El Parlament consuma su boicot al senador de Vox con una «estafa imperiali»

El voto de los independentistas, a los que se han sumado el PSC y la marca catalana de Podemos han ratificado el veto a que la formación tenga senador por designación autonómica.

El Parlament, a pesar de haberse renovado tras la elecciones, no ha modificado ni un ápice su intención de seguir incumpliendo las leyes y desafiando al Tribunal Constitucional. Agarrándose a un cambio en el sistema de reparto de los senadores autonómicos han consumado su veto a que Vox tenga su representante en la Cámara Alta.

Lo ha ratificado en una votación secreta, pero se puede deducir por el número de votos que tanto PSC como los comunes, la marca catalana de Podemos, se han aliado con el independentismo para dejar a la formación de Abascal fuera del Senado, a pesar de que por ley le correspondería.

 La Junta de Portavoces del Parlament ya acordó dejar a Vox sin senador de designación autonómica, imponiendo su «cordón sanitario antifascista», utilizando una fórmula de reparto distinta a la habitual, denominada ‘imperiali’, algo por lo que el partido ya avisó de que acudiría al Tribunal Constitucional (TC) si era necesario para revertir la decisión.

De hecho, el diputado de Vox Joan Garriga ha pedido la palabra al inicio del debate de este punto para criticar el uso de dicha fórmula, que califican como un «fraude de ley que ha contado con la connivencia de parte de la Junta de Portavoces y parte de este pleno».

«Han usado formula ‘imperiali’, pero podemos denominarla estafa imperiali democrática. Las fórmula utilizadas anteriormente, la D’Hondt o la mayoría de restos, nos daban siempre un senador. Y ustedes lo quieren evitar», ha reprochado.

Para Garriga, el Estatut, el reglamento del Parlament y la Ley de procedimiento de designación de senadores establece «claramente que la designación debe ser proporcional».

El pleno, que ha empezado a las 9.30 horas en el hemiciclo, ha contado sólo con la presencia de 65 diputados, mientras que el resto han participado mediante voto delegado, como medida por la pandemia del coronavirus.

Así, se ha aprobado la propuesta del PSC-Units de designar como senadores de designación autonómica a Manel de la Vega, Antoni Poveda y Lorena González; la de ERC, que planteó los nombres Josep Maria Reniu, Adelina Escandell y Pau Furriol, y la de Junts, que ha apostado por que repitan Josep Lluís Cleries y Assumpció Castellví.

Fuente: A.J. – EsDiario

 
Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios