El «Gran Hermano» ya no se esconde…

Toda la realidad ha sido suplantada por la «simple cosa que parece y no es». Los delincuentes políticos de guante blanco y sus expertos de medio pelo han sometido todo nuestro mundo y nuestra vida verdadera a la condición de apariencia…  Alfonso M. Becker

La república estadounidense ya se encuentra en el punto de no retorno y el vejestorio “despierto y degenerado”, Joe Biden, ha encerrado en una coctelera todas las posibilidades legales con las que los conservadores podrían haber plantado cara, legalmente, a la mafia demócrata.

El comunista americano de hoy es doblemente asesino en su político  proceder; primero porque sabe que está “repitiendo la historia” y segundo porque su catecismo de muerte es aún más sofisticado en una sociedad moderna que se rige por las leyes del espectáculo.

Un lector inteligente no debe caer en las múltiples trampas que despliega el socialismo que se hace llamar “democrático” para hacernos creer que la socialdemocracia es la única opción viable “decente” en el juego, o confrontación política para la gobernanza en el siglo XXI.

Entre otras razones, porque son lobos en la política; asesinos natos cuando se acercan y presienten el poder… Y -por supuesto-  les queda muy corto el disfraz de oveja.

Si le da un repaso a la historia encontrará que, de todos los comunistas del planeta durante el siglo pasado,los más peligrosos no eran los bolcheviques, ni los vietnamitas, ni los españoles, ni los chinos… Sino los estadounidenses.

Quizás ahora le venga a la memoria la esquizoide “caza de brujas” de Joseph Raymond McCarthy…  Conocía muy bien cómo se infiltraban los comunistas en todos los sitios estratégicos de una sociedad como la estadounidense.

Sí… no se deje engañar, está meridianamente claro, que estos neocomunistas se han presentado voluntarios a las altas jerarquías globalizadoras para recibir cientos de miles de millones de dólares y la batuta para el arduo trabajo de liderar, con la mentira, con el fuego  y con la espada, la dictadura en todo el planeta.

Hay tantos millones de por medio, repartidos por todo el mundo, que ya se han «señalado» todos los periodistas corruptos y todas las élites regionales que se han arrodillado ante George Soros y sus múltiples fundaciones con insondables fondos de inversión.

Las matanzas de Stalin en la Unión Soviética, o las de Pol Pot en Camboya, serían las más llamativas aberraciones criminales del lobo socialista disfrazado de cordero. Las finanzas de Soros, “en la oscuridad” política, le explicaría al lector la tragedia que está viviendo la república estadounidense.

No olvide que lo que ocurra en Washington, también ocurrirá en su casa pues los “nuevos asesinos” están copiando y desplegando sus perversiones sexuales en todos los países, controlando los libros de texto de sus hijos menores de edad.

El adoctrinamiento de todas las perversiones ya se da en las escuelas y los pederastas campan a sus anchas por los aulas de sus hijos indefensos; son criminales depredadores del sexo.

«Si controlas el pasado, te haces amo del futuro… solo tienes que usurparlo y robarlo en el mismo presente»… escribió  Eric Arthur Blair cuando nadie lo conocía de verdad…

El método criminal tendiente a conquistar el espacio geográfico de un niño pequeño es controlar la escuela para que nadie(ni siquiera su familia) pueda excluir la nueva doctrina sexual que predican los asesinos “despiertos”.

Parece que ha llegado la triste hora de hablar a solas con los árboles de la montaña si queremos buscar el sosiego y la paz para seguir sobreviviendo, a duras penas,  en el salvaje espectáculo teatral de gobernanza desplegado contra los indefensos ciudadanos.

En Capitol Hill, los políticos más corruptos, miserables y asesinos, pretenden ser el punto de referencia global indiscutible  y el único espejo en el que deben mirarse todas la élites del planeta  si quieren sobrevivir a la debacle que se avecina…

No puede haber otra muestra de incoherencia y locura generalizada en los Estados Unidos, que la actuación diaria de un degenerado senil con graves problemas intelectuales que, textualmente, está desmantelando la república estadounidense, y arrojando a la basura toda su historia, todos sus logros y todo el futuro de la primera potencia mundial.

Los enemigos de medio mundo están celebrando el colapso de los Estados Unidos mientra Europa está siendo invadida por asesinos mahometanos, sembrando el terror mediante el asesinato diario de personas inocentes.

Políticos sodomizados que viven en la orgía cotidiana, mientras incendian las iglesias y matan a los feligreses.

No… no estoy hablando de África, ni de Indonesia o Pakistán… Estoy  hablando de Francia, de Alemania, de Suecia, o del Reino Unido. El surrealismo político de las élites europeas consiste ahora en aceptar como “normalidad” que en París decapiten a varios profesores y en las iglesias le corten el cuello a feligresas que rezan a la Virgen frente al  altar.

Aconsejo a mis amigos los lectores, que no cojan el mapa para mirar hacia ningún sitio en concreto. Solo tiene que observar el lugar en el que hacen su vida todos los días de la semana para comprender que la mafia ha implantado sus tentáculos en todas las instituciones…

Las llamadas élites que nos gobiernan, de mala manera, están copiando el guión de odio desmedido que  procede y proviene de Capitol Hill.

Son famosos y malvados maricones perversos de opereta, los nuevos gobernantes criminales que trafican con migrantes en la oscuridad de la noche; y viejas prostitutas del partido las encargadas de redactar las leyes de educación pública mientras sus hijas van a universidades de lujo y prestigio.

Algo inalcanzable para los ciudadanos comunes. Mientras en la escuela pública se mueren de frío los pequeños con las ventanas abiertas, y los profesores, con sus abrigos y bufanda puestos, no aciertan a comprender la tremenda maldad de un gobierno que asesina ante la mirada de los ciudadanos, acosados y empobrecidos.

El nivel de manipulación política se acrecienta cada día en los Estados Unidos como el fuego interminable del infierno;  y la violencia criminal se ejerce, un día tras otro, sin que la “La otra mitad de América” (que así se llaman los republicanos) se «despierte a tiros» contra los asesinos que se han adueñado de la Casa Blanca.

El Estado Policial es el sello que distingue a los variopintos equipos surgidos de la «New doctrine of awakened socialists», es decir, los burócratas “con plaza laboral en propiedad” que ahora son comisarios políticos al servicio de la «mafia woke».

Quién mejor que esos burócratas gubernamentales que sufren los ciudadanos, en los cuatro puntos cardinales del planeta: de ellos no se librará  nadie ni en las democracias occidentales, ni en las autocracias del resto del mundo.

Pero lo más importante que tiene usted que asumir es que para implantar  el «socialismo a la medida»,  los comunistas van a por todas, no hay término medio; habrá tiros -tarde o temprano- y tendrán que matarlos las fuerzas de seguridad porque los socialdemócratas, históricamente, hacen el papel de “policía bueno” para engañabobos…

Es el viejo truco de lanzar a las tropas de choque del “lumpen” para que lo quemen todo y lo roben todo; para ofrecer trato, a continuación, a los sufridos y machacados ciudadanos,  una alternativa socialdemócrata a la barbarie que ellos mismos dirigen…

Son muy listos.

Las ambiciones de poder de los proxenetas comunistas y de sus viejas putas de partido, iluminadas por el sexo violento, sofisticado a la última moda, salvaje exhibicionista y desenfrenado, no tienen límites…

Las declaraciones políticas (si se puede llamar así)  en el Congreso muestran con claridad meridiana que para usurpar el Gobierno todas las opciones están sobre la mesa.

Primero la lectura diaria de la nueva doctrina sexual, y las aberrantes opiniones de una enferma mental “de libro” con sueldo de ministra que ve penes en las calles cuando mira el mobiliario público; o vaginas que aparentan ser alcantarillas mientras una farola peniforme… se pavonea como insulto machista.

La patética aparición de un transgender, en una escuela de menores, diciendo que “ELLA” siempre quiso ser profesora de parvulario…

La puesta en escena de esta basura política es siempre la misma: tomar la calle, atacar a las fuerzas del orden y hacer la vida imposible a la ya depauperada clase media… Y al perverso ministro homosexual le importa muy poco que maten a los policías a los que se supone tiene que proteger…

Es decir: todo vale, incluso el asesinato, si es para conseguir el control absoluto de la nación y esclavizar a los ciudadanos. Toda la llamada  izquierda, está en pie de guerra contra la libertad de expresión.

No … no se espante, lo hacen porque son marxistas violentos y están entrenados para la insurrección, el terrorismo callejero y la implantación inmediata del miedo a través de un “aparato” fascista sofisticado.

A usted no se lo han dicho, pero se lo digo yo: es el nuevo Nacional Socialismo, los nuevos nazis, que -curiosamente- odian a los judíos y tiene auténticos aparatos de propaganda en periódicos y cadenas televisivas.

Quieren el Gobierno para eternizarse. Nada de elecciones.

Tu religión desaparecerá para siempre si no te arrodillas ante el nuevo poder socialista. Para conseguirlo solo tienen que meter migrantes mahometanos por miles que quemen las iglesias; en Francia lo han hecho. …  Ya están destruyendo Europa y Estados Unidos.

También lo están haciendo en España… los socialistas.

Tienen un programa doctrinario que implica la utilización de listas negras para señalar, ofender a las personas, a la opinión pública,  y la crítica de quien no está de acuerdo;  agraviar, despreciar, denigrar, injuriar, difamar a cualquier persona u organización que obstaculice su carrera infernal hacia el poder.

El comunismo nunca renuncia a la victoria total; nunca se rinde, ni se retira; simplemente se reagrupa… En Estados Unidos toda la administración es “vitalicia” todos son socialdemócratas y ellos son los «comisarios políticos» que controlan a los ciudadanos.

Han conformado tal aparato «parapolicial» que no hay oposición alguna a los nuevos nazis de Washington que están desmantelando la república estadounidense a una velocidad de vértigo sin que nadie pueda hacer nada…

Esperemos que la nueva e incipiente Vandenberg Coalition sea la semilla de nuestra propia revolución democrática en España para hacer frente a estos malvados asesinos que ya están cantando victoria…

En Washington rezan todos los días para que los grandes magnates  multimillonarios George Soros y Charles Koch, los verdaderos culpables de la destrucción de la república americana, sean recogidos por sus dioses en el cielo…

Y que sus fundaciones desaparezcan en el barrizal de la historia. Estos dos individuos están financiando a la basura comunista  empeñada en destruir el Reino de España.

Es bueno recordar que algunos personajes legendarios no eran tan malos como los pintaban en el peligroso paisaje de la Guerra Fría.

El senador de los Estados Unidos, Joseph Raymond McCarthy fue, probablemente, un producto político de su tiempo; pero si hubiera existido hoy, ninguno de ellos estaría vivo…

Todos los comunistas que han incendiado y saqueado  todas las ciudades americanas; todos los que han matado a personas inocentes, ya  estarían bajo tierra, o en la cárcel.

La tremenda maldad de aprovechar una epidemia para despojar a los ciudadanos de sus derechos más elementales, solo puede ser obra de asesinos comunistas manejando una dictadura con argumentos médicos absurdos y absolutamente falsos.

El confinamiento domiciliario y las restricciones para la libre circulación es obra de una dictadura criminal. De hecho ha sido imposible llevarla a cabo en todo el planeta pues las cadenas de suministro no habrían funcionado ni a un nivel mínimo local.

El tiempo y la historia afecta a todos y a todos incumbe. No les quepa la menor duda de que habrá «ajustes de cuentas» cuando llegue su momento.

Hasta los más incultos e ignorantes han comprendido que vivimos una representación espectacular de teatro realizada por políticos corruptos,ladrones, farsantes y auténticos criminales; y estamos sometidos a una situación de esclavitud que alcanza de lleno a nuestros hijos.

Las falsas luchas espectaculares entre un Partido Único descrito por George Orwell en su obra 1984, y supuestos “Opositores” no son otra cosa que una engañifa para idiotas ignorantes. Son la misma  basura comunista contra sus acólitos disfrazados de libertadores.

Y entre los dos, lo roban todo y engañan a los ciudadanos…

En esta sociedad orwelliana de vigilancia masiva, agresiones víricas y bacteriológicas; y represión política, dirigida por auténticos asesinos socialistas, solo nos queda pelear  y luchar por nuestra libertad y la democracia.

Toda la realidad ha sido suplantada por la «simple cosa que parece y no es». Los delincuentes políticos de guante blanco y sus expertos de medio pelo han sometido todo nuestro mundo y nuestra vida verdadera a la condición de apariencia… que es el único producto que esta gentuza nos vende…

El «Gran Hermano» ya no se esconde.

Artículo-opinión de Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios