La Comisión Europea se lava las manos y paraliza la denuncia contra la ley Celáa: no es de su competencia

¿Qué ha sucedido con los valores europeos que defendió la comisaria Gospodinova? «Los padres deben tener la posibilidad de asegurarse de que la educación que se le da a los niños corresponde a sus convicciones religiosas», afirmó.

La Comisión Europea ha dado un giro de 180 grados y no continuará con el expediente abierto como consecuencia de la denuncia de la plataforma MasPlurales presentada contra la ley Celáa, dado que la Lomloe fue aprobada sin el necesario consenso social y sin la participación de los sectores interesados. Asimismo, denunciaba que la nueva Ley conculca derechos constitucionales (art. 27 CE), de la Unión Europea (arts. 14.3 y 16 de la Carta Europea de Derechos Fundamentales), así como Tratados Internacionales relacionados con la libertad de creación de centros docentes y la libertad de elección de las familias, pues al eliminar el concepto “demanda social” limita así el derecho a la libertad de enseñanza.

La Comisión justifica la decisión en su “falta de competencia para intervenir en el ámbito de la educación de los Estados miembros, ya que ellos son responsables de sus sistemas educativos y de los contenidos de la enseñanza”. ParaMasPlurales es evidente que la LOMLE conculca los arts. 14.3 y 16 de la Carta Europea de Derechos Fundamentales, por lo que la Comisión debería haber entrado a analizar el fondo de la denuncia.

En su día Europa se escandalizó por la ley Celaá y emplazó a la ministra a que certificara que su ley no vulnera la libertad de enseñanza

Señala también la Comisión Europea que, sobre la libertad de enseñanza recogida en la Constitución española, “la Comisión no tiene autoridad para interpretar ni aplicar dicha Constitución. Esto, así como la salvaguardia de los derechos fundamentales protegidos por la legislación nacional y las obligaciones internacionales de España, sigue siendo competencia de las autoridades nacionales”. MasPlurales considera que la Comisión Europea ha tomado una decisión de “equilibrio político” rehusando entrar en el fondo de la denuncia. Es obvio que la vulneración de derechos de los ciudadanos europeos recogidos en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE es competencia de la propia Unión y no de los países miembros. Si no es así, ¿qué clase de Unión Europea queremos y necesitamos?

El caso es que esta decisión puede resultar algo desconcertante ya que en su día Europa se escandalizó por la ley Celaá y emplazó a la ministra a que certificara que su ley no vulnera la libertad de enseñanza. De hecho, recordemos que la portavoz comunitaria de Educación, Sonya Gospodinova declaró que: «los padres deben tener la posibilidad de asegurarse de que la educación que se les da a los niños corresponde a sus convicciones religiosas y a sus visiones filosóficas».

Por su parte, aunque MasPlurales lamenta y está en profundo desacuerdo con la decisión de la CE, anuncia que sigue estudiando y trabajando en nuevas vías para defender «los derechos que entendemos lesionados y conseguir nuestro objetivo de minimizar e incluso anular los elementos más perjudiciales de la nueva Ley Orgánica de Educación y que venimos denunciando de forma reiterada». MasPlurales confía en que los recursos de inconstitucionalidad de la LOMLOE interpuestos ante el Tribunal Constitucional tengan éxito y mejoren la situación en la que nos encontramos.

Fuente: Virginia Gutiérrez – Hispanidad    

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] La Comisión Europea se lava las manos y paraliza la denuncia contra la ley Celáa: no es de su comp… […]