Rigoletto reaparece en el Liceo

Subido en la ola empresarial catalana y con Garamendi en su zurrón, el presidente Pedro Sánchez se dispone a presentar este próximo lunes sus indultos a los golpistas catalanes en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona.

Una cita en el punto de encuentro cultural de la burguesía catalana, a la que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, no asistirá después de haber presentado en Waterloo sus respetos al pretendido ‘presidente catalán en el exilio’ Carles Puigdemont, para el que Aragonés solicita la amnistía.

Los estrategas políticos de La Moncloa están un tanto acelerados. Y, de un tiempo a esta parte, improvisan demasiado y no ven más allá de sus narices, lo que les induce a errores de bulto. Les pasó en la fracasada moción de censura de Murcia, con la disparatada campaña electoral en Madrid, con la marcha incontrolada de Pablo Iglesias del Gobierno (y de la política) y con el encuentro de 30 segundos de Sánchez y Biden en la cumbre de la OTAN.

Y ahora les puede ocurrir otro tanto con la representación improvisada de una nueva versión de Rigoletto (Sánchez) en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, que no es precisamente el lugar de encuentro del progresismo catalán sino más bien de la burguesía separatista de Cataluña. La que bebe cava en público pero en privado brinda por la independencia con champaña.

Para amenizar el momento de euforia que la traición de Garamendi desató en La Moncloa -creen que el ‘bienvenidos sean’ los indultos del jefe de la CEOE les ayudará a ‘motivar’ los indultos ante el Tribunal Supremo- el Presidente ha decidido ‘tirar la casa por la ventana’. Y en un gesto de gran generosidad, a fin de cuentas él es ‘¡el magnánimo!’, Pedro Sánchez ha extendido -sanitariamente hablando-  los indultos a todos los españoles con el anuncio de que en los espacios abiertos se podrá prescindir, por fin, de las mascarillas a partir del próximo sábado día 26.

El presidente Sánchez nos abruma con sus regalos y su sentido y olfato de la ‘oportunidad’. ¡Fuera las mascarillas y vivan los fondos europeos! que ya están a punto de llegar’. Eso sí, para 2021 estaban previstos 27.000 M -y así figuran en los PGE de 2021- pero al final nos han birlado 8.000 M y se van a quedar en 19.000 M, siempre y cuando el Gobierno cumpla las instrucciones de ‘los hombres de negro’ de la Comisión.

El Presidente Sánchez no quiere presentar sus indultos en el Congreso de los Diputados porque allí el jefe de la Oposición, Pablo Casado, le suele dar la réplica reproduciendo de memoria y palabra por palabra todo aquello que Sánchez prometió a los españoles en contra conceder estos indultos.

El Presidente Sánchez prefiere presentar sus indultos en un escenario lírico más relajado y culto como el Liceo de Barcelona. El lugar donde el gran líder  español va a improvisar, como si fuera el presidente de la Generalitat, su versión española de Rigoletto – cantará ‘Ridí Pagliaccio’-, sobre el relato original de Verdi y la maldición, mentiras y venganzas que protagoniza el bufón del ducado de Mantua.

Sin embargo y, como ocurre en la obra, la maldición (que habita en el seno del separatismo catalán recalcitrante) desembocará en drama. Y la venganza de los que el lunes aplaudirán los indultos desde el patio de butacas y en las  plateas (los del PSC irán al gallinero) llegará unos meses después con otra declaración unilateral de la independencia de Cataluña. Y en ese momento, en pleno llanto desesperado de Rigoletto, caerá el telón.

Fuente: Pablo Sebastián – República

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
2 Comentarios
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] Rigoletto reaparece en el Liceo […]