El SEPE perdió miles de solicitudes del paro y los ERTE tras el ciberataque

El virus que afectó al organismo dependiente del Ministerio de Trabajo obligó a restaurar una copia de seguridad previa, dejando multitud de pre solicitudes sin registrar.

El ciberataque al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) detectado el pasado 9 de marzo no sólo puso en jaque el funcionamiento de su sistema informático y los datos que este contenía. El virus que accedió a los servidores del SEPE también provocó la pérdida de miles de presolicitudes del paro y los ERTE, un hecho que del que ha tenido conocimiento Vozpópuli por fuentes internas del organismo público y que el Ministerio de Trabajo niega.

No existen datos de a cuántas solicitudes pudo afectar el ciberataque. El Ministerio que dirige Yolanda Díaz mantiene su versión y sostiene que el virus no infectó los archivos del SEPE. Sin embargo, al menos en una provincia española se han perdido todos las presolicitudes del paro y los ERTE al menos entre el día 4 de marzo y el 9. Fuentes internas del SEPE asumen que pueden tratarse de miles, dado el gran volumen de peticiones que se registran en cuestión de horas: entre 7.000 y 10.000 de media durante 12 horas.

Al estar centralizado este servicio, las oficinas competentes no pueden conocer el número ni la identidad de las personas presumiblemente afectadas. El Ministerio de Trabajo asegura que la información de todas esas presolicitudes está a salvo y ha sido facilitada a las direcciones provinciales. Sin embargo, al menos una de ellas no tiene constancia alguna en este momento de esos archivos que se registraron en los días previos al ciberataque.

Trabajo alega que las informaciones de seguridad son diarias: “No se perdió ninguna presolicitud porque todas las que entraron se guardaron debidamente en copia de seguridad y se enviaron, además, copias de los archivos donde constaban a las direcciones provinciales del SEPE para que pudiesen tener un registro fehaciente y comprobar en estos listados todas y cada una de las presolicitudes”, apuntan fuentes del Ministerio a preguntas de este diario.

Esta versión, de acuerdo con las sospechas de algunos trabajadores del SEPE, no es incompatible con la posibilidad de que el virus afectara también a esos archivos guardados y el Ministerio tuviera que haber retrotraído el sistema a una copia de seguridad anterior, pero no necesariamente del día previo. Según las citadas fuentes, esto podría explicar la ausencia de presolocitudes del paro y los ERTE desde el día 4 en al menos una dirección provincial.

Incertidumbre para los solicitantes del paro o ERTE

Los solicitantes de subsidio de desempleo o ERTE tampoco pueden saber si su presolicitud se ha perdido en el reseteo del sistema informático, dado que lo único que obtiene al realizar este procedimiento es un resguardo que atestigua el acto administrativo, pero el sistema informático del SEPE no permite hacer un seguimiento del estado en el que se encuentra.

Los solicitantes de las prestaciones por desempleo no podrán saber si se han visto afectados por el ciberataque “hasta que no cobren”

Fuentes del sindicato Comisiones Obreras reconocen que se trata de un asunto de “incertidumbre e inseguridad” para los solicitantes, que no podrán saber si se han visto afectados por el ciberataque “hasta que pase un tiempo y no tengan contestación”. “No podremos saberlo hasta que las personas que han cursado la presolicitud no cobren y vengan a la oficina para reclamar la ayuda”, advierte Josetxo Gándara, portavoz de CCOO.

Una advertencia en la web del SEPE

“Lo lógico es que se lanzara algún mensaje”, recalcan Gándara, que propone al SEPE enviar algún tipo de aviso -inexistente por ahora- en la web para prevenir posibles demoras en el cobro de ayudas fundamentales para la subsistencia de quienes acaban de perder su empleo: “No deja de ser un pequeño descrédito, porque supone reconocer que han perdido información, pero permitirán que haya gente que pueda cobrar el subsidio…”.

“Lo que tendrían que hacer es decir el intervalo de fechas y horas que se han visto afectadas por el ciberataque”, aseveran. De este modo, los solicitantes cuyos registros se hayan perdido a causa del ciberataque podrán saber si tienen que repetir un procedimiento que, antes o después, el SEPE tendrá que abordar: “Al final lo van a tener que contestar igualmente”.

El mensaje que nos han trasladado desde el SEPE es que creen que están en condiciones de recuperar la totalidad de la información”

Más de dos semanas después de que se produjera el ciberataque al SEPE, adelantado por Vozpópuli, la situación sigue siendo de cierta incertidumbre. Los sindicatos no conocen con exactitud el alcance que ha podido tener el virus ni las consecuencias sobre esas peticiones que pudieron perderse. “El mensaje que nos han trasladado es que creen que están en condiciones de recuperar la totalidad de la información”, apuntan fuentes de CCOO.

El SEPE pudo recuperar su actividad una semana después del ciberataque, pero sin evitar un previsible retraso en la tramitación de las prestaciones del mes de marzo. A esta circunstancia se ha añadido una convocatoria de huelga que podría demorar aún más los procedimientos, poniendo así en peligro el pago del paro y los ERTE del próximo mes de abril. Para minimizar los posibles retrasos, el SEPE ha movilizado a sus funcionarios para poder pagar a tiempo las ayudas.

Fuente: Leo Rama – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios