Vox acaba con las declaraciones del Parlament que apoyaba el PP

El partido de Ignacio Garriga tumbará cualquier propuesta de declaración institucional que sirva para ‘colar’ ideología de género o temas partidistas.

Después de superar al PP en Cataluña en las últimas elecciones autonómicas, Vox quiere también desmarcarse de los ‘populares’ librando lo que denominan «batalla cultural». En el Parlamento catalán, los de Ignacio Garriga no apoyarán ninguna propuesta de declaración institucional que sirva para ‘colar’ ideología de género, LGTBI o temas partidistas.

Esta estrategia marca un punto e inflexión con la que mantenía el PP en la pasada legislatura. Como se observa en la web de la Cámara catalana, los de Alejandro Fernández apoyaron declaraciones respecto a la Agenda 2030 sobre políticas educativas (publicada el 18 de noviembre de 2020) o condenando el racismo tras la muerte en Estados Unidos de George Floyd (publicada el 4 de junio del 2020) que aludía al «diálogo» y a resolver las «tensiones sociales» con «soluciones legítimas» que se basaran en el «consentimiento y no la coacción».

Para Vox, se trata de declaraciones institucionales que se enmarcan en el llamado ‘consenso progre‘ y que sirven para incluir otros planteamientos que no comparten. Por esta razón, explican a instancias de Vozpópuli, tampoco han apoyado este martes una propuesta de declaración contra la homofobia, ya que en su texto se hacía referencia al Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia y defendía «la previsión que la Agenda 2030 incluya normas e impulsen leyes para seguir avanzando en la no discriminación y la igualdad real».

Esta alusión a la Agenda 2030 ha precipitado su rechazo: «No nos pasaron el texto del documento, y cuando la leímos nos dimos cuenta de que aprovechaban la condena a los ataques homófobos para vender la Agenda 2030. Pedimos que se votará por separado, pero no quisieron. No vamos a apoyar ninguna iniciativa que sea una intromisión a cómo las familias deben educar a sus hijos», explican desde el partido.

Añaden, además, que se presentó la propuesta «sabiendo que Vox la rechazaría» y consideran que es «otro ataque» contra su partido, como en su momento fue cambiar la Ley d’Hondt -que rige el sistema electoral catalán- con el método imperiali para arrebatarles el senador que se elige en función de la representación que se obtiene en el Parlament (el PSC se desmarcó de este acuerdo entre independentistas y En Comú Podem al considerar que, por ley, Vox tenía derecho a un senador).

Cordón sanitario a Vox

Su negativa a apoyar este tipo de declaraciones significará que el Parlament no podrá aprobarlas en nombre de la institución, ya que requieren de la unanimidad de todos los grupos. Lo deberá hacer mediante mayoría en la Junta de Portavoces, y especificando qué grupos apoyan dicha declaración.

En su intención de aplicar un cordón sanitario a Vox, los independentistas plantearon eliminar este requisito del reglamento, pero de momento no se ha tirado adelante. Esto permitirá a Vox marcar perfil propio en un momento en el que la Mesa acaba de admitir la propuesta de resolución para constituir las comisiones legislativas.

La composición de las comisiones legislativas se decide mediante un acuerdo entre los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios, y y los partidos independentistas, así como En Comú Podem y PSC, no están dispuestos a ceder ninguna presidencia a los de Ignacio Garriga, pese a ser la cuarta fuerza más votada el pasado 14 de febrero.

Sin unanimidad

Las declaraciones institucionales que el Parlament tira adelante por unanimidad suelen tener como objeto la lucha contra enfermedades o trastornos (como la Fibromialgia o el Déficit de Atención por la Hiperactividad). Son las de temas relacionados con geopolítica o relaciones internacionales, educación infantil o el procés separatista que no cuentan con el apoyo de todos los grupos.

Por ejemplo, el 21 de octubre de 2020, todos los partidos de la oposición rechazaron aprobar una declaración institucional a favor de los miembros de la Mesa del Parlament que habían sido condenados por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Solo Junts per Catalunya, ERC y la CUP aprobaron, a través de la Junta de Portavoces, dicha declaración.

En la misma línea, tampoco PSC, Cs y PP se quisieron sumar a una declaración sobre la situación en el Sáhara Occidental del pasado 24 de noviembre. La irrupción de Vox en esta nueva legislatura puede condicionar al PP, que en el pasado sí que ha apoyado declaraciones institucionales de distinta índole. A veces, tras una negociación entre los distintos grupos para que el texto se acomodara a las distintas sensibilidades que cohabitan en la institución.

Las fuentes del PP consultadas por este medio sostienen que hasta la fecha han apoyado aquellas declaraciones que consideraron que no ponían en entredicho sus posiciones y que seguirán trabajando en el futuro para «hacer propuestas».

Fuente: Laura Fábregas – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios