El Gobierno admite que la vacunación del 70% de los españoles se retrasa de julio a octubre

Ha trasladado al turismo y a otros sectores que no cumplirá el anuncio de Pedro Sánchez y les ha propuesto alargar la temporada de verano hasta noviembre.

El Gobierno ha repetido públicamente que mantiene el objetivo de conseguir que el 70% de la población española esté vacunada contra el coronavirus “en verano”. Un periodo muy amplio y sobre el que no se ha concretado una fecha exacta. Pero la información que ha trasladado al sector turístico retrasa tres meses la inmunidad de rebaño. 

En los últimos días, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado que el momento exacto “dependerá de la llegada” de dosis a España, aunque también ha comenzado a subrayar que el verano dura “hasta el 21 de septiembre”.

“El objetivo del 70% de población española vacunada lo mantenemos”, ha insistido, señalando que se trata de “alrededor de 33 millones de ciudadanos españoles”. “Dependerá un poco del ritmo de llegada para ver en qué tiempo del verano lo podemos hacer”, ha remarcado.

Retraso al menos de julio a octubre

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de varias empresas del Ibex, y de sectores estratégicos como el turismo, el mensaje que han recibido del Gobierno, en contactos recientes, es que existe “riesgo serio” de que el objetivo del 70% de población vacunada en verano “no se cumpla”

Les ha advertido de que se aleja la previsión de una llegada masiva de dosis a partir de abril. Un contratiempo que obligará en unas semanas a revisar ese objetivo y a comenzar a plantear un retraso de al menos hasta octubre, tres meses más tarde de lo previsto inicialmente, para alcanzar la inmunidad de rebaño.

El Gobierno reconoce así por primera vez, al menos en privado a representantes del turismo y de otros sectores, que no cumplirá el anuncio del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Se comprometió públicamente el pasado mes de noviembre a alcanzar ese porcentaje de inmunización antes del verano.

El Gobierno echa la culpa a AstraZeneca

Las fuentes empresariales a las que ha tenido acceso ECD explican que altos cargos del Gobierno les han admitido que todo se debe al fiasco en la producción de AstraZeneca. Este contratiempo ha desbaratado los calendarios de vacunación de la mayoría de las autoridades sanitarias europeas. 

Por si fuera poco, destacan que el impacto de los repetidos retrasos en la distribución del fármaco de AstraZeneca, y las dudas surgidas en torno a sus efectos secundarios, están teniendo ramificaciones mucho más peligrosas que el mero aplazamiento de unos días en su administración. 

Hasta el punto de que el Ejecutivo reconoce que el fiasco amenaza con frustrar la estrategia de la UE para superar la crisis sanitaria y económica, basada en una rápida campaña de vacunación masiva para lograr a partir de junio una recuperación del sector servicios y una movilidad casi normal.

España se prepara para el peor escenario

Altos cargos del Gobierno también han trasladado a las empresas que el miedo a una “segunda primavera negra” recorre Europa y el nerviosismo cunde entre unos gobiernos europeos que, un año después del comienzo de la pandemia, confiaban en ofrecer a la población una señal de alivio sanitario, social y económico. 

En cambio, la realidad va a ser más dura de lo previsto y todos los objetivos sanitarios y económicos de la Comisión Europea están en el aire tras el tropiezo de las campañas de vacunación en el primer trimestre y el “riesgo elevado” de nuevos percances en el segundo.

España no es ajena a las primeras grietas en la estrategia común europea que han surgido entre el grupo de países, con Austria como cabecilla, que habían apostado por la vacuna de AstraZeneca y apenas habían comprado dosis de Pfizer. Ahora reclaman a la UE una redistribución de las dosis adquiridas. 

Esta petición ha sido rechazada tajantemente por el resto de socios comunitarios, lo que anticipa un choque en la cumbre europea que se celebra este jueves y viernes en Bruselas.

En un intento de rebajar la alarma, el comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton, ha asegurado este lunes que, a mediados del mes de julio, la UE podría estar inmunizada con todas las vacunas que se van a entregar a los países para entonces. “Tenemos claramente en nuestras manos la capacidad para entregar de 300 a 350 millones de dosis de aquí a finales de junio”, ha afirmado.

Se retrasa también la vacunación masiva

Sin embargo, pese a que se había barajado esta primavera para el comienzo de la vacunación masiva de la población, e incluso se había dado prácticamente por hecho el mes de abril como fecha más viable, estos planes también van a sufrir un importante retraso por la falta de vacunas.

De hecho, según los datos del Gobierno que manejan en algunas grandes compañías del Ibex, los nuevos cálculos de Sanidad no contemplan llegar a ese escenario antes del mes de junio. “En términos realistas, no esperamos ver vacunaciones masivas hasta mediados de año”, ha sido el mensaje que han recibido.

Alargar el verano hasta noviembre

En el Ejecutivo afirman que Bruselas esperaba una avalancha de dosis en el segundo trimestre, de hasta 380 millones, que permitiera elevar la tasa de vacunación por encima del 60% al final de la primavera.

Con esas previsiones, la inmunización hubiera llegado acompañada de una relajación de las restricciones de movimiento y de las medidas de confinamiento justo antes del verano. Y hubiera propiciado este año un rebote del crecimiento económico durante el primer trimestre (ya descartado) y un potente despegue durante el segundo y el tercero. 

Ante el nuevo calendario, las fuentes consultadas por ECD aseguran que el Gobierno ha planteado a las empresas, especialmente a las del sector turístico, que intenten alargar la temporada de verano hasta noviembre, aprovechando las condiciones meteorológicas favorables que se pueden registrar en España hasta esas fechas y remontar así un verano en el que todavía habrá que mantener algunas restricciones.

90 millones de dosis distribuidas menos

Hay que recordar que la UE confiaba en la distribución de unos 160 millones de dosis durante el primer trimestre, es decir, suficiente para inyectar las dos dosis necesarias al 22% de la población adulta europea.

Pero ese objetivo se ha desvanecido y la UE llega al final del primer trimestre con menos de 70 millones de dosis distribuidas (frente a los 154 millones en EEUU) y solo el 4,2% de la población con las dos dosis inyectadas de alguna de las vacunas autorizadas hasta ahora (Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen). 

Durante el primer semestre, AstraZeneca tiene previsto entregar 100 millones de dosis en la UE, es decir, 170 millones menos de lo comprometido. Por lo tanto, un total de 85 millones menos de personas que lo esperado (cada vacuna requiere dos dosis).

Fuente: José Antonio Frauca – El Confidencial Digital

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios