Cs y Vox dejan el pleno del Ayuntamiento de Madrid porque la izquierda no condena la violencia contra ellos

La decisión de ambas formaciones ha llegado por una moción de urgencia presentada por el PSOE para condenar las amenazas de muerte a Iglesias, Marlaska y María Gámez.

La crispación que se ha apoderado de la campaña a las elecciones de la Comunidad de Madrid se ha trasladado este martes al consistorio de la capital. Los ediles de Ciudadanos y Vox han abandonado el Pleno de Cibeles después de que la izquierda no condenase la violencia contra sus partidos.

La salida de estos representantes se ha producido durante una moción de urgencia presentada por el PSOE para condenar las amenazas de muerte a los ministros del Gobierno. Los socialistas se han negado a votar a favor de la condena del escrache a Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, en las fiestas de San Isidro hace dos años y lo han justificado en que se trataba de un acto público, según informan a Vozpópuli fuentes de la formación de Villacís.

Los socialistas tampoco han querido condenar la violencia que se produjo en el acto de Vox en Vallecas, por lo que los diputados de la formación de Santiago Abascal también han decidido abandonar la cámara. Sin embargo, el Partido Popular se ha quedado en el pleno. José Luis Martínez-Almeida, alcalde de la capital, ha explicado que él no iba a abandonar el pleno «haciéndose el ofendido» como haría Mónica García, la candidata de Más Madrid o Ángel Gabilondo, el del partido socialista. Más Madrid, por su parte, se ha abstenido en la votación.

La decisión de las dos formaciones que han dejado el pleno ha llegado en el último punto del orden del día. De esta manera, el PSOE ha conseguido que el Pleno de Cibeles condene las amenazas de muerte a ministros. «No dejemos que se normalice», ha rogado la portavoz adjunta del PSOE, Mar Espinar.

«Falta de credibilidad»

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Javier Ortega Smith, ha cargado contra la «hipocresía» socialista porque ellos y la de Más Madrid, que se ha abstenido en la votación de la condena de la violencia que se produjo en el mitin de Vox en Vallecas. La portavoz del Gobierno regional, Inmaculada Sanz, ha acusado al PSOE «de falta de credibilidad porque han traspasado una línea roja al no condenar la amenaza contra los adversarios políticos».

Begoña Villacís, ha apoyado la moción del PSOE pero cree que hay que tener «mucho desparpajo» para reclamar apoyo en un Pleno en el que no se han solidarizado «con un grupo político víctima de un ataque en Vallecas o con un escrache a una mujer embarazada de nueve meses».

Villacís ha demandado a la izquierda «para que condenen los ataques a Vox y Cs» y que «en las listas no haya candidatos que hayan participado en escraches» sin arrepentirse.

«Estamos viendo que de un tiempo a esta parte, alguien se ha empeñado en levantar trincheras en Madrid y esta ciudad no la reconocemos. Esta es una capital segura y en la que no están enfrentados unos ciudadanos contra otros. Nosotros siempre hemos condenado toda la violencia. Las amenazas a los ministros son inadmisibles y contrarias a la democracia», ha indicado Villacís en un canutazo tras abandonar el pleno del Ayuntamiento.

La portavoz adjunta de Más Madrid, Pilar Sánchez, ha reiterado que su formación «sí ha condenado la violencia de forma clara» para, a continuación, reclamar una potenciación de la protección de la salud mental tras la amenaza recibida por la ministra de Industria, Reyes Maroto, alejándose de «titulares estigmatizantes».

La «felonía» del PSOE

Misma línea ha seguido el regidor, José Luis Martínez-Almeida, quien ha aseverado que «hoy es un día triste para la ciudad, para el Ayuntamiento» debido a que «un partido como el PSOE no ha sido capaz de condenar la violencia contra un adversario», y por ello «ha cometido una felonía».

Para Almeida, la «polarización del PSOE» se debe a que «han visto las encuestas del 4M» y han decidido «que tenían que ir con Iglesias a cualquier sitio». «El grupo municipal socialista ha escrito una de las páginas más negras, votando en contra de la violencia contra adversarios. No es un salto cuantitativo, es uno cualitativo de enorme gravedad», ha afeado a los socialistas.

«No esquivamos los debates»

Almeida ha reiterado tras el pleno que el Partido Popular no se levanta de los debates. «Nosotros sí condenamos toda la violencia y nosotros siempre damos la cara y defendemos nuestras ideas sea contra quien sea», ha indicado el alcalde.

«Hemos votado a favor de condenar los incidentes de Vallecas, de condenar los escraches a adversarios políticos y de condenar el envío de las balas porque sabemos qué es lo que nos piden los madrileños», asegura.

Almeida también ha denunciado que el PSOE se ha mostrado en la ciudad de Madrid como un partido que solo espera ser «el escudero de Pablo Iglesias en la política del odio y la confrontación».

Fuente: Celia López – VozPópuli

Comparte esta página: