La Policía no descarta el “ataque autoinfligido” en la sede de Podemos en Cartagena

Vox se personará como acusación particular en el caso “para que se llegue hasta el final”.

La Policía Nacional no descarta el «ataque autoinfligido» en la sede de Podemos en Cartagena ocurrido a principios de mes, según ha podido saber LA OPINIÓN a través de fuentes cercanas a la investigación.

La Brigada de Información del Cuerpo mantiene abiertas tres hipótesis desde que se hizo cargo del caso. La primera, tal y como sostiene la formación morada, es que el ataque lo perpetraron seguidores de la extrema derecha; la segunda baraja la posibilidad de que un exmilitante de Podemos hubiera sido el autor con el fin tomar represalias contra su antiguo partido; y la tercera estudia la vía de que el atentado hubiera sido llevado a cabo por personas del mismo círculo de Podemos.

Desde la Policía insisten en que la investigación sigue abierta y, de momento, no se han efectuado detenciones, algo que ha criticado el propio Pablo Iglesias.

Vox, partido al que los morados apuntan como responsables del «terrorismo callejero de los ultras» por incitar a la violencia con su discurso político, se personará como acusación particular en el caso «para que se llegue hasta el final en la investigación», aseguran fuentes cercanas al partido de Santiago Abascal. Formar parte de la acusación da derecho de acceso a los informes policiales relativos al caso.

Se trata de la misma estrategia que el partido ultraconservador sigue en Madrid, donde también se personarán como acusación popular en el caso que investiga las amenazas de muerte al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez. Los tres recibieron cartas amenazantes acompañadas de balas. Ayer se conocía que la ministra de Industria, Reyes Marotoha recibido otra misiva con una navaja ensangrentada.

Iglesias abandonaba la semana pasada el debate electoral de la Cadena SER después de que la candidata de Vox, Rocío Monasterio, pusiera en duda las amenazas al candidato de Unidas Podemos. «Yo de Pablo Iglesias me creo poco. Creo que todos los españoles, cada vez que vemos algo que dice Pablo Iglesias lo ponemos en duda». Asimismo, recriminó que Podemos no hubiera condenado las agresiones que recibieron los dirigentes de Vox en el mitin que ofrecieron en Vallecas.

Dudan de las pintadas

Importante a la hora de esclarecer el caso es el análisis de las imágenes que captaron a la persona que realizó, justo antes de lanzarse el artefacto, pintadas en la fachada de la sede, con el fin de identificarla.

A Vox le sorprende que en esas pintadas, además de «hijos de puta», se escribiera «No al terrorismo de Estado». Fuentes cercanas a la formación relacionan este concepto con la extrema izquierda y no a la extrema derecha, tal y como denuncia Podemos. Este martes, desde la formación de Pablo Iglesias tacharon de “bulo” la información, elaborada con fuentes de toda solvencia.

Fuente: Ana Lucas/Jaime Ferrán – La Opinión de Murcia

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios