Marruecos amaga con una ‘marcha verde’ en Ceuta y deja a miles de migrantes en las calles

El aluvión de llegadas vivido este lunes en la ciudad autónoma ha generado una situación de caos en las calles y las autoridades se han visto desbordadas ante el goteo constante.

Miles de inmigrantes, mayoritariamente de nacionalidad marroquí, cruzaron la frontera con Ceuta durante la jornada de este lunes. Las cifras oficiales hablan de 6.000 personas, entre los que hay hasta 2.000 menores, pero lo cierto es que en el espigón de la playa del Tarajal el goteo era incesante. La aparente decisión de Marruecos de levantar sus controles migratorios generó el caos en las calles de la ciudad autónoma, en la que no se recuerda una jornada igual. Con las autoridades ya desbordadas y a la espera de refuerzos, centenares de personas hacían cola al otro lado de la valla esperando su turno para acceder a territorio español en los primeros minutos de este martes.

Las llegadas no cesaron, tanto en el lado del Tarajal como en el de Benzú, en los dos extremos de Ceuta. Una antigua empleada del hogar transfronteriza aseguraba durante la tarde que en una población marroquí colindante, Belyounech, “no queda nadie”, apuntando a que sus habitantes habrían dejado la localidad para poner rumbo a España. En la otra punta de la ciudad autónoma, que da a Fnideq (Castillejos), la hilera de personas fue la misma desde las 17:00 hasta las 00:00. Esta se fue nutriendo primero de los municipios aledaños y, más tarde, de otros lugares del reino. Algunos de quienes atravesaban la frontera decían haber visto incluso autobuses provenientes de Tetuán, en plena escalada de tensión en las relaciones Rabat-Madrid.

Entre quienes cruzaban la frontera, dominaban los varones jóvenes y al menos 2.000 habrían asegurado que son menores de edad, lo que dificulta su repatriación de forma inmediata. Los perfiles, sin embargo, no eran los comunes que suelen vislumbrarse en estos casos, ya que también podía observarse a mujeres, niños y niñas, e incluso ancianos. “Fuck Mohamed VI” o “viva España” son algunos de los gritos que lanzaban al pisar suelo nacional. La mayor parte de ellos pasaron encaramándose a la valla en la parte en la que esta se acaba al llegar al final del saliente de piedra, pero otros lo han hecho a nado. Al menos una persona ha muerto ahogada.

Pinche para ver el álbum.
Pinche para ver el álbum.

Poco antes de la medianoche, fuentes de Interior consultadas por este medio sostenían que el goteo de personas accediendo a España era de unas 30 por minuto. Entre los centenares de menores que entraron durante el día, muchos terminaron hacinados, lejos de cumplir los protocolos pandémicos, a la espera de ser atendidos por las autoridades. De los rostros de muchos de ellos se deducía que ni siquiera se encuentran en su adolescencia aún. El Ejecutivo español empezó a trasladar a estos niños a naves del área del Tarajal y de Piniers.

España moviliza al Ejército en Ceuta tras la entrada de más de 5.000 marroquíes en 24 horas

En las calles ceutíes, el ambiente fue completamente inusual. Las calzadas donde normalmente reina el silencio, este lunes eran testigos de un ir y venir de personas que las asemejaba más a sus días de feria. En un solo día, entró en Ceuta más del 6% de su población total (en torno a 84.000 personas). Algunos de quienes cruzaban eran recogidos por coches que se acercaban a la playa del Tarajal, mientras que otros han deambulado por el terreno sin rumbo fijo y sin unas instalaciones en las que poder ser acogidos.

‘Yallah’

A la 1:00 de este martes, la Delegación del Gobierno en Ceuta informaba de que se había habilitado el estadio Benoliel para trasladar allí a los marroquíes adultos que se encontraban en la vía pública. Desde el Ministerio de Exteriores, se enfatizó rápidamente que la mayoría de los recién arribados de forma irregular serían devueltos en las próximas horas ejecutando los tratados vigentes. Este proceso ya habría comenzado durante esta misma madrugada.

Foto: Javier Sakona.
Foto: Javier Sakona.

Los agentes que se encuentran en las inmediaciones se han visto sobrepasados en todo momento desde las primeras llegadas en la mañana de este lunes y los refuerzos del Ministerio del Interior, 200 agentes, no llegan a la ciudad hasta este martes, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta. Las imágenes vistas en la ciudad durante la última jornada apuntan a un despliegue insuficiente. Ya en los primeros compases de este martes, Europa Press informó de que el Ejecutivo movilizaría el Ejército, mediante las unidades de La Legión y Regulares. En 2005, José Luis Rodríguez Zapatero ya terminó enviando las fuerzas armadas para frenar los asaltos a las verjas.

El aluvión sufrido en los extremos de la valla habría hecho a Interior concentrar sus recursos en estos puntos. Esta es la razón por la que fuentes del Centro Nacional de Inteligencia apuntaban que tenían informaciones de que podría producirse un salto masivo del cercado en zonas que hubieran quedado sin vigilancia. En este caso, se trataría de migrantes subsaharianos.

Al otro lado de la frontera, en Marruecos, corría en los últimos días el rumor de que el Gobierno abriría la mano y despejaría sus controles fronterizos durante varios días. Lo que coloquialmente se ha bautizado como ‘yallah’, expresión que significa ‘vamos’ en árabe, ha sido percibido por algunos ceutíes como un fenómeno similar a la llamada Marcha Verde, que tuvo lugar en 1975 bajo el impulso de Hassan II para tomar pacíficamente el Sáhara Occidental. Las cifras de llegadas están, desde luego, lejos del último récord de accesos irregulares, que tuvo lugar entre el 7 y el 8 de noviembre de 2020, cuando Canarias recibió 2.188 inmigrantes en 58 pateras.

Foto: Javier Sakona.
Foto: Javier Sakona.

El movimiento se habría producido después de que el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, ingresara el pasado 18 de abril en un hospital en Logroño enfermo de covid-19 y de que un medio local vinculado al régimen marroquí hubiera informado en las últimas horas de que Rabat cortaba la cooperación policial y de inteligencia con España y también con Alemania. En 2014 ya se produjo una ruptura de la cooperación migratoria, pero sí hubo una comunicación oficial.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se pronunció en la noche de este lunes sobre la situación. En una entrevista en Cadena SER, trató de desvincular la acogida humanitaria al líder saharaui del aluvión organizado por Marruecos. “No concibo que se ponga voluntariamente en riesgo la vida de menores en el mar, como hemos visto en estas últimas horas en Ceuta, no concibo poner en riesgo la vida de jóvenes y menores como respuesta a una acción humanitaria”, aseguró la titular del ramo, que incidió en que había mantenido conversaciones con Rabat durante la jornada.

Fuente: Javier Sakona – El Confidencial

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios