España sólo recibirá en 2021 el anticipo de 10.000 millones de los fondos europeos

Aunque el Gobierno tiene previsto ejecutar 27.000 millones este año, los retrasos impedirán que dé tiempo a recibir ni la mitad de esa cantidad.

España solamente recibirá en 2021 el anticipo del 13% de los fondos europeos, es decir, unos 10.000 millones de euros, a pesar de que el Gobierno tiene previsto ejecutar en este ejercicio 27.000 millones de euros, tal y como ha incluido en sus Presupuestos Generales del Estado.

Inicialmente el plan de Moncloa era enviar el plan de reformas e inversiones a la Unión Europea a principios de año para recibir de forma automática -una vez fuera aprobado- el anticipo del 13% de los fondos europeos.

Dado que la Comisión Europea tiene dos meses para aprobar los planes y después el Consejo Europeo tiene un mes más para confirmar su aprobación, en caso de que España hubiera remitido el plan en el mes de febrero, habría recibido el anticipo en torno a mayo, y seis meses después, antes de que terminara el año, tras rendir cuentas de los hitos alcanzados, podría haber cobrado el primer desembolso.

Sin embargo, España no ha remitido todavía el plan y probablemente lo hará en un momento cercano a la fecha límite del 30 de abril. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha insistido este lunes en que se enviará antes de esa fecha, pero fuentes cercanas al Ejecutivo señalan a este medio que el Gobierno no quiere ser el primer país en enviar su plan, ya que eso podría suponer una supervisión más intensa.

Más razones para el retraso de los fondos europeos

Además del retraso en el envío, se dan circunstancias que podrían demorar las aprobaciones. Por un lado, el Tribunal Constitucional alemán tiene que pronunciarse sobre si el sistema de financiación del plan (emisión de deuda respaldada por la UE para poder repartir los 750.000 millones entre países) abre la puerta a una mutualización de la deuda que no estaría amparada por los tratados europeos y representaría para Alemania riesgos financieros.

«El Tribunal Constitucional alemán ‘aprieta pero no ahoga‘. Quiere demostrar que ellos son los que mandan y asegurarse de que no se le da a la UE más poderes de los que figuran en los tratados. La mayoría en Bruselas esperamos que diga que el plan sí cumple con las condiciones de los tratados, que reafirmen su control, pero no que provoquen una crisis económica«, señala a Vozpópuli Luis Garicano, eurodiputado de Ciudadanos.

Este Tribunal podría tardar hasta dos meses en pronunciarse, pero dado que las instituciones europeas necesitarán unos tres meses en total para aprobar cada plan nacional, daría tiempo a que lo hiciera en plazo, antes de que la Unión emita deuda para empezar a liberar los anticipos. La Comisión necesita la autorización expresa y unánime de todos los países para emitir esa deuda.

Al problema germano se suma que los países bálticos y Hungría están poniendo trabas a la aprobación del plan de financiación, como por ejemplo la exigencia de condiciones, lo que a su vez también podría retrasar su visto bueno para la emisión de la deuda.

El Gobierno pone en riesgo 27.000 millones al apurar el envío de su plan a la UE

Emisión de deuda

En el mejor de los casos, en el que los 27 estados miembros den su parabién para la emisión de la deuda y de que la Comisión empiece a recibir planes nacionales en abril, necesitaría dos meses para revisar los planes y poder aprobarlos a finales de junio. Un mes después, a cierre de julio, podrían tener la aprobación definitiva del Consejo y se podría emitir la deuda para liberar los anticipos en el mes de agosto.

El problema está en que la primera rendición de cuentas no se produciría hasta medio año después, con lo que la siguiente liberación de fondos no se ejecutaría hasta enero-febrero de 2022.

Dado que España ya ha incluido en sus cuentas públicas los 27.000 millones de los fondos europeos que quiere ejecutar este año, no supone un problema muy grave que no reciba el total de esta cuantía hasta el próximo año, ya que igualmente tiene previsto emitir deuda a nivel nacional por esa cantidad.

Es importante que llegue en 2021 para poder cerrar el ejercicio con un saldo favorable», ha señalado la ministra de Hacienda

«Teníamos prevista la emisión de deuda de 25.000 millones en 2021 con la esperanza de que a lo largo del primer semestre se hubiera producido algún reintegro. Si se retrasa un mes o dos, esperamos que se compense en el ejercicio fiscal, para que podamos ir endeudándonos a corto plazo de forma puntual y luego liquidar esa deuda al final del ejercicio cuando llegue el dinero», señalaba este lunes la ministra Montero.

Si se retrasa una semana o un mes no es grave, «pero es importante que llegue en 2021 para poder cerrar el ejercicio con un saldo favorable y que en 2022 podamos hacer lo mismo», subrayaba. Sin embargo, es muy posible que la totalidad del dinero no llegue hasta 2022, con lo que esta deuda no podrá ser cancelada en el ejercicio, a menos que al Gobierno no le dé tiempo por su parte a ejecutar ese volumen de fondos.

El Ejecutivo todavía no ha empezado a lanzar licitaciones ni convocatoria de subvenciones con cargo a los fondos europeos, por lo que cuanto más tiempo transcurra más difícil será que le dé tiempo a licitar proyectos en lo que queda de año por valor de 27.000 millones de euros.

El déficit público se disparó al 10,1% del PIB en 2020, el mayor agujero desde 2009

Cómo revisar 27 planes a la vez

Se asume, al calcular estos plazos, que tanto a la Comisión como al Consejo les dará tiempo a aprobar los planes en 60 y 30 días, respectivamente, pero hay temor en Bruselas a que los 27 planes nacionales lleguen al mismo tiempo y los parlamentarios tengan que revisarlos todos simultáneamente, aprobar la entrega de los anticipos al unísono y, en el futuro, hacer las evaluaciones semestrales a la vez para seguir liberando fondos.

La Comisión tenía la idea inicial de que los países fueran entregando los planes de forma escalonada, lo que les permitiría ir trabajando en ellos de forma ordenada y no simultánea, evitando picos brutales de trabajo y luego periodos de espera hasta la siguiente evaluación.

Por el momento ningún país ha enviado su plan y sólo 16 de los 27 han aprobado formalmente el sistema de financiación vía emisión de deuda.

Fuente: Alejandra Olcese – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios