El plan de Errejón si gana a Iglesias: revivir en todo el país con los díscolos de Podemos

El partido de Errejón cree posible ganar a Iglesias en Madrid y prepara alianzas en Valencia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. Aspira a entrar en parlamentos autonómicos y ayuntamientos para inyectar dinero en su caja.

Más Madrid, el partido que Íñigo Errejón y Manuela Carmena fundaron hace tan solo dos años, vive una encrucijada. En el partido turquesa afrontan con preocupación los comicios, porque saben que su futuro dependerá del resultado de las urnas en Madrid. Pero creen que es “posible” ganar a Pablo Iglesias. Confían, además, en que esa victoria se convierta en un trampolín para lanzarse definitivamente en otros territorios. Ya hay contactos en Valencia, Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. La cuestión es política, pero también económica.

El problema para Más Madrid, y en definitiva para la matriz nacional Más País, es de proyección política, de construcción del partido y de recaudación de fondos. Las primeras espadas de la formación, entre ellas Tanía Sánchez, llevan meses trabajando en la definición de alianzas que vayan más allá de la capital y fragüen en territorios donde pueden recuperar a dirigentes díscolos desechados por Iglesias durante sus últimos dos años de mando absoluto y purgas.

En la hoja de ruta de Errejón, según ha podido saber Vozpópuli, figuran casi todas las comunidades autónomas. Se trata de una expansión «en todos los territorios, con Cataluña en la cola, aunque ahí Íñigo tiene sus contactos”, explican fuentes conocedoras de esos movimientos. La tónica siempre es la misma: buscar alianzas con personas alejadas por el pablismo, incluso con siglas y corrientes ya activas como la de Mónica Oltra en la Comunidad Valenciana. No se trataría de todo Compromís, sino de una parte de esa formación.

Además del grupo de Mónica Oltra, los delegados de Más País también han llegado a Andalucía. En ese caso la intención es llegar a un acuerdo con los de Teresa Rodríguez, que se prepara para lanzar un partido regionalista andaluz. “No sería una pacto directo, sino una coalición en la que cada uno vaya con su sigla”, esbozan las fuentes consultadas. En otros territorios, como Castilla-La Mancha y Extremadura, los de Errejón creen que pueden llegar a acuerdos con miembros de Podemos alejados por Iglesias. «Hay mucha gente que se ha quedado por el camino», sugieren.

Mónica García y Rita Maestre en Madrid/ Europa Press

Política local y dinero

Podemos fue una OPA a Izquierda Unida. Ahora Más País intenta hacer lo mismo, pero con Unidas Podemos. Se trata de una estrategia atrevida y que tiene en Madrid su centro neurálgico. En esa Comunidad se definirá el “voto útil” de la izquierda alternativa al PSOE, porque a partir del 4 de mayo se sabrá qué partido entre Más Madrid (y por ende Más País) o Unidas Podemos tiene recorrido.

La cuestión es también financiera. Más Madrid tiene algunos problemas de caja. Su financiación depende de los ayuntamientos, sobre todo del madrileño, y de la Asamblea de Madrid. En el parlamento regional, Más Madrid goza de 20 diputados, pero todo apunta a que su representación se adelgazará. Eso implica una reducción de fondos que se suma a una situación ya muy precaria para el partido. Es por ello que la prioridad será entrar en las instituciones locales para crear un suelo económico para crecer.

La diputada Teresa Rodríguez en Sevilla/ Europa Press

Montar el partido

Cataluña queda algo desdibujada en ese mapa de expansión errejonista. En esa comunidad autónoma los contactos y movimientos de los de Más País son más débiles, aunque sigue siendo una región estratégica. Algunas fuentes apuntan a un diálogo con un sector de afines a Ada Colau. Pero todo es muy frágil y, a diferencia de otros ambientes, en los que se están moviendo los de Tania Sánchez, en este caso es Errejón quien tiene los mejores contactos. Y, por lo visto, es aquí donde el plan avanza a ritmo más lento.

La figura de Errejón, como ya desveló este diario, es hoy en día más bien simbólica. Sigue siendo el dirigente con mejor proyección mediática, pero a nivel organizativo su papel es residual. De momento, por ejemplo, toda la campaña de Más Madrid se ha centrado en Mónica García. «El problema es que no la conoce mucha gente», justifican para confirmar que Errejón está en un segundo plano. Afortunadamente para Más Madrid, algunas grandes cadenas de televisión nacionales están aupando a la candidata, mientras que en Podemos muestran su irritación por ese apoyo.

En el ámbito organizativo, la voz cantante la tienen los de Tania Sánchez. Son ellos los que tienen la misión de «montar el partido». La exdiputada de IU y Podemos se erige otra vez en madrina de una formación incipiente. Y es por ello que ha pedido alejarse de la primera línea. La candidata Mónica García le pidió ocupar un puesto destacado en la lista electoral, pero Tania Sánchez le aconsejó apostar por nuevas caras. Eso sí, detrás de bambalinas, en los medios de comunicación y en la construcción de las nuevas alianzas, la experimentada dirigente seguirá siendo clave. El 4-M será una encrucijada para el presente y futuro de Más País.

Fuente: Luca Costantini – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios