Sánchez releva a los delegados del Gobierno para asaltar Andalucía, Galicia y Madrid

Moncloa cesará en el Consejo de Ministros de este martes a los delegados del Gobierno en Andalucía, Galicia y Madrid para colocar a fieles que permitan la conquista de tres autonomías díscolas con Ferraz.

El presidente del Gobierno quiere apuntalar su papel como líder del PSOE en las ‘baronías’ de Andalucía, Galicia y Madrid, donde Susana Díaz, Gonzalo Caballero y, en menor medida, José Manuel Franco son líderes territoriales que suponen escollos en el poder de Pedro Sánchez. Y como primer paso, el inquilino de La Moncloa ha decidido relevar a los delegados del Gobierno en las tres comunidades y sustituirlos por personas de probada fidelidad.

Es el caso de Pedro Fernández Peñalver, actual alcalde de Baza, que -según adelantaba El Confidencial– será nombrado este martes delegado del Gobierno en Andalucía en sustitución de Sandra García. Precisamente, García fue nombrada hace un año en un pacto entre Sánchez y Susana Díaz, acuerdo que ahora que están las espadas en alto para luchar por el liderato del socialismo andaluz, ha saltado por los aires.

El relevo de García es el pistoletazo de salida oficial a las hostilidades entre la dirección federal y la andaluza por intentar hacerse con el poder en la agrupación más numerosa del PSOE, la de Andalucía. La batalla lleva meses librándose de manera soterrada, entre Susana Díaz, que piensa dar guerra y presentarse a las primarias para mantener el poder, y el candidato oficial que elija Sánchez y presente Ferraz.

Espadas gana peso en Andalucía

Ahora mismo, la disyuntiva está entre el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y una segunda ‘operación Illa’ en la figura de la ministra portavoz, María Jesús Montero, una opción que parece ir desvaneciéndose a medida que el fiasco del exministro de Sanidad en Cataluña -que se quedará como jefe de la oposición tras salir del Gobierno en plena pandemia- toma cuerpo.

La delegada que será defenestrada se había manifestado activamente en favor de que Susana Díaz revalide en las primarias su liderazgo en el PSOE andaluz. Su puesto será ocupado por Fernández Peñalver, veterano alcalde de Baza reelegido en tres ocasiones, y nada cercano al susanismo. La idea es que Moncloa vaya limpiando de susanistas todos los resortes de poder en la región.

La sucesión de Caballero en Galicia

Una misma táctica que el Ejecutivo de Sánchez va a emplear en Galicia, donde este martes también será relevado el delegado del Gobierno: un político que será sustituido por un alcalde conocido por ser crítico con el actual líder del socialismo gallego, Gonzalo Caballero, que también ha perdido el favor de Pedro Sánchez.

El Consejo de Ministros nombrará este martes nuevo delegado del Gobierno en Galicia a José Miñones, alcalde de la localidad coruñesa de Ames. Sustituirá en el puesto al exalcalde de A Coruña, Javier Losada, que accedió al cargo pocos días después de que Sánchez entrara en La Moncloa.

Miñones forma parte de la ejecutiva gallega del PSdeG pero, tras las pasadas elecciones en las que Alberto Núñez Feijóo repitió mayoría absoluta y los socialistas cayeron al tercer lugar, se ha mostrado muy crítico con el líder socialista gallego, Gonzalo Caballero. Según informa Ep, las intenciones de Ferraz de impulsar un cambio en Galicia quedaron claras cuando Ames fue elegido por Ferraz como el único ponente gallego del Congreso Federal que se celebrará el 17 de octubre en Valencia. Él se encargará de las áreas de Municipalismo y Medio Rural.

Madrid y el relevo de Franco

Blindados los presidentes autonómicos en ejercicio de cara a los congresos regionales de final de año, Ferraz quiere precipitar los relevos, además de en Andalucía y Galicia, en Madrid. Aunque el hasta ahora delegado del Gobierno ha dado muestras de acatar las directrices de Moncloa, la inclusión de Juan Lobato -alcalde de Soto del Real- en un puesto preminente en la lista de Gabilondo así como la imposición forzosa en las mismas de los 10 candidatos elegidos por Sánchez y su entorno -sin dejar meter baza al socialismo madrileño- ya dejaban claro la defenestración del actual líder socialista.

El hasta ahora delegado del Gobierno, José Manuel Franco, será sustituido en la Delegación del Gobierno por la concejal socialista de la capital, Mercedes González, y en el congreso regional socialista de final de año por el propio Lobato, ungido como sucesor designado para intentar controlar una federación socialista siempre convulsa.

Con Franco, sin embargo, Moncloa ha querido pagarle los servicios prestados y le ha enviado al Consejo Superior de Deportes para sustituir a Irene Lozano, que engrosa ahora la lista de Gabilondo.

Fuente: Alberto Pérez Giménez – VozPópuli