Monedero declaró que Neurona le contrató por su «prestigio» y que no es «habilidoso» facturando

El fundador de Podemos negó ser un comisionista del contrato entre Podemos y la consultora mexicana Neurona, que se investiga si prestó realmente los trabajos electorales que la formación de Pablo Iglesias alega por valor de 400.000 euros.

El fundador de Podemos Juan Carlos Monedero declaró el pasado 15 de marzo ante el juez que investiga a Podemos por el supuesto desvío de fondos electorales que la compañía mexicana Neurona Comunidad, contratada por el partido político para que realizara trabajos electorales cuya realidad ponen en duda los investigadores, le contrató y pagó 26.200 euros por su «prestigio».

El juez Juan José Escalonilla le citó como investigado para que aclarara la factura de ese pago que la compañía le hizo tres meses antes de constituirse en España para prestar servicios a Podemos y cinco meses antes de firmar el contrato de trabajo con el partido. El denunciante del caso, el abogado expulsado de Podemos José Manuel Calvente, afirmó que Monedero fue «comisionista» del contrato entre Neurona y Podemos porque era amigo del dueño de la compañía, Cesar Hernández Paredes.

La factura, que llevó el concepto ‘300 horas de consultoría presencial Buenos Aires, México y Colombia’, levantó las sospechas de la Policía, que consideró podía ser falsa por varias razones: se emitió en domingo, tenía el número 1 a pesar de ser del día 30 de mes y el concepto «asesoría» que según repararon los agentes se utiliza en diversas ocasiones cuando se quiere ocultar una factura falsa. Además, en ésta figuraba únicamente el emisor, Neurona, y no el receptor, Monedero.

En la declaración de Monedero ante el juez a cuyo vídeo ha tenido acceso El Independiente, éste reconoció que «la factura es verdad que no está hecha correctamente». Defendió que «iba a ser la número 1 de 2019» pero hubo una confusión porque «es verdad que no me considero habilidoso en la realización de facturas».

Juan Carlos Monedero: un oscuro tesorero

El cofundador de Podemos reconoció conocer a César Hernández Paredes pero afirmó que «en absoluto he participado en el dinero de la campaña». Afirmó que la compañía contrató sus servicios como asesor político y algunos de sus trabajos los hizo «por teléfono» o «in situ», hablando con los miembros de Neurona, contestó cuando el juez le pidió si puede justificar las labores de asesoramiento que prestara. El político se refirió a un libro en el que se volcaron sus recomendaciones para la formación política de candidatos.

«Acompañamiento a actos de todo tipo»

Durante su declaración mantuvo que la compañía le contrató, entre otras cosas, para acompañar a sus responsables en actos de todo tipo porque llevar a un político como él, «un académico creo, humildemente, con un currículum poderoso», según se autodefinió, les daba «prestigio».

Los análisis que habría hecho para Neurona habrían sido de la «situación política y el devenir del futuro, diferentes elecciones, sobre situaciones de crisis…», explicó, así como afirmó que les asesoró en la formación política igual que lo habría hecho con Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, si le hubiera pedido opinión sobre la moción de censura en Murcia. «Si a mi me hubiera llamado hace una semana para preguntarme cuál era mi opinión sobre una moción de censura en Murcia le hubiera dicho: ‘Cuidado porque en Madrid tuvimos un ‘tamayazo’, no hay garantías de que puedas tener el voto seguro de tus militantes y además vas seguramente a desatar histeria colectiva que puede desembocar en unas elecciones anticipadas en Madrid que no es bueno para el país», relató ante el juez y la fiscal.

Monedero presentó la misma mañana que acudió a declarar distintos billetes de avión para justificar sus viajes a los países latinoamericanos. Defendió ante el juez que declaró a Hacienda el cobro de la factura cuestionada.

Fuente: Carmen Lucas-Torres – El Independiente