Ciudadanos recoloca a cinco exdiputados catalanes en cargos públicos

Noemí de la Calle, Héctor Amelló, José María Cano, Mercè Escofet y Jorge Feijóo entran como asesores y concejales de distrito en la Diputación y el Ayuntamiento de Barcelona tras los resultados del 14-F.

Dos meses después de la debacle del 14-F, Ciudadanos ha recolocado en cargos públicos a cinco diputados catalanes de la pasada legislatura que se quedaron sin escaño tras los comicios autonómicos. Son los exparlamentarios Noemí de la CalleHéctor AmellóJosé María CanoMercè Escofet y Jorge Feijóo, según ha sabido Vozpópuli de fuentes del partido naranja. La información fue confirmada por una portavoz de Cs Cataluña.

Los tres primeros han entrado como asesores en la Diputación de Barcelona y los últimos, como concejales de distrito en el Ayuntamiento de la capital catalana. De la Calle es la más conocida de este grupo y se encargará de asesorar en temas sociales en un puesto que estaba libre, un hecho que ha sorprendido a las citadas fuentes ya que el partido no ha hecho uso de esta plaza hasta el ecuador de la legislatura.

Más problemático ha sido el encaje de Cano como asesor de temas económicos, pues Cs ha tenido que prescindir de la persona que trabajaba en la Diputación. Por su parte, Amelló se encargará de los asuntos culturales. En su caso, la formación naranja ha enviado al asesor ‘damnificado’ de concejal de distrito en un barrio de la Ciudad Condal, pero con unas condiciones salariales peores.

También ha habido cambios en el puesto de asesor de comunicación en la Diputación de Barcelona. La que sido jefa de prensa del grupo parlamentario de Cs en el Parlament en los últimos años, Barbara Majà, ha ocupado una puesto que quedó libre tras el despido de la persona que se encargaba de redes y comunicados.

En cuanto al Consistorio barcelonés, Escofet y Feijóo pasan a ocupar las plazas de Pedro Miret y Jordi Obón, quienes fueron cesados de sus puestos una semana después de la debacle del 14-F, en la que Ciudadanos pasó de 36 a 6 diputados en el Parlamento catalán. Tanto Escofet como Feijóo ya habían estado como concejales de distrito antes de su paso por la Cámara autonómica.

Una «purga» en Ciudadanos

Aquellas destituciones de Miret y Obón en el barrio de Sarriá-Sant Gervasi, solo una semana después del batacazo del 14-F, se consideraron el «inicio de una purga» desde las filas del sector crítico de Cs Cataluña. Miret es una figura importante dentro del grupo Renovadores Cs, ya que se postuló en nombre de los críticos a las primarias internas contra Carlos Carrizosa, aunque la dirección nacional no atendió su solicitud.

Renovadores batalló durante meses ante el Comité de Garantías para que hubiera primarias en Cataluña después de la renuncia de la que hasta agosto fue candidata del partido, Lorena Roldán, por el citado Carrizosa. Ahora se preparan para recabar firmas, una vez que pasen las madrileñas del 4-M, entre los afiliados naranjas para intentar forzar un congreso extraordinario en Ciudadanos.

El propio Miret señaló en la carta en la que comunicaba su inesperada destitución que resultaba «irónico que se apele a la pérdida de confianza para justificar mi cese y en cambio, que aquellos que han perdido la confianza de sus votantes no asuman en absoluto ningún tipo de responsabilidad«, en alusión al 14-F.

Ciudadanos purga a críticos en Cataluña para hacer hueco a fieles sin escaño
Carlos Carrizosa y Mari Luz Guilarte en un acto en febrero. Cs Barcelona

El hasta entonces consejero de distrito en Sarriá recordó en su misiva que cerca del 90% de los votantes naranjas de diciembre de 2017 han dejado de votar a Ciudadanos en los últimos comicios catalanes. Y que un 50% de los afiliados se ha dado de baja en Cataluña en el último año.

«Todavía estamos esperando que se haga algo de autocrítica. ¿Cómo es posible que la única razón o la única conclusión a la que se ha llegado por los malos resultados sean exclusivamente achacables a la baja participación y a la herencia, que ya no es herencia sino “mala herencia”, de la época de Albert Rivera? ¿No son los mismos que están ahora los mismos que ayer defendían a muerte a Albert Rivera y que decían que todo iba bien y todo se hacía bien?», se preguntó.

En cuanto a Obón, se le consideraba una persona cercana al exsecretario de Organización con Albert Rivera, Fran Hervías, y al igual que este último, ha formalizado recientemente su ingreso en las filas del Partido Popular tras su cese como concejal naranja en el distrito de Sarriá-Sant Gervasi.

Obón nunca estuvo adscrito a Renovadores Cs. Es más, en las primarias internas de Ciudadanos de hace un año defendió la candidatura de Inés Arrimadas mientras que Miret estuvo al frente de la candidatura de Francisco Igea en dicho barrio de Sarriá-Sant Gervasi, que en los últimos años ha tenido la agrupación naranja más numerosa de Cataluña y la segunda de España.

Fuente: Antonio Rodríguez – VozPópuli

Comparte esta página: