Sospechas en Correos: asigna «votos emitidos» para el 4M a tickets de usuarios que no han votado

El sistema de voto por correo ante las elecciones en la Comunidad de Madrid del próximo 4M ha quedado en entredicho después de que numerosos ciudadanos hayan publicado varias fotografías de tickets de gestiones realizadas en oficinas de la entidad pública en los que aparecen, entre los ítems referenciados y de forma sorprendente, localizadores de votos por correo. Son localizadores que aparecen asignados a los resguardos de usuarios que no han realizado ninguna gestión de voto por correo.

Estas referencias a un voto por correo en el ticket de compra por valor de cero euros junto a los importes cobrados por gestiones como el envío de cartas o paquetes o la compra de sobres están provocando la lógica sorpresa de los usuarios, que han mostrado fotografías de esos tickets públicamente en las redes sociales.

Ante el estupor que estos tickets han causado en los clientes que los han recibido en las oficinas de Correos y el hecho de que muchos usuarios de las redes sociales comenzaran a hablar de “pucherazo” en el voto por correo -llegando a convertirse en tendencia nacional ya entrada la noche en España-, la entidad postal pública decidió contestar con varios mensajes a través de uno de sus perfiles oficiales en Twitter.

La explicación que Correos ha ofrecido ante este suceso es, según sus propias palabras, “sencilla”. Según justifica la entidad pública, “al no imprimirse el ticket en la admisión del voto electoral, la operación se ha vinculado al siguiente usuario”. Esto es, que como el usuario que sólo acude a la ventanilla a enviar su voto por correo no efectúa gasto alguno, el sistema no está preparado para emitir tickets sin gasto. Pero la gestión sí se queda almacenada en la caja por lo que le aparecerá al siguiente cliente que sí haga uso de algún servicio de pago en su ticket, como si el voto lo hubiera enviado él.

En otra de las explicaciones difundidas por Correos tratan de explicar esto: “Al realizarse el voto electoral se carga en la caja de la ventanilla para cobrarse (con importe de 0€). Al no imprimirse el ticket de compra, queda pendiente y se vincula el supuesto cobro al siguiente usuario”.

Correos especifica que “en el sobre del voto electoral siempre se tiene que incluir el certificado de inscripción para verificar la identidad del solicitante” a la hora de hacer el recuento en esta modalidad de votos una vez cerrados los colegios el día de las elecciones.

De esta forma, la entidad pública que preside Juan Manuel Serrano, hombre de confianza de Pedro Sánchez y que fue mano derecha del hoy presidente del Gobierno durante cuatro años -entre 2014 y 2018- en su equipo más cercano hasta ser colocado al frente del servicio postal, explica que a pesar de que aparezcan estas referencias a votos por correo de forma sorprendente en tickets de usuarios que no han votado, esto no significa necesariamente que haya ningún tipo de pucherazo. Aunque, en su propia justificación, admita de forma implícita que el sistema para asignar en tickets estos localizadores sea una chapuza.

Además, como se puede comprobar introduciendo los localizadores que aparecen en estos tickets en la web de Correos, la trazabilidad de estos votos electorales es transparente, como se observa en este seguimiento del voto aparecido en el resguardo de uno de los usuarios afectados. Sí que es cierto, empero, que en este caso figura en el apartado de ‘Preadmisión’ de este voto la fecha del 22 de abril, y ya como ‘Admitido’ el 27 de abril a las 12:51, que en este caso sí son escasos minutos antes de las 13:13 del mismo día, cuando se imprimió el ticket cuya fotografía se muestra arriba.

Fuente: Rafa Gallego – OKDiario

Comparte esta página: