La UE aísla por vía aérea a Bielorrusia

Reacción al aterrizaje forzoso de un avión para detener a un disidente.

Lo que se ha atrevido a hacer Bielorrusia no tiene precedentes y además, abre la puerta a que, si no recibía la respuesta contundente, podían surgir imitadores. Ésta era la sensación reinante en Bruselas cuando ayer se reunieron los jefes de gobierno para tomar medidas contra el régimen de Lukashenko que sirvieran para marcar el terreno y evitar el riesgo de otros “secuestros” de aviones en el cielo europeo.

Medidas que se concretaron en tres áreas: aumentar la ya larga lista de bielorrusos sancionados, aplicar también sanciones económicas y aislar por aire al país. Aislarlo prohibiendo a las compañías bielorrusas entrar en el espacio aéreo europeo y pidiendo a las de la UE que no sobrevuelen Bielorrusia.

Cerrojazo aéreo

Se prohibirá a Belavia entrar en el espacio aéreo de la UE y usar sus aeropuertos

“Ha sido una actuación fuera de lo común, y es un precedente que podría inspirar a otros países”, dicen fuentes europeas, que describen de esta manera su percepción de lo que ocurrió el domingo en los cielos de la UE: un avión europeo que volaba entre dos capitales europeas con unas 120 personas a bordo es forzado a aterrizar en Minsk con excusas falsas para conseguir el verdadero objetivo, detener a un opositor al régimen, el periodista Román Protasévich.

“No toleraremos que se juegue a la ruleta rusa con la vida de ciudadanos inocentes”, dijo al final de la reunión el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, calificó de “secuestro” el aterrizaje forzoso del avión de Ryanair en Minsk y dijo que era “un ataque a la democracia, a la libertad de expresión y a la soberanía de la Unión Europea”. Un ataque que necesitaba un “respuesta fuerte”.

Un caza bielorruso obliga a aterrizar un avión comercial en el que viajaba un disidente

Nadie se cree los argumentos de Bielorrusia sobre potenciales amenazas que forzaron a desviar al avión. “No son creíbles en absoluto”, afirmó la canciller Angela Merkel pidiendo, como todos, la liberación del periodista.

Bielorrusia es el mal vecino europeo que ya tenía 88 ciudadanos y siete organizaciones sancionados. Ahora esta cifra aumentará, y además se incluirán penalizaciones económicas a oligarcas que sostienen financieramente al régimen. Pero, además, dado el salto cualitativo que supone la transgresión bielorrusa, también cambia el formato de las sanciones.

Evitar el riesgo

Se pide a las compañías europeas que no sobrevuelen Bielorrusia

Se actúa en el sector aéreo en dos frentes. Por un lado, se considera inseguro el espacio aéreo bielorruso y se pide a las compañías de la Unión Europea (UE) que no lo sobrevuelen. Y al mismo tiempo, se adoptarán las medidas necesarias para que las compañías bielorrusas no entren en el espacio aéreo de la UE y no aterricen en sus aeropuertos. Belavia tiene vuelos regulares a varias ciudades como Frankfurt y Varsovia, las que más, pero también Munich, París, Roma y también Barcelona.

Se buscaban fórmulas para llevar a cabo estas medidas de forma rápida. Son conscientes de que la investigación que han solicitado a la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO) puede llevar meses, sino años, en llegar a conclusiones y el tiempo político es otro. La primera reacción debía tomarse de forma inmediata, y probablemente, para ganar tiempo, en forma de decisiones individuales de los estados miembros coordinados a nivel de la Unión Europea.

Respuesta contundente

“Es un secuestro completamente inaceptable”, dice Von der Leyen

“Esto no puede quedar sin consecuencias”, resumió Josep Borrell, el alto representante de la UE. Por otro lado, Von der Leyen intentaba ofrecer la zanahoria que acompañe a tanta amenaza. “Tenemos 3.000 millones de euros para una inversión económica para Bielorrusia que está congelada hasta que se convierta en una democracia”, dijo Von der Leyen.

Este era el ambiente cuando a las siete de la tarde empezó la reunión de los líderes europeos, la primera presencial en muchos meses, y que tenía una agenda cargada sobre relaciones exteriores. Además de Bielorrusia, había que afrontar el dossier ruso, un vecino cada vez más desafiante, y terminó con encargo a Borrell de que elabore un informe para la próxima reunión en junio.

Pedro Sánchez

Pide a Marruecos “respeto a las fronteras de Europa, Ceuta y Melilla”

Además, también entró la dimensión exterior de la migración, un tema planteado por el primer ministro italiano, Mario Draghi, y en el cual intervino el presidente español, que informó de los acontecimientos ocurridos en Ceuta y que recogió nuevamente el apoyo claro de sus socios europeos, con el argumento de que es también la fronteras de Europa.

A su llegada a Bruselas, Sáncez hizo declaraciones pidiendo a Marruecos que respete las fronteras. “La relación de la UE con Marruecos, de España con Marruecos, es estratégica. Nosotros queremos una relación lo más constructiva posible, pero se tiene que fundamentar sobre dos ejes primordiales: la confianza y el respeto, en este caso, el respeto a las fronteras de Europa, españolas, de Ceuta, de Melilla”, dijo Sánchez, para destacar a continuación que “no hay mayor ni mejor aliado dentro de la UE que España” para defender intereses estratégicos para Marruecos.

Fuente: Jaume Masdeu – La Vanguardia

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios