El alcalde de Rivas (IU) nombró a dedo en el Ayuntamiento a su pareja con un sueldo de 71.258 €

El alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura Sánchez (Izquierda Unida), nombró a dedo a su pareja, Marta Valero Estremera, directora de servicio de Hacienda del Consistorio, un puesto de confianza con un salario bruto anual de 71.258,50 euros.

Poco después de ganar las elecciones municipales celebradas en mayo de 2019, del Cura hizo rápidamente uso de su facultad para nombrar a personal eventual, recogida en el artículo 104 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.

Este precepto establece que «el nombramiento y cese de estos funcionarios es libre y corresponde al Alcalde o al Presidente de la entidad local correspondiente».

Así, del Cura puso en práctica rápidamente esta potestad para nombrar en el decreto 3879/19, de Alcaldía, de fecha 9 de julio de 2019, al que ha tenido acceso OKDIARIO, a doña Marta Valero Estremera como directora de Servicio de Hacienda del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, con efecto de 15 de julio de 2019.

Un puesto, que según consta en la página web oficial del Ayuntamiento del municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid, tiene asignado un sueldo bruto anual de un total de 71.258,50 euros, en régimen de dedicación exclusiva.

Un sueldo que supera de largo el que percibe el propio alcalde, que asciende a 54.642,28 euros brutos anuales, es decir, 16.612,22 euros menos que lo que percibe la directora del Servicio de Hacienda del Ayuntamiento.

Si sumamos ambos salarios, la pareja se embolsa anualmente un montante de dinero público del Ayuntamiento que asciende a 125.900,78 euros.

Más enchufes en Rivas

Hace escasos días, OKDIARIO informaba de que el concejal delegado de Organización y Función Pública del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, José Manuel Castro Fernández, había enchufado también a su pareja  Ainhoa Vega Cuesta, como técnica de Parques y Jardines del Consistorio.

Castro Fernández, que en 2012 adujo «motivos personales» para presentar su dimisión después de que le pillaran conduciendo borracho y, poco después, conduciendo sin carné, volvió al Consistorio de Rivas Vaciamadrid tras las elecciones municipales de 2019.

A finales del año pasado, este concejal de Izquierda Unida protagonizó otro escándalo al suspender de empleo y sueldo durante 3 años y 4 meses a un Oficial de la Policía Local del municipio madrileño por escribir un correo electrónico a los empleados del Ayuntamiento denunciando, en marzo de 2020, que el Gobierno municipal no estaba por la labor de dotar de Equipos de Protección Individual (EPIs) a los agentes policiales del municipio.

Se da la circunstancia que el agente que ha sufrido esa sanción totalmente desproporcionada es el mismo que pilló a Castro conduciendo ebrio y, después, sin carné de conducir.

Fuente: Paula Baena – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios