«Resulta llamativo»: el juez del caso Dina carga contra Bousselham por su defensa de Iglesias

Rechaza su recurso y critica que se muestre en contra de realizar un nuevo informe pericial sobre su micro-SD para averiguar cuál era su contenido y cómo resultó dañada la tarjeta.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón considera «llamativo» que Dina Bousselham se muestre en contra de seguir investigando sobre la tarjeta de su móvil. En un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el magistrado mantiene el encargo de realizar un nuevo informe pericial sobre la micro-SD y, frente a los argumentos en contra de la exasesora de Podemos, cuestiona sus intenciones: «A priori’, se encuentra en una posición de acusación particular, y (…) mediante la interposición del recurso lo que se pretende es evitar toda posibilidad de esclarecimiento de unos hechos con apariencia delictiva», critica García-Castellón.

Por «hechos con apariencia delictiva», el juez se refiere a la posibilidad de que Pablo Iglesias incurriera en un delito de daños informáticos en el caso Dina, una línea de investigación que Bousselham ha criticado desde el primer momento. La sospecha de García-Castellón pasa por que el exvicepresidente recuperó la tarjeta de manos del periodista Antonio Asensio en enero de 2016 y, en aquel momento, la micro-SD se encontraba en buen estado. Pese a ello, cuando meses después se la entregó a su propietaria, Bousselham no pudo acceder a su contenido porque la tarjeta no funcionaba, con lo que Iglesias pudo ser el responsable de los daños que sufrió la misma.

García-Castellón ya pidió al Tribunal Supremo que investigara al entonces vicepresidente por estos hechos en octubre, pero tres meses después, el alto tribunal rechazó la solicitud y devolvió el procedimiento a la Audiencia Nacional para que sea él quien agote la investigación. Con el caso otra vez en sus manos, el juez reclamó el nuevo informe pericial sobre la tarjeta de Bousselham, diligencia a la que ella se opuso mediante la interposición del recurso que ahora critica el magistrado en su auto.

El escrito de la exasesora de Iglesias incluía dos claves. Por un lado, acusaba al juez de tener «un interés desmedido y no disimulado de atribuir un delito de daños informáticos» a Iglesias. Por otro, incidía en que acepta el hecho de que «entrara en conocimiento de los archivos de la tarjeta de su titularidad» sin que lo supiera: «La Sra. Bousselham no ha interpuesto querella, ni denuncia, ni ha instado acciones contra el Sr. Iglesias», destacaba en el mismo. «La Sra. Bousselham ha puesto de manifiesto la amistad que, más allá de la relación laboral o política, mantiene con el Sr. Iglesias durante estos últimos años». Pero al juez no le convence ninguno de estos argumentos.

«El Sr. Iglesias guardó en su poder la tarjeta durante un periodo de tiempo no ha sido posible concretar», explica García-Castellón en su auto, adelantado por El Mundo. «Es, precisamente, durante este tiempo cuando habría podido cometerse el delito investigado, sospechándose que, en un momento dado, el Sr. Iglesias, con ánimo de dejar la tarjeta inservible para su destino natural, procedió a inutilizar el dispositivo». A la vista de estos hechos, su conclusión es clara: «Podemos concluir que la única explicación posible, a partir de los indicios recabados, para entender la inoperatividad de la tarjeta, es que los daños se causaran mientras estaba en poder del Sr. Iglesias».

En cuanto al hecho de que Bousselham acepte el hecho de que Iglesias «entrara en conocimiento de los archivos de la tarjeta de su titularidad», el juez considera que este ‘perdón’ sería suficiente para descartar otro de los delitos por los que pedía al Supremo: el de descubrimiento de secretos. Sin embargo, en ningún caso tumbaría el de daños informáticos, pues este no requiere previa denuncia «del ofendido, de la persona agraviada por el delito»: por mucho que Bousselham se oponga al informe pericial, «no se aprecia obstáculo procesal alguno que impida el esclarecimiento del hecho aparentemente delictivo» en torno al exvicepresidente.

García-Castellón rechaza así el razonamiento de Bousselham y defiende que el informe pericial «es pertinente». En cualquier caso, el recurso de la exasesora de Podemos pasa ahora a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que tendrá que responder una vez más a sus argumentos. Mientras tanto, la elaboración del informe pericial se mantiene y, con ella, la falta de entendimiento entre Bousselham y el juez, una situación que García-Castellón considera «llamativa» y puede terminar por salpicarle a ella: en octubre, cuando pidió al Supremo que investigara a Iglesias, también solicitó que se imputara a la exasesora de Podemos por falso testimonio.

Fuente: Beatriz Parera – El Confidencial

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] “Resulta llamativo”: el juez del caso Dina carga contra Bousselham por su defensa de Iglesias […]