Calviño se rinde a la evidencia y confirma que el Gobierno rebajará la previsión de crecimiento para 2021

Pese al mal arranque del año, la vicepresidenta segunda expresó su confianza en que España registrará «un rebote muy fuerte» en el segundo semestre por la campaña de vacunación y el fin de las restricciones.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, confirmó este jueves que el Gobierno va a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento económico para este año, que apuntan a un avance del PIB del 7,2% que podría llegar al 9,8% con el impulso de los fondos europeos. «Podría ser algo más bajo», destacó la ministra en una entrevista en Bloomberg TV, donde explicó que la revisión se realizará por el impacto de la tercera ola de la pandemia de coronavirus en la economía en los primeros meses del año.

«Dejamos atrás un duro primer trimestre que es la principal razón por la que vamos a revisar a la baja nuestra previsión para este año, en el que anticipábamos un crecimiento de alrededor del 7% y puede que sea más pequeño», explicó Calviño.

Pese al mal arranque de 2021, Calviño expresó su confianza en que España registrará «un rebote muy fuerte» en el segundo semestre por la campaña de vacunación y el fin de las restricciones. «Pensamos que el segundo trimestre será un trimestre de transición y que tendremos un rebote muy fuerte en la segunda mitad del año», apostilló. La vicepresidenta segunda también sacó pecho de la revisión al alza del FMI, hasta un 6,4% del PIB para el año en curso: «Eso es algo que todo el mundo espera», dijo.

Además, el «cambio en la dinámica del turismo» tras el fin del estado de alarma el próximo 9 de mayo también influirá en el rebote, según Calviño. La vicepresidenta se mostró «bastante optimista» al esperar que en verano una «buena parte» de la población europea esté vacunada.

El pasado lunes, Calviño ya señaló reconoció la existencia de factores que propiciarían «más bien» una revisión a la baja de las previsiones económicas para este año. Por contra, también apuntó que «en el otro lado de la balanza» hay otros indicadores positivos, como la recuperación mundial y programas de estímulos como el de Estados Unidos, que impactarán favorablemente sobre España, especialmente en la segunda parte del año.

Desacuerdo con el FMI

Calviño también mostró su desacuerdo con los pronósticos del FMI sobre la evolución del desempleo en España, ya que el organizmo internacional advirtió que el paro seguiría en 2026 aún por encima del nivel previo a la pandemia. Por contra, Calviño aseguró que España será capaz de reducir el desempleo con mayor rapidez de lo que anticipa el organismo internacional. «No coincido con la aproximación realizada por el FMI en sus previsiones de tasa de paro para España. Gracias a las medidas adoptadas en marzo del año pasado hemos tenido una dinámica del mercado laboral muy diferente de crisis anteriores. Pensamos que seremos capaces de reducir la tasa de paro más rápido de lo que el FMI prevé», argumentó.

Sí admitió que la elevada tasa de paro en España es una de las desigualdades que más han lastrado el crecimiento del país durante décadas, a pesar de las distintas reformas realizadas. En este sentido, la vicepresidenta de Asuntos Económics subrayó que el plan de recuperación supone una buena oportunidad de cambiar algunos elementos para acometer una reforma laboral ambiciosa.

Fuente: T.S.V. – ABC

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios