Marlaska, acorralado por un testigo de la pelea de Errejón: “Han cortado el vídeo para ocultar la patada”

Declaraciones rotundas que ponen en duda las órdenes de Interior sobre este asunto que afecta a un ‘socio’ de Gobierno de Sánchez.

Más PaísMás Madrid… tienen dirigentes que actúan de forma violenta, o al menos así lo demuestran púbicamente. Una pista la dejaba la ‘pistolera’ de la Asamblea de Madrid, ahora líder de la oposición, Mónica García, con su amenazante gesto hacía el gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Pero de la mímica se pasaba, presuntamente, directamente a la agresión. Hablamos del caso de su líder nacional, Iñigo Errejón, y la denuncia que contra él existe por patear a un hombre, enfermo además de cáncer, que le pedía un selfie en una salida nocturna por Madrid.

Pese a que los medios de la izquierda, y las televisiones, lo han ‘olvidado’ la investigación sigue su curso y la Justicia tiene dos versiones bien distintas. Por un lado, la de la defensa del líder de Más País que, sin aportar otro argumento, se ciñe a admitir la carga probatoria del material visual, interpretando lo que acontece como una simple disputa que no pasó de unas palabras algo salidas de tono.

Por el lado contrario, la versión del agredido es clara y rotunda. Además de aportar parte médico concluyente, tal y como ha podido comprobar Periodista Digital, la estrategia de la acusación se basa en contundentes argumentos de testigos presenciales de la agresión, personas que en nada tienen que ver con el afectado.

La versión de quienes presenciaron el incidente no tiene contradicciones. Lo declarado coincide casi al milímetro con el relato del denunciante y también con lo testificado por todos ellos.

Pero hay un nuevo argumento que puede meter en serios problemas no solo a Errejón sino también al ministro del InteriorFernando Grande-Marlaska, porque ya se habla claramente de las dudas sobre la integridad de las pruebas, derivadas de la investigación policial, cuyos agentes han custodiado e investigados los vídeos.

Más concretamente, se ha deslizado que las imágenes registradas por las cámaras de videovigilancia han podido ser alteradas, cortadas, para que no se vea el momento de la brutal patada.

Así, uno de los testigos del incidente, y en declaraciones a la Cadena COPE, ha asegurado que la agresión es una realidad y que tiene la certeza de que ha sido registrada por las (al menos) dos cámaras que existen en la zona. De hecho, su acusación ha sido rotunda: “Si no se ve esa agresión, es porque las cámaras han sido cortadas”, tal como se recoge en declaraciones a la citada emisora.

El relato de este testigo además amplía detalles de lo ocurrido aquella noche en Madrid, dando especial importancia a la persecución de un acompañante de Errejón, según él citaba “un hombre de color”, que con actitud bastante intimidante, persiguió tanto a la presunta víctima como a los testigos, reiterándoles “que no llamasen a la policía”.

Fuente: David Lozano – Periodista Digital

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios