Abascal dará la sorpresa en Colón: anunciará que Vox rompe con el PP

Acusará a los populares de haberse dejado dar un golpe por Junqueras: “Esto nosotros no lo habríamos permitido”.

PP y Vox volverán a encontrarse este domingo en la plaza de Colón. Poco más de dos años después, se concentrarán por la unidad de España y en contra de la concesión de los indultos a los presos del ‘procés’. Sin embargo, Santiago Abascal va a aprovechar para visibilizar la ruptura con Pablo Casado y culpará al PP de la crisis en Cataluña.

La madrileña plaza de Colón se ha convertido en los últimos años en el lugar por excelencia de Vox para cerrar campañas electorales o convocar manifestaciones. La estrategia de Abascal ahora es distanciarse del PP, como está haciendo en Andalucía, y calentar la calle con otra foto que polarice la situación, como en el escenario previo a las generales de 2019.

Es la estrategia central con la que van a acudir los dirigentes de Vox a la concentración del domingo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas a la dirección del partido. Santiago Abascal busca dar la sorpresa y anunciar que “Vox rompe con el PP”.

El PP se dejó dar un golpe por Junqueras

En la cúpula de Vox consideran que va a ser un momento ideal para que Abascal recuerde solemnemente que hubo un intento de golpe de estado en noviembre de 2014 y que el Gobierno de Mariano Rajoy no tomó ni una sola decisión efectiva, más allá de la aplicación del 155, ni logró controlar la situación.

También insistirá durante su puesta en escena ante los medios de comunicación en que “durante los años 2015, 2016 y 2017 se preparó la perpetración de un nuevo golpe de estado y el PP nunca hizo nada”.

“Vox nunca habría permitido un 1-O”

Según las fuentes de Vox consultadas por ECD, Santiago Abascal se desmarcará así de la gestión realizada por el Gobierno de Mariano Rajoy durante el referéndum independentista del 1 de octubre de 2017 en Cataluña.

Asegurará que el PP tendría que haber evitado la celebración del referéndum, así como las cargas policiales ordenadas por el Ejecutivo y que actuaron contra la ciudadanía que salió a votar aquel día. Y lanzará el siguiente lema: “Nosotros no nos hubiéramos dejado dar un golpe de estado por Junqueras, no lo hubiéramos permitido”, insistirá.

Abundar en la división interna en el PP

Por si esto fuera poco, la intención del líder de Vox es abundar en la división en el PP entre Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso y los barones ‘moderados’ del partido por la presencia en la manifestación del domingo.

Destacará la división interna que ha generado dentro de la formación esa nueva foto de Colón, principalmente por el rechazo del sector más centrista a ser retratado junto a Vox. Recordará expresamente esas ausencias de dirigentes del PP en la convocatoria.

La protesta, convocada por una plataforma impulsada por la exlíder de UPyD Rosa Díez, ha provocado un nuevo ‘cisma’ en las filas populares entre la dirección nacional y barones como el gallego, Alberto Núñez Feijóo, el andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, y el castellano leonés, Alfonso Fernández Mañueco.

Santiago Abascal buscará la polarización

Como ocurrió hace dos años, la presencia de PP, Vox y Ciudadanos en la manifestación del domingo en Colón es inevitable. La previsible concesión de los indultos a los presos del ‘procés’, a pesar del demoledor informe del Tribunal Supremo que los considera “inaceptables”, sitúa una vez más a los integrantes del bloque de la derecha juntos en un mismo lado.

Tanto PP como Cs fueron contundentes desde el primer momento en su postura, oponiéndose a la medida de gracia y acusando a Pedro Sánchez de “vender y humillar” a los españoles por mantenerse en la Moncloa. Pero no se pasa por alto que Vox fue el primero que dejó claro que trasladaría la presión a la calle.

Para las tres formaciones se trata de un asunto esencial y ninguno está dispuesto a renunciar a esta batalla. Así las cosas, la convocatoria de la protesta ha obligado a Génova a llevar su ofensiva contra Sánchez también a la calle, cuando la intención inicial era limitarla a las instituciones, con instrumentos como la moción de censura.

Vox busca llevarse todo el protagonismo

El PP, que en febrero de 2019 era el máximo interesado en la foto considerando que sus siglas reflejarían la unión de todo el espacio representado en aquella manifestación como partido hegemónico, se dio cuenta de que había dado carta de naturaleza a Vox y que le garantizó un protagonismo que por aquel entonces no tenía.

Posteriormente los populares obtuvieron el peor resultado de su historia, en abril de ese año (69 diputados), que mejoraron notablemente en la repetición de noviembre a costa de Ciudadanos (se quedaron en 10 escaños), aunque Vox no detuvo su ascenso y alcanzó los 52 parlamentarios.

El ‘no’ de Abascal a la moción de Casado

Tal y cómo se contó en ECD, Pablo Casado decidió hace unas semanas aparcar una moción de censura contra Pedro Sánchez que venía fraguando desde el 4-M.

Recibió el mensaje de que Santiago Abascal, con quien mantiene una tensa relación desde que el PP rechazó la anterior iniciativa de Vox para promover un cambio en la presidencia del Gobierno, no apoyaba la maniobra.

En el entorno de Abascal explicaron que se desmarcaban del movimiento que había tratado de orquestar ahora Casado para desgastar a Pedro Sánchez. Valoraron que esa operación restaría visibilidad y protagonismo a Vox frente a un PP en alza ahora en las encuestas.

Fuente: José Antonio Frauca – El Confidencial Digital

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] Abascal dará la sorpresa en Colón: anunciará que Vox rompe con el PP […]