Marlaska compra 17 portátiles de alta gama y ultraligeros para él y su equipo

Mientras la oposición intenta reprobarle, el ministro está ocupado en otras cosas. Cuando hay que comprar chalecos a policías y guardias civiles Interior no suele ser tan «desprendido».

Fernando Grande-Marlaska se salvó este jueves de la reprobación del PP y Vox por el caso Pérez de los Cobos, que la mayoría del Congreso tumbó. Y con toda seguridad lo volverá a hacer la próxima semana, cuando ambas formaciones lo intentarán de nuevo.

El ministro del Interior se ha convertido en el miembro del Gobierno más cuestionado tras el respaldo de la Audiencia Nacional al coronel purgado, pero él continúa impertérrito en su puesto. Repitiendo una y otra vez, como este jueves en la Cámara Baja, que su decisión fue «justa, ponderada y legal».

Y mientras la oposición intenta sin éxito que Pedro Sánchez destituya al «indigno» -que así lo llaman- Grande-Marlaska, el ministro se dedica a seguir tirando de la tarjeta del Ministerio para sus gastos.

Primero fue la cinta de correr de 2.800 que el ministro hizo instalar en su vivienda oficial para trotar sin salir de casa. Ahora, ordenadores portátiles de alta gama para él y su equipo de colaboradores más estrechos.

El Ministerio se dispone a comprar 17 portátiles de «alto rendimiento» y «ultraligeros» para los altos cargos de Interior, mientras racanea a los policías y guardias civiles chalecos y otro material de autoprotección.

«La disparidad de funciones encomendadas a los altos cargos del Ministerio del Interior hace necesario disponer de ordenadores portátiles de alta capacidad, que permitan mantener una sincronización total y continua de las aplicaciones y servicios que los altos cargos tienen instalados en los mismos, así como una gran capacidad de almacenamiento que permita el trabajo fuera de sus sedes, de forma similar a sus despachos», justifica el jefe del departamento de Puestos de Trabajo, Pablo Óscar Martín, en el pliego del concurso público.

Y añade que Grande-Marlaska y sus altos cargos no pueden utilizar los ordenadores estándar que utiliza el resto del personal de Interior porque tienen una «capacidad de almacenamiento local muy limitada» y en ocasiones van lentos.

El Ministerio ha presupuestado cada aparato en 2.183 euros, lo que con complementos suma un desembolso de 40.236 euros, IVA incluido. Aquí el desglose de costes:

Entre otras cosas han de tener pantalla de 13» pulgadas, teclado desmontable, memoria ram de 16 gigas y bluetooth 5.0. Y lo más importante: asegurar la «integridad y confidencialidad de los datos almacenados en ellos».

Fuente: L. Moro – EsDiario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios