El jefe del Frente Polisario, ingresado grave en un hospital de Logroño bajo un nombre falso

El jefe del Frente Polisario saharaui, Brahim Ghali, de 73 años está ingresado en estado grave bajo una identidad falsa en un hospital de Logroño, según ha podido saber este diario y ha informado el medio internacional Jeune Afrique.

Ghali, que se habría registrado con el nombre falso de Mohamed Benbatouch y una identidad argelina para evitar problemas con la justicia española, que le acusa de violaciones de los derechos humanos, sufre problemas respiratorios.

Según Jeune Afrique, Ghali sufre un cáncer digestivo desde hace varios años y había sido hospitalizado previamente en Tinduf (Argelia), donde había recibido la visita del jefe del Estado Mayor argelino, Saïd Chengriha.

Siempre según dicho medio -una revista internacional especializada en África y el Magreb-, Alemania se había negado a acoger a Ghali y, tras negociaciones al más alto nivel del Estado argelino, se optó por trasladarlo a España bajo garantía del presidente, Pedro Sánchez, de que no sería investigado por la justicia. 

Además, señalan que el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, fue el que puso un equipo de médicos argelinos que acompañaron al líder saharaui a Zaragoza, «a bordo de un avión médico fletado por Argelia».

Hace semanas que en todos los medios marroquíes y argelinos se preguntan por el paradero de Ghali, que no dio señales de vida ni cuando murió el jefe de la Guardia Nacional del Frente Polisario, Adaj el Bendir, de 65 años, el pasado martes 8 de abril tras un ataque aéreo. A raíz de su ausencia en un acontecimiento tan importante, hubo muchas hipótesis sobre su desaparición: algunos apuntaban a que se había contagiado de Covid, otros lo daban por muerto y algunos señalaban que estaba en la capital argelina. Sin embargo, más tarde, se desmintieron estas informaciones por parte de miembros del Polisario.

Imputado por delitos de genocidio

Brahim Ghali fue imputado en 2016 por el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, por acusarle de la comisión de delitos de genocidio, asesinato, torturas y desapariciones cometidos presuntamente contra la población saharaui disidente refugiada en los campamentos de Tinduf (Argelia). El juez admitió una denuncia a trámite en noviembre de 2012 y que fue interpuesta por la asociación Asadedh y tres víctimas contra 28 miembros del Frente Polisario y altos cargos del gobierno argelino.

Antes de la imputación, el secretario general del Frente Polisario tenía prevista una visita a España. Tras conocer que la citación de Mata, no viajó a España, donde iba a participar en la Conferencia Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Saharaui en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Así que no compareció ante el juez en relación a la querella por presuntas violaciones de derechos humanos.

En el cargo desde 2016

Ese mismo año, 2016, Brahim Ghali había sido elegido nuevo secretario general del Frente Polisario y por consiguiente ocupar el cargo de presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) tras la muerte en mayor de 2016 de Mohamed Abdelaziz después de casi 40 años en el cargo.

Antes de esa fecha, Ghali ocupaba el cargo de responsable de la Rama Política del Frente Polisario y figura entre los fundadores del Frente Polisario y ha ocupado los cargos de máxima responsabilidad de la organización como ministro de la Guerra, delegado del Polisario en Madrid o embajador de la RASD en Argelia.

Ghali nació en Esmara el 19 de agosto de 1949 y militó en el movimiento independentista contra las autoridades españolas de la entonces colonia del Sáhara Español. Fue uno de los fundadores del Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro y fue nombrado primer secretario general del Polisario en el congreso del 10 de mayo de 1973.

Y él mismo fue el que anunció en noviembre de 2020 el fin del compromiso con el alto el fuego firmado entre el Frente Polisario y Marruecos en 1991. Por  eso, desde esa fecha, se decretó el estado de guerra en todo el territorio en respuesta al ataque perpetrado por las fuerzas marroquís en el paso fronterizo de Guerguerat, que une Mauritania con el Sahara Occidental.

Fuente: 20 Minutos