Vox se opone a pagar peajes en autovías y carga contra el Gobierno e Íñigo Errejón

El compromiso del Ejecutivo con Bruselas a crear un “pago por uso de la red viaria de carreteras” es interpretado por los de Abascal como “un expolio fiscal a los trabajadores”

Vox se opone frontalmente a los peajes. El partido liderado por Santiago Abascal carga contra el Gobierno por comprometerse con Bruselas a crear un “pago por uso de la red viaria de carreteras“, una medida que, a su juicio, supone un “expolio fiscal” a los trabajadores.

Desde Solidaridad, su sindicato afín, ya han advertido una ofensiva para tumbar la iniciativa. Varios diputados de la formación han salido en tromba a cargar contra los planes del Gobierno. Su delegación en la Unión Europea ha escrito una carta a la directora del grupo de trabajo “para la recuperación y la resiliencia” de la Comisión Europea, Celine Gauer, para aclarar el asunto.

El partido critica también al dirigente de Más País, Íñigo Errejón, y al director de la DGT, Pere Navarro, por justificar el pago. Tampoco se libran UGT y CCOO, sindicatos a los que Vox acusa de ser “meretrices del Gobierno de la ruina”.

“No vamos a pagar peajes”, advierten desde Solidaridad. “Un autónomo que tiene una furgoneta ahora es un terrorista climático. Un nuevo puñal al corazón del trabajador, del parado, del pensionista. En definitiva, más paro, más miseria y más ruina. Nos vamos a defender de los que nos quieren hundir”, ha asegurado Rodrigo Alonso, líder de Solidaridad.

Según la organización sindical, los sindicatos dirigidos por Pepe Álvarez Unai Sordo aprueban que el trabajador pague peajes para ir a trabajar. “Son meretrices del Gobierno de la ruina. Lo que necesitamos es menos jetas y vendeobreros como UGT y CCOO. Frente al expolio fiscal a los trabajadores españoles, solo queda Solidaridad”, lanzan. Las cuentas oficiales del partido en las distintas provincias repiten este mensaje.

Vox llama a Errejón “recambio de Pablenin”

Varios diputados de Vox no han tardado en oponerse públicamente a la medida. Sobre todo desde que Errejón se pronunciase. “La transición ecológica será justa o no será. Las medidas para desincentivar el coche tienen que ir acompañadas de desarrollo del tren de media distancia y de medidas compensatorias para quienes más lo necesitan”, considera el líder de Más País.

“Los ricos en coche, los pobres hacinados en vagones como sardinas en lata, ¿no?. Anda con el recambio de Pablenin. Más Podemos”, dicen los de Abascal.

“Es increíble. Van a eliminar la deducción por tributación conjunta y a poner peajes en todas las autopistas para pagar la transición digital y verde. Y aumentar el dinero para el lobby LGTB y los chiringuitos feministas. La izquierda pija en acción”, denuncia el diputado Agustín Rosety.

Van a eliminar la deducción por tributación conjunta y a poner peajes en todas las autopistas para pagar la transición digital y verde. La izquierda pija en acción

“La izquierda repelente y pija al servicio de sus amos. Con la excusa del clima, todos pobres, salvo las élites privilegiadas. Peajes, impuestos, cargas, prohibiciones. Una vida insoportable. ¡No!”, lanza Jorge Buxadé.

El diputado Víctor González señala que el Plan de Recuperación “también encierra una subida del diésel, los impuestos a residuos y plásticos, y una revisión de ayudas fiscales”. “En definitiva el gobierno de Sánchez, incapaz de reducir su gasto mastodóntico, trae más ruina y miseria”, zanja.

La medida del Gobierno

El Ejecutivo incluyó la medida de los peajes dentro de su ficha 28 sobre la reforma fiscal, en la que también recoge su intención de eliminar las bonificaciones al diésel tal y como publicó Vozpópuli.

“Reformas en materia de movilidad sostenible que se enuncian a continuación: crear un pago por uso de la red viaria de carreteras; revisión de las figuras tributarias que gravan la matriculación y la utilización de vehículos con objeto de adaptarlas a estándares medioambientales; revisión de las bonificaciones de los hidrocarburos utilizados como carburante para la equiparación progresiva de los tipos impositivos en atención a su poder contaminante”, plantea el Ejecutivo.

El Gobierno pretende incrementar de esta forma la recaudación del Estado vía impuestos, un movimiento necesario para poder hacer frente al aumento del gasto público y reducir poco a poco el déficit público, que cerró 2020 en el 11% del PIB.

“Con el fin de lograr una movilidad más sostenible, deberán analizarse las figuras que gravan o que podrían gravar la utilización o disposición de vehículos o el uso de carreteras, entre otros”, señalan, en alusión a la posible creación de algún nuevo impuesto que habría que pagar por tener un coche o utilizar las carreteras.

Pere Navarro, director de la DG, defendió ante los grupos parlamentarios en la Comisión de Interior del Senado que “el que lo usa, lo paga. Y vamos a tener que poner el cascabel al gato”.

Escrito a la Comisión Europea

Vox ha respondido en Europa enviando un escrito a la Comisión Europea pidiéndole una copia del plan de recortes y subidas de impuestos que le ha enviado el Gobierno.

“El objetivo es contrastar si dicho plan, bautizado por el equipo propagandístico de Moncloa como ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia’, coincide con el que el Gobierno ha presentado a los españoles”, explica el partido. 

“Como sabe, algunas de las medidas propuestas han generado una gran polémica entre la sociedad española”, reza la misiva donde se recuerda que la respuesta oficial del Gobierno a contradicciones sobre la eliminación de la tributación conjunta o el pago de peajes en autovías y carreteras se ha achacado a “algunos errores” en el documento hecho a conocer al público.

Fuente: Marina Alías – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios