díaz, pero sí que sus problemas llegarán en el ámbito de las alianzas y de posibles nuevas filtraciones.

Quien trabaja en política sabe que casi todos tienen algo en su pasado que, sea porque han cambiado los tiempos o porque cometieron errores, prefieren que no salga a la luz. Díaz es conocida como una dirigente trabajadora y respetada. Pero también es cierto que empezó su carrera política en equipos de Izquierda Unida que para algunos eran «oscuros» o «sucios». Durante esa etapa, por ejemplo, favoreció algunas purgas en Galicia que ahora podrían convertirse en un bumerán.

Europa Press

Capítulo Moncloa

La primera mirada de los afines de Díaz se dirige hacia Podemos. El partido morado tiene una larga experiencia de purgas y luchas internas, y la ministra de Trabajo no quiere ser otro blanco fácil de esos ataques. Los suyos lo tienen claro: “Si se detectan filtraciones por parte del grupo de BelarraYolanda dice adiós”. Al menos de momento los morados están cuidando a la ministra de Trabajo porque quieren que sea la próxima candidata a las generales, puesto que Irene Montero sabe que es su único activo para aguantar electoralmente. Pero las «bicefalias son muy difíciles», reconocen en ese sector.

Los de Díaz no descartan tampoco ataques desde el frente errejonista. Íñigo Errejón está interesado en ser el futuro candidato de Más País, pero se enfrente a un ejército de escépticos que quieren cambios radicales en la dirección. Errejón intentará impedir todo tipo de acercamiento entre Podemos y Más País, como desveló este diario, y no se puede excluir que vea en Yolanda Díaz a una enemiga.

Finalmente, queda la Moncloa. Hace tres días, el CIS señaló que Yolanda Díaz es la política mejor valorada por los españoles, con un 4,6. Se halla por encima de Pedro Sánchez, con 4,2, y de Errejón. Ese protagonismo puede convertirse en un problema para la flamante vicepresidenta. Y en su equipo «son consciente» de ello, según ha podido saber Vozpópuli.

Algunos ya aconsejan a Díaz reforzar el equipo de comunicación. Y recalcan que en estos momentos está gustando más al PSOE no sanchista que al grupo de asesores de la Moncloa. Es cierto que Díaz ha logrado con los años un respaldo casi transversal de varios colectivos de izquierdas, pero las alarmas ya han sonado. “Está en el centro de la diana. No puede hacer errores”, resume una fuente que conoce a Díaz desde hace años.

Fuente: Luca Costantini – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios