El director de cine iraní Babak Khorramdin es descuartizado por sus padres por estar soltero

Brutal crimen en Irán. El director de cine Babak Khorramdin ha sido asesinado y después descuartizado por sus propios padres por estar soltero con 47 años. Se trata de un llamado ‘crimen de honor’, es decir, el asesinato de una persona por parte de uno o varios miembros de su familia, debido a la creencia de que la víctima habría causado desprestigio a su familia a causa de su comportamiento sexual.

El asesinato, tal y como ha relatado la Policía, fue completamente escabroso. Los padres de Babak lo anestesiaron, lo apuñalaron hasta su muerte y lo descuartizaron para poder trasladarlo fuera de la casa familiar. Las partes de su cuerpo fueron encontradas en la ciudad de Ekbatan, cerca de Teherán, la capital del país, en en bolsas de basura y maletas.

Babak Khorramdin ni siquiera vivía en Irán. El director de cine vivía y estudiaba en Londres pero había viajado a su país de nacimiento para visitar a su familia e intentar trabajar allí como profesor. Allí habría mantenido una fuerte discusión con sus padres por seguir soltero con 47 años, algo que llevó a sus padres a matarlo por dañar su honor.

Tal y como se ve en las imágenes, los padres sacaron de la vivienda los restos de su hijo descuartizado en bolsas y maletas y se subieron tranquilamente al ascensor de su domicilio para deshacerse de él.

El padre de Babak ha reconocido los hechos. Según ha explicado Mohammad Shahriari, director del Tribunal Penal de Teherán, el hombre ha confesado el asesinato y haber tirado sus restos a la basura posteriormente. Los dos padres han sido detenidos mientras la investigación policial continúa.

Pero la extrema crueldad y maldad de estos padres no queda aquí. Además, habrían confesado que hace algunos años también acabaron con la vida de su hija y su yerno.  «Los padres de Khorramdin confesaron que mataron al yerno de la familia Khorramdin en 1990 y a la hija de la familia en 1997 de la misma manera, es decir, desmembrando el cuerpo y trasladándolo a la basura», ha señalado Shahriari.

Babak estudió en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Teherán en 2009 e hizo un máster en cine. Tras eso se mudó a Londres para continuar sus estudios audiovisuales para después regresar a Irán con la idea de enseñar cine.

La confesión del padre

El padre de Babak Khorramdin dijo al Tribunal Penal de Teherán que está contento de haber asesinado a su hijo. El veterano de la guerra Irán-Irak, Akbar Khorramdin, de 81 años, confesó haber matado a su hijo y aseguró: «Estoy aliviado … ya no tengo preocupaciones en mi vida».

El presunto asesino defendió ante la Justicia que «desde la pandemia del coronavirus y las clases en línea, Babak había llevado a los estudiantes a casa tres días a la semana con el pretexto de darles lecciones privadas». «Fue interesante que Babak solo trajera estudiantes mujeres a casa. No sabíamos si realmente eran estudiantes «, asegura.

Akbar Khorramdin continuó diciendo que su hijo le pidió a su madre que cocinara para él mientras él se retiraba a su habitación con sus invitados, con quienes suponían que se acostaba. «Le pedí a mi hijo que consiguiera su propio lugar», dijo, «pero Babak se negó; dijo que solo su cadáver saldría de nuestra casa. A veces nos pegaba».

«El 14 de mayo, fui con Babak a hacer algo de ejercicio en Ekbatan y le dije nuevamente que vendería mi auto y le daría su parte para que pudiera alquilar una casa para él. Babak reiteró que no iría a ninguna parte. Le advertí Babak que o se iba, o que conocía a alguien que podría conseguir 10 millones de tomans para que lo mataran. Babak sonrió y dijo: ‘No seas tonto. Soy Babak; nadie puede hacer nada’», dice el padre.

Luego pasó a describir el asesinato en sí: «Cuando llegué a casa, le dije a mi esposa que Babak no estaría de acuerdo en dejar la casa. Decidimos matarlo. Mi esposa vertió muchas pastillas para dormir en la comida de Babak, y cuando mi hijo estaba medio inconsciente, lo apuñalé hasta la muerte».

«Luego llevamos el cuerpo al baño, pero como no pudimos sacar el cuerpo de la casa, cortamos el cuerpo de Babak en pedazos con un cuchillo y un machete. Después de empacar las partes del cuerpo, las tiramos a tres botes de basura», confesó.

Fuente: Diana Arias Bravo – OKDiario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios