Abascal avisa a los indecisos del peligro de la «veleta azul» y recuerda el Gobierno de la «traición» de Rajoy

En un mitin en San Sebastían de los Reyes, el líder de Vox ha cuestionado las amenazas a Iglesias y ha asegurado que la izquierda impide que se vote «en paz» desde el 11-M.

 

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha dirigido este sábado un mensaje a los ciudadanos que dudan entre votar a su partido o al PP el próximo 4 de mayo y les ha recordado el Gobierno «de la traición» de Mariano Rajoy con 186 escaños o la actitud de «pato mareado» del actual líder de los ‘populares’, Pablo Casado, cuya formación cree que ya se puede bautizar como «la veleta azul».

Durante el acto central de campaña celebrado en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes, Abascal ha subrayado la importancia de apoyar a Vox y se ha dirigido a las personas «bienintencionadas» que dudan.«Quiero pediros que recordéis para qué sirvieron aquellos votos que le dieron a un señor 186 escaños», ha enfatizado sobre el Ejecutivo con mayoría absoluta de Mariano Rajoy.

Según ha evocado, los ‘populares’ entonces desde el Palacio de la Moncloa «mantuvieron» las políticas de la izquierda, las leyes de género, la memoria histórica, subieron impuestos o continuaron con la política antiterrorista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Y a su juicio, esa actitud «no ha cambiado» y el actual líder del PP sigue «como un pato mareado». De hecho, ha subrayado que Casado ganó las primarias de su partido con un discurso duro y después en el Congreso tiene otra actitud, como la mostrada contra Vox durante la moción de censura que se debatió en octubre. Y ha ironizado con el hecho de que quiera representar «un cruce» entre la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Este mensaje quiere que lo defiendan especialmente en sus casas los jóvenes, quienes ya fueron «los adelantados de Vox» hace unos años y a los que ahora ha emplazado a «asediar» a sus padres recordándoles «los 186 escaños de la traición y la mentira».

Abascal también ha advertido contra Ciudadanos, al que ha acusado de provocar estas elecciones para decir que sigue queriendo gobernar con Ayuso. «Para ese viaje no hacían falta estas alforjas», ha criticado, aunque cree que ha servido para dejar claro que «uno no se puede fiar de la veleta naranja».

«Dos orejas y un moño»

En el mitin, Abascal dijo que en el debate electoral que organizó ayer la Cadena Ser y que terminó abandonando el candidato de Podemos en las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Pablo Iglesias, la número uno de la lista de su partido, Rocío Monasterio, «cortó las dos orejas y el moño».

Abascal acusó al PSOE, Podemos y algunos medios de comunicación de difundir información falsa sobre el incidente que protagonizaron en el debate Iglesias y Monasterio, que instó en reiteradas ocasiones al candidato de Podemos a que se levantara y se fuera, algo que finalmente terminó ocurriendo tras alegar éste que Vox no condena las amenazas de muerte que han recibido en las últimas horas el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y él. Abascal, ha insistido este sábado en cuestionar las amenazas de muerte recibidas por el líder de Podemos, y ha denunciado que la izquierda lleva impidiendo que los ciudadanos voten «en paz y libertad» desde las elecciones generales del año 2004 que se celebraron días después de los atentados del 11-M en Madrid.

«Están mintiendo», afirmó Abascal, ya que señaló que su partido «ha condenado, condena y condenará todo tipo de violencia» y recordó que su partido ha presentado una denuncia contra esas amenazas para que se investiguen y conocer la verdad.

Piedras para que no se les oiga

Pero además, ha criticado la «neolengua» del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, y el discurso «en chino» de la izquierda frente al lenguaje «román paladino» de Vox. «Nosotros no nos presentamos a las elecciones de la ONU, nos presentamos en España y tenemos un deber con nuestros compatriotas», ha subrayado.

Abascal cree que incluso algunos votantes socialistas opinan que Vox tiene razón cuando escuchan su discurso y por eso los partidos de la izquierda se dedican a «apedrear» sus actos y así intentar evitar que los ciudadanos escuchen su mensaje. «Pero no van a poder con nosotros ni las piedras, ni la violencia, ni la Fiscalía», ha garantizado.

El líder de Vox ha vaticinado así un resultado «excepcional» para su partido el 4-M, pero ha asegurado que, más allá de la cifra concreta de concejales, el objetivo final es «asegurar una mayoría alternativa» a un «asalto comunista» a la Comunidad de Madrid. De hecho, ha asegurado que no le importa tener unos resultados «modestos» para Vox si son suficientes para sumar una mayoría alternativa y lograr así un buen resultado «para España».

Fuente: ABC/Agencias

Comparte esta página: