El Gobierno eleva a 67 millones el gasto en asesores para rescatar empresas en quiebra

A los 42 millones previstos para los asesores externos de la SEPI se suman otros 25 que el Ejecutivo prevé destinar al fondo de Cofides para empresas medianas.

Cofides ultima la puesta en marcha de su fondo de 1.000 millones de euros para rescatar empresas medianas y pequeñas afectadas por la pandemia. La sociedad pública, dependiente del Ministerio de Industria que encabeza Reyes Maroto, ya ha arrancado los trámites para montar un ‘pool’ de asesores que le dé apoyo en la evaluación y gestión de las solicitudes.

Según consta en la documentación de la licitación consultada por Vozpópuli, Cofides tiene previsto destinar un total de 25 millones de euros para pagar a los asesores jurídicos y financieros seleccionados, que serán alrededor de 30. El funcionamiento del Fondo de Recapitalización de Cofides es muy similar al de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). De hecho, la idea es que las empresas que no cumplan los requisitos del fondo de SEPI por tamaño y cuantía del rescate (el mínimo es 25 millones) puedan acceder al de Cofides. Sumando ambos fondos, el montante destinado a pagar asesores externos ya asciende a 67 millones.

El fondo de Cofides prevé vehicular sus rescates, que según anunció el Gobierno serán de entre 5 y 25 millones de euros, “mediante instrumentos de deuda, de capital e híbridos de capital, o una combinación de ellos, a empresas no financieras”. Al igual que el de la SEPI, el fondo está abierto a cualquier empresa sin importar el sector en el que opere.

En principio, el equipo de asesores firmará un Acuerdo Marco vigente hasta el 31 de diciembre de 2021, pero la licitación prevé que se pueda alargar más tiempo. En todo caso, la duración máxima no será superior a cuatro años.

Los interesados tienen hasta este viernes 21 de mayo para presentar sus ofertas, que pueden ser individuales o junto a otras empresas a través de una Unión Temporal de Empresas (UTE). Deben acreditar experiencia en operaciones de al menos diez millones de euros y equipos de al menos una decena de personas.

Los asesores financieros deben declarar un volumen de facturación anual de al menos 20 millones de euros y los jurídicos de al menos 15 millones. También deben contar con un seguro de responsabilidad civil de 4 millones vigente durante la duración del contrato.

El fondo de Cofides verá la luz casi un año después del arranque del Fondo de Apoyo a la Solvencia de las Empresas de la SEPI, dotado con 10.000 millones de euros, y que ya tiene su propio equipo externo formado por 40 asesores entre despachos de abogados y financieros. En este caso, la SEPI prevé un gasto máximo de 42 millones.

“Los consultores homologados competirán en precio y también en credenciales para la adjudicación de cada expediente concreto, motivo por el que se estima que el monto final de los contratos sea claramente inferior”, explican fuentes de Cofides a este diario. Además de superar el ‘examen’ de los asesores y de Cofides, las mismas fuentes añaden que las empresas rescatadas “deberán acreditar determinados requisitos de cumplimiento normativo (por ejemplo, estar al día en el pago de impuestos) y se comprometerán a ciertas limitaciones operativas, como el control de la política de dividendos“.

Los asesores tienen un papel clave

El papel de los asesores externos en los rescates es clave porque son ellos los encargados de evaluar que las empresas solicitantes cumplen con los requisitos para acceder a la ayuda y hacer un análisis de viabilidad y riesgo: valoración del plan de negocio, viabilidad de la empresas, análisis económico-financiero precovid, evaluación de la capacidad de repago, due diligence legal… etc.

Por ahora, la SEPI ha aprobado los rescates de Air Europa (475 millones), Ávoris y Halcón Viajes (320 millones), Duro Felguera (120 millones) y Plus Ultra (53 millones). Las peticiones todavía pendientes de recibir el visto bueno del organismo y del Consejo de Ministros superan la treintena.

En el caso de Plus Ultra, la SEPI contó con el asesoramiento externo de Deloitte DC Advisory para dar luz verde al rescate, así como un informe de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Las adjudicaciones a ambos se hicieron por la vía de urgencia y los contratos, por ahora, no están disponibles en la Plataforma de Contratación Pública.

El organismo público contó con el visto bueno de los tres informes antes de aprobar el rescate más polémico hasta la fecha y que ya está siendo objeto de investigación en el Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid. Al igual que los asesores de Cofides, la SEPI también exigía a sus asesores externos un seguro de responsabilidad civil por las posibles responsabilidades derivadas de su asesoramiento.

Fuente: Álvaro Zarzalejos – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios