Los empresarios se resisten a arropar a Pedro Sánchez en la presentación del nuevo plan para transformar España

Moncloa está llamándoles por teléfono y se encuentra con evasivas. Rechazan ser utilizados para una campaña de imagen del presidente.

El Gobierno se está esforzando en los últimos días por cambiar radicalmente la agenda política marcada todavía por la debacle del PSOE en las elecciones de Madrid. La Moncloa tiene diseñado un contraataque que tendrá esta semana uno de sus platos fuertes, con la presentación del plan ‘España 2050’ protagonizado por Pedro Sánchez.

Dos semanas después del batacazo electoral del 4-M, en las que Sánchez ha permanecido prácticamente desaparecido, adoptando un perfil muy bajo, el presidente está multiplicando su presencia pública para reforzar su imagen y vincularla a noticias positivas, como el avance de la campaña de vacunación.

Esta semana tendrá como hito más importante el jueves, cuando presentará en el Museo Reina Sofía de Madrid el llamado plan ‘España 2050’.

Se trata de un ambicioso documento que Moncloa lleva preparando desde hace un año con 100 expertos españoles en todo tipo de disciplinas, especialmente economistas, aunque también sociólogos, científicos, expertos en educación o en transición ecológica, varios de ellos con cátedras en universidades extranjeras.

Sánchez  pide el apoyo de los empresarios

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de varias grandes empresas del IBEX 35, Moncloa ha desplegado intensas gestiones, sin demasiado éxito por ahora, para conseguir la asistencia de presidentes de las principales compañías del país.

Varios han sido telefoneados personalmente por el propio presidente del Gobierno. Busca reeditar una imagen de sintonía con los grandes empresarios que allane una legislatura que todavía no tiene garantizada por la inestabilidad de sus socios de investidura.

Fuentes conocedoras de estas conversaciones discretas aseguran que Sánchez se está empleando a fondo para lograr que el acto sea eminentemente económico y técnico. Sin embargo, la mayor parte de las compañías dan por hecho que “el evento va a ser un movimiento más político que empresarial para dar aire al presidente”.

“Parece que le estamos haciendo la campaña”

Por el momento, los altos ejecutivos contactados por el equipo de Pedro Sánchez han respondido con evasivas a la invitación de Moncloa, según ha podido confirmar ECD. La mayoría de las empresas se decantan por enviar al evento promovido por el Gobierno a un representante de perfil medio.

“Hacernos la foto con Sánchez no nos aporta nada en este momento”, se muestran tajantes desde un gran banco del país.

Critican que el principal objetivo de la presentación del plan ‘España 2050’ va a ser reforzar la imagen de Sánchez como líder político, ahora en horas bajas tras el fiasco del PSOE en Madrid, más allá de un interés puramente empresarial. Y no están dispuestos a ser utilizados para una campaña de marketing, imagen y relanzamiento del presidente.

De ahí, revelan a Confidencial Digital desde varias compañías del IBEX, que la decisión vaya a ser adoptar un perfil más bajo que en anteriores ocasiones. “Y es que, si ahora nos apuntamos al acto de Pedro Sánchez con los primeros espadas, puede parecer que le estamos haciendo la campaña electoral”, destacan.

Arropado por el IBEX con el plan de recuperación

En cambio, Sánchez logró rodearse el pasado mes de octubre de los grandes empresarios de las principales empresas cotizadas para presentar el “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española”.

En aquella ocasión el escenario fue La Moncloa, en un acto novedoso por las restricciones provocadas por el coronavirus y que se desarrolló por videoconferencia.

Era la segunda conferencia que el presidente del Gobierno pronunciaba ante los principales representantes de las principales compañías españolas en apenas un mes, tras la que había protagonizado en la Casa de América en el arranque del curso político a principios de septiembre.

Participaron en ambas citas la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, el de Inditex, Pablo Isla, el de Telefónica José María Álvarez-Pallete, y el de BBVA, Carlos Torres.

También asistieron Isidro Fainé, presidente de la fundación bancaria La Caixa; Ignacio Sánchez Galán, primer ejecutivo de Iberdrola; José Bogas, consejero delegado de Endesa; Antonio Brufau, presidente de Repsol, y Florentino Pérez, presidente de ACS.

Sin la baza del reparto del dinero europeo

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que Moncloa utilizó entonces la baza del reparto de las ayudas europeas, el plan de digitalización de 140.000 millones de euros, con 20.000 millones públicos a repartir en tres años, y la promesa de aparcar la subida de impuestos pactada con Podemos, para convencer a los empresarios.

En la cúpula económica del Gobierno recuerdan que la crisis provocada por la pandemia ha golpeado duramente a las empresas y Moncloa, que ha intensificado el cauce de contactos en los últimos meses con los primeros espadas del IBEX, les ha prometido ayuda si hay colaboración mutua. Pero ese argumento no acaba de convencer esta vez a los empresarios.

Fuente: José Antonio Frauca – El Confidencial Digital

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios