Pedro Sánchez nombró al socialista detenido (muy cercano a Ábalos) cuando ya estaba imputado

La detención del subdelegado en la Comunidad Valenciana por corrupción golpea a Moncloa directamente por su promoción pese a estar ya bajo sospecha en el «Caso Taula».

Pedro Sánchez nombró en junio de 2020 subdelegado del Gobierno en Valencia a Rafael Rubio, detenido este jueves por el supuesto cobro de mordidas, cuando ya pesaba sobre él otra acusación formal por posibles delitos de corrupción.

El presidente y secretario general del PSOE adoptó esa decisión, a instancias de su hombre en Valencia, el ministro José Luis Ábalos, cuando Rubio ya estaba imputado en una de las partes del llamado «Caso Taula», la conocida como «pieza de los zombis«: la contratación con dinero público de asesores sin función alguna, para financiar así el clientelismo del partido a cargo del erario valenciano.

Y, además de esa imputación, era un viejo conocido con una amplísima trayectoria en el PSOE valenciano que concluyó, en 2015, con un encargo que con su detención cobra todo el sentido: fue el responsable técnico del Urbanismo valenciano, sobre el que ahora recaen todas las sospechas de haber favorecido determinadas adjudicaciones a cambio de mordidas en las que también aparecen señalados representantes del PP de la época de Rita Barberá.

El detenido fue primero rival y luego aliado de Ábalos. Y Sánchez le ascendió cuando ya estaba imputado

Antes de eso, el mejor colaborador de Ábalos fue su máximo rival: fue candidato a la Alcaldía en 2003 y secretario general del PSPV en el Cap i Casal entre el 2000 y el 2007.  Rubio dejó su puesto al frente del PSPV local tras los malos resultados de la desaparecida Carmen Alborch para después ser diputado provincial entre 2007 y 2011, y después, parlamentario en Les Corts hasta 2015.

Después, vino el rescate de Sánchez, ya con sospechas en su historial, y una derivada muy controvertida: le puso al frente de la Guardia Civil o la Policía Nacional cuando, al menos el primero de los Cuerpos, le estaba investigando. Ahora ha terminado por detenerle.

Detenidos el subdelegado del Gobierno de Valencia y la mano derecha de Rita Barberá por cobrar comisiones

Las detenciones

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) ha detenido ese jueves all subdelegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Rafael Rubio; al ex teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia y mano derecha de Rita Barberá, Alfonso Grau; a una de sus hijas; al empresario Jaime María Febrer,  por su presunta implicación en una trama de corrupción urbanística sobre adjudicaciones inmobiliarias.

En la operación, según informa ESdiario Comunidad Valenciana, también han sido capturados como José María Corbín y toda su familia, incluida la hermana de la ex alcaldesa de Valencia, Asunción Barberá. También ha sido detenido el abogado de la empresa pública Divalterra de la diputaciónJose Luis Vera, siempre vinculado al PSPV-PSOE.

Fuente: Yolanda Lorenzo – EsDiario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios