Indignación en el mercado con la actuación de la CNMV en el caso Indra: «Es una vergüenza»

El valor de Indra vuelve a desplomarse más de un 3% este lunes tras el batacazo del 8% del viernes.

Presidente nuevo, costumbres viejas. Rodrigo Buenaventura se ha estrenado en su primer conflicto al frente de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), el ‘caso Indra’, con la inacción habitual en la historia del supervisor bursátil. Algo que ha provocado la indignación de inversores y participantes en el mercado.

El Gobierno comunicó a Indra el viernes 14 de mayo su decisión de que Fernando Abril-Martorell no continuará en la presidencia de Indra, pero la compañía ocultó esta información a sus accionistas y al conjunto del mercado durante días. Fue el viernes cuando la noticia saltó a los medios de comunicación a mediodía; si no, seguiría en secreto.

Esta ocultación intencionada de información privilegiada puede interpretarse como una infracción muy grave de la Ley del Mercado de Valores, aunque no hay constancia de que vaya a abrir un expediente (la CNMV siempre dice que lo investiga todo).

Pero ahí no acaba la cosa. Una vez que trascendió la noticia, Buenaventura no suspendió el valor y permitió que se hundiera un 7,96% (llegó a caer un 9% porque el mercado ve muy mal esta injerencia gubernamental) sin difundir esa información relevante en la web; es decir, sin que se garantizara una información simétrica a todos los participantes, primera obligación legal del supervisor.

Finalmente, Indra publicó una comunicación -lo que ahora se llama «información privilegiada», antes conocida como hecho relevante- a las 17:29, apenas seis minutos antes del cierre del mercado un viernes por la tarde (y víspera de puente en Cataluña) en el que muchos inversores no estaban pendientes de las pantallas. En esta comunicación daba cuenta de que Abril-Martorell no seguirá en la presidencia y otra noticia muy importante: aplaza su junta general de accionistas al 30 de junio.

«Es una vergüenza la actuación de la CNMV, o más bien su falta de actuación, en lo ocurrido con Indra. No se puede justificar de ningún modo», según uno de los principales despachos de abogados mercantilistas. «Recuerda los peores momentos de anteriores presidentes como Sebastián Albella o Elvira Rodríguez, por no hablar de Manuel Conthe, que se lleva la palma», señalan.

Las decisiones de suspender la cotización siempre han sido objeto de polémica puesto que nunca ha habido un criterio claro, lo que ha dado pie a numerosos agravios comparativos. La tesis es que se suspende cuando hay una información relevante que debe conocer el mercado y no se ha hecho pública. Pero la CNMV no suele considerar como tal las noticias de prensa, aunque provoquen desplomes como el del viernes (en este caso, adelantada por El Confidencial).

De cualquier modo, «la destitución del presidente de una empresa por el Gobierno, cuando el Estado solo tiene el 20% del capital, es innegablemente una información relevante que debería haber provocado la suspensión del valor y una sanción muy dura por su ocultación durante una semana», señala otro importante bufete.

Fuente: Eduardo Segovia – OKDiario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios