Sánchez «renovará» la sanidad española con 1.069 millones: Madrid dedica ocho veces más

El presidente del Gobierno ha anunciado que uno de los pilares del Plan España Puede será la sanidad. Sin embargo, este apartado apenas recibe el 1,5% de todo el presupuesto.

Matar una mosca a cañonazos no parece lo más efectivo, pero abatir a un elefante con una cerbatana de papel es simplemente imposible. Antes de la pandemia, la sanidad española ya requería reformas en profundidad y dotación económica suficiente para hacer frente al gran reto del futuro, el envejecimiento de la población española, que irá aparejado de enfermedades crónicas comorbilidades.

La pandemia de covid ha puesto de manifiesto que ese eslogan que dice que «tenemos la mejor sanidad del mundo» es, cuanto menos, discutible. La falta de recursos en Atención Primaria, Salud Pública y Atención Hospitalaria se ha puesto de manifiesto. Por ello, llama la atención que la sanidad, a pesar de que Pedro Sánchez ha señalado que va a ser un pilar del plan España Puede, solo vaya a recibir el 1,5% de los 69.528 millones de financiación europea.

De acuerdo con el mismo, lo presupuestado para «renovar y ampliar las capacidades del Sistema Nacional de Salud» es de 1.069 millones de euros. Es decir, ocho veces menos que lo que gasta en sanidad la Comunidad de Madrid en un año (8.962 millones) o diez veces menos que lo que invierte en dicho sector Andalucía (10.658 millones) de acuerdo con los datos del propio Ministerio de Sanidad.

Es más, 1.069 millones es menos de lo que gastan al año en sanidad todas las comunidades autónomas excepto Cantabria, que se aproxima (943 millones), y La Rioja (483 millones). Por poner otro ejemplo, mil millones es lo que presupuestó Cristina Cifuentes en su plan para reformar parte de los hospitales madrileños.

Médicos y enfermeras lo ven «muy insuficiente»

Tanto el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), como el Consejo General de Enfermería (CGE) califican de «muy insuficiente» la cantidad de recursos destinados a renovar el SNS. Tomás Cobo, presidente de la profesión médica, explica que «una cosa es el modelo universal, público y gratuito, y otra el sistema. El sistema son los que nos gobiernan y ponen el dinero. El modelo es uno de los mejores del mundo. Si el sistema no pone dinero el sostenimiento está en riesgo. Se va al garete».

«Llevamos años diciendo que hay que aumentar la inversión sanitaria. Si seguimos en esta línea vamos abocados a la insostenibilidad del sistema. No vale dejarlo todo en manos de la gestión. Destinar el 1% del plan a reformar este modelo es francamente escaso«, asevera Cobo, que añade que no se ha contado con ellos en la elaboración del mismo.

En la misma línea se expresa el presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya: «Cualquier inversión en Sanidad es bien recibida, no podemos decir lo contrario. Sin embargo, pretender acometer la más elemental reforma del sistema sanitario con esta cantidad presupuestada resulta sencillamente imposible«.

«Hace unos días, desde el Consejo General de Enfermería reclamábamos un aumento del 10% en inversión en Atención Primaria para acercarnos a estándares europeos y, en materia de personal, 25.000 enfermeras más para poder dar respuesta a las necesidades de la población. Ya sólo eso -y se trata sólo un ejemplo en una parcela en concreto de la Sanidad- no se puede hacer con la cantidad que propone ese plan del Gobierno», señala el presidente del CGE.

«El sistema necesita reformas de calado, no parches, y quizá el documento presentado hoy incluye demasiados epígrafes para esa cantidad presupuestada de 1.069 millones de euros», concluye.

Un plan elaborado al margen de Sanidad

Ningún experto del Ministerio de Sanidad ha participado en el Comité Técnico para el Plan de Recuperación, como ya apuntó en su día este diario. De las 20 personas que conforman este comité ninguna pertenece al Ministerio de Carolina Darias, a pesar de que la sanidad representa más de un 6% del PIB nacional y de haberse mostrado como uno de los sectores claves en esta pandemia.

Sí que ha participado en él el Ministerio de Igualdad, y, más concretamente, la directora de Gabinete de Irene Montero. Quizá esa sea la razón de que la «perspectiva de género» sea omnipresente en todo el plan, hasta el punto de que aparece 87 veces la palabra ‘género’, y ‘sanidad’ apenas 15.

Desglose de propuestas

Estos 1.069 millones de euros tienen que dar mucho de sí, pues deberán servir para hasta para seis ambiciosos proyectos:

  • Plan de inversión en equipos de alta tecnología en el Sistema Nacional de Salud.
  • Acciones para reforzar la prevención y promoción de la Salud.
  • Aumento de capacidades de respuesta ante crisis sanitarias.
  • Formación de profesionales sanitarios y recursos para compartir conocimiento.
  • Plan para la racionalización del consumo de productos farmacéuticos y fomento de la sostenibilidad.
  • Data Lake sanitario.

No se han especificado todavía qué medidas se tomarán en cada uno de estos ámbitos con dicho presupuesto. Eso sí, otros apartados tendrán más margen de maniobra, como la movilidad sostenible, que recibirá doce veces más, o el Plan Nacional de Competencias Digitales, al que se ha adjudicado casi cuatro veces más de presupuesto.

Fuente: Borja Negrete – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios