Laya envía a los embajadores una circular «prioritaria» sobre las efemérides LGTBI

Sorpresa entre algunos diplomáticos por este cable de Laya cuando aún no ha llegado el plan de vacunación anti-covid. Exteriores les recuerda que no deben poner la bandera arcoíris en sus legaciones.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha enviado una circular «prioritaria» a las embajadas españolas sobre las efemérides del colectivo LGTBI en los próximos meses. El escrito, al que tenido acceso Vozpópuli en exclusiva, ha causado sorpresa en algunas legaciones diplomáticas, sobre todo cuando no se ha concretado aún el plan de vacunación del personal del servicio exterior.

El cable diplomático se envió el pasado 12 de mayo y se le puso la clasificación de «reservado«. En el escrito se recuerda que este lunes, 17 de mayo, se conmemoró el día internacional de lucha contra la homofobia, la transfobia y la bifobia. Luego, que el 1 de julio se cumplirán 16 años de la ley sobre matrimonio igualitario que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Y, finalmente, que esta efeméride coincidirá con los eventos en muchas ciudades de la semana del Orgullo LGTBI. En el caso de Madrid, la coordinadora estatal ha organizado una serie de actividades del 28 de junio al 4 de julio bajo el lema ‘Los derechos humanos no se negocian, se legislan: Ley Integral Trans Ya, les recuerda la ministra a los embajadores (leer abajo). 

Circular LGTBI del MAEC by Vozpopuli

“Estas conmemoraciones son una buena ocasión para poner de manifiesto el avance de España y de la sociedad española en la aceptación de la diversidad y en la configuración de un espacio seguro y de inclusión para las personas LGTBI», subraya Laya.

70 países encarcelan a los LGTBI

Además, la ministra adjunta un argumentario que tiene por objeto “sustentar acciones específicas desde nuestras Representaciones para poner énfasis en la generación de reputación para nuestro país”. Su departamento es consciente de la “muy diferente situación legislativa” según cada país. En la actualidad, 70 países siguen encarcelando a personas LGTBI.

De ahí que deje al criterio de cada diplomático español la aplicación de la circular sobre LGTBI, según el contexto local, “en tanto redunde en beneficio de la imagen y reputación de España en cada país, para su uso en eventuales contactos y gestiones con interlocutores bien institucionales o de la sociedad civil, actos específicos, acciones de comunicación digital o inclusión en actividades locales».

En este sentido, a lo largo del mes de junio se celebrará en la red de centros culturales de España la segunda edición de ‘Armarios Abiertos’ centrada en el colectivo LGTBI en Iberoamérica. También está prevista la emisión de entrevistas a destacados activistas en esta región y en Guinea Ecuatorial. La plataforma ExteriorEsDiverso presentó este lunes el caso de Rusly Cachina Esapá, una activista transgénero que ha fundado el colectivo ‘Somos parte del mundo’ en la antigua colonia española.

En último lugar, Laya recuerda a los embajadores españoles el contenido de la sentencia de mayo de 2020 del Tribunal Supremo que prohíbe el uso de banderas no oficiales en edificios públicos. Eso incluye la enseña arcoíris del movimiento LGTBI, de ahí que no se podrán izar en las embajadas o consulados repartidos por el mundo.

En los últimos meses se ha incrementado notablemente el número de iniciativas en Exteriores sobre el colectivo LGTBI. Por ejemplo, Laya y la titular de Igualdad, Irene Montero, redactaron en enero una circular a los embajadores en la que se les instruía en cómo dirigirse a los transexualesVozpópuli también desveló a principios de año que el departamento de Laya había contratado a la hermana del exportavoz de Podemos en política exterior, Pablo Bustinduypara que elaborase cinco informes LGTBI por 15.000 euros.

Asimismo, unos días antes del 8-M, Laya envió una circular a las embajadas y consulados en la que se colocó la igualdad de género como un «elemento distintivo» de la diplomacia española. También se enumeraron las principales directrices de la nueva «política exterior feminista» del Gobierno de coalición.

Polémica sobre la «diversidad»

Más polémica fue la inclusión dentro del borrador del reglamento de la Carrera Diplomática del concepto «diversidad» entre los principios para acceder a ella -junto a los de igualdadmérito y capacidad-, un asunto que provocó revuelo dentro del Ministerio de Asuntos Exteriores. La principal asociación de diplomáticos -la ADE- pidió que dicho término sólo apareciese en el preámbulo y no en el articulado del citado reglamento.

En el fondo, subyace el temor de que el articulado abra la puerta al establecimiento de cuotas y que el reglamento sea impugnado ante los tribunales. En la actualidad, en cada convocatoria anual para convertirse en diplomático hay dos plazas reservadas para candidatos que acrediten una discapacidad.

Una iniciativa para corregir la discriminación que históricamente han sufrido estas personas. Si estos candidatos no logran superar los exigentes exámenes, las citadas plazas quedan vacantes. Ahora, con la diversidad, se abrirían otras opciones similares, en opinión de la ADE.

Laya Felipe VI LGTBI
Felipe VI y Arancha González Laya con la última promoción de diplomáticos españoles.

«El concepto de diversidad, heredado de tradiciones jurídicas anglosajonas, no tiene un reflejo en el derecho constitucional español», advirtieron fuentes de la ADE a Vozpópuli. Por ejemplo, el artículo 14 de la Carta Magna, que consagra la igualdad y no discriminación de los españoles ante la ley, «no menciona el fomento de la diversidad de ningún tipo«.

«El legislador constitucional no incluye ninguna mención a la diversidad como principio a promocionar en el acceso a la función pública, mientras que sí lo hace al mérito y capacidad y a la igualdad» en los artículos 23.2 y 103.3 de la Carta Magna, prosiguieron las citadas fuentes tras el paso dado por Exteriores. Desde la Oficina de Información Diplomática (OID) se evitó entrar a valorar este asunto a preguntas de este periódico.

Asimismo, el artículo 55 del Estatuto Básico del Empleado Público «establece los principios rectores en donde puede observarse que se incluye el principio de publicidad, pero no el de diversidad» y una sentencia del Tribunal Supremo de 2002 impide exigir «requisito o condición alguna que no sea referible a los conceptos de mérito y capacidad» cuando se opte a una plaza de funcionario.

«Tanto el concepto de diversidad como el de pluralidad«, hicieron hincapié las fuentes de la ADE, «siendo importantes y convenientes en toda organización, pertenecen más bien al campo de la sociología«. En su opinión,» la igualdad contiene de facto y de iure, natural y esencialmente, la idea de diversidad». Por ello, subrayaron el «temor» a que este borrador de reglamento «pueda nuevamente naufragar en los tribunales» si finalmente es aprobado por el Ejecutivo en los citados términos.

Fuente: Antonio Rodríguez – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios