El CNI busca a yihadistas de la guerra de Siria en Ceuta

Los radicales, vigilados por Marruecos, cruzaron la valla.

Los servicios de inteligencia españoles trabajan para tratar de dar con el paradero de un grupo de radicales, retornados de Siria, que estaban “monitorizados” por los servicios antiterroristas marroquíes y que cruzaron la semana pasada la frontera aprovechando la crisis humanitaria. Fuentes de la lucha antiterrorista confirmaron ayer a La Vanguardia que España trabaja en “colaboración” con Marruecos para tratar de dar con el paradero de los individuos a los que los servicios de inteligencia “identificaron” con absoluta claridad entre las imágenes que se difundieron de las personas que cruzaron la frontera de El Tarajal.

El grupo, de un número indefinido de integrantes, cruzó entre el lunes y el martes. Su identificación coincidió con el hecho de que los servicios de información marroquíes que los “tutelaban” desde su retorno de Siria los perdieran de vista.

Los servicios secretos del país vecino controlaban a los retornados, a los que identificaron cruzando

Durante toda la semana pasada, el CNI ha reforzado su presencia en Ceuta, como lo han hecho también la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Los servicios de inteligencia españoles tienen constatado además que entre las 9.000 o 10.000 personas que cruzaron entre el lunes y el martes la frontera, se colaron también miembros del ejército marroquí, camuflados entre las personas que aspiraban a alcanzar mejores circunstancias de vida.

La entrada de los radicales retornados preocupa seriamente a los servicios de inteligencia españoles que, al margen de la crisis diplomática, trabajan para tratar de dar con el paradero de los individuos y rehacer su recorrido en Ceuta desde que saltaron la frontera por el paso de El Tarajal.

Al margen de las cuestiones meramente de inteligencia, los menores y la crisis humanitaria que está derivando su gestión sigue centrando la actualidad en la ciudad autónoma de Ceuta.

Desde el lunes, los responsables de menores de la ciudad han asumido la tutela y gestión de los cinco centros habilitados para el cuidado de los menores que cruzaron entre el lunes y el martes. En un tiempo récord, ayer se abrió una nave que antiguamente fue un supermercado y que el Gobierno de la ciudad autónoma acondicionó con camas del ejército para 283 menores que pudieron ducharse en condiciones dignas por primera vez en seis días.

Poco ha trascendido de las pésimas condiciones en las que centenares de menores han permanecido días y días, en una nave en la que solo había tres letrinas embozadas, sin duchas y sin capacidad para comer un plato caliente. El Gobierno de la ciudad calcula que además de los mil menores que desde ayer tutela y cuida en su totalidad, otros 500 deambulan por la ciudad y otro número imposible de calcular se ha escondido en casas de familias musulmanas que les dan cobijo.

Las sumas dan miedo, como el saber que alrededor de 300 familias al otro lado de la valla tratan desesperadamente de recuperar a sus hijos que, en su mayoría, cruzaron la valla engañados o sin saber qué hacían.

Al margen de la crisis propia de la entrada masiva de marroquíes y subsaharianos, el dirigente de Vox, Santiago Abascal, llegó ayer a Ceuta, donde fue recibido por una manifestación contraria a su presencia a las puertas del Parador, donde ofreció una rueda de prensa. Durante toda la tarde, decenas de manifestantes protestaron por lo que consideraron una “provocación” y cuando intentaron bloquear la salida del estacionamiento en el que esperaba su comitiva, la unidad de intervención policial de la Policía Nacional cargó contra los asistentes.

Fuente: Mayka Navarro – La Vanguardia

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] El CNI busca a yihadistas de la guerra de Siria en Ceuta […]