Pedro Sánchez negocia con Errejón una alianza electoral en Madrid a espaldas de Iglesias

Iván Redondo e Iñigo Errejón negocian una coalición o un pacto preelectoral para formar Gobierno.

El tablero político madrileño aún es susceptible de volver a ser agitado. El PSOE y Más Madrid negocian una alianza de cara a las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo. El director de gabinete de La Moncloa, Iván Redondo, y el portavoz de Más País, la matriz de Más Madrid, Iñigo Errejón, pilotan unas conversaciones que asestarían el golpe definitivo al candidato de Podemos, Pablo Iglesias.

El anuncio del vicepresidente segundo de concurrir a los comicios del mes de mayo ha intensificado las negociaciones entre Moncloa y Errejón. De momento no hay nada cerrado y en Más País ven difícil que las conversaciones lleguen a buen puerto, pero hay predisposición por ambas partes.

Las fórmulas que estudian el director de gabinete de la Presidencia, con el aval de Ferraz, y el portavoz de Más País son varias. La principal, la de concurrir conjuntamente a las elecciones madrileñas bajo la misma candidatura. De optar por esta alternativa disponen únicamente de cinco días para registrar la coalición que plantaría cara a Isabel Díaz Ayuso, dado que el plazo concluye a los 10 días de la convocatoria electoral.

El ‘no’ de los de Iñigo Errejón a la propuesta lanzada este lunes por Pablo Iglesias de formar una lista unitaria que dejara «atrás el rencor» ha dejado a Podemos, y al que será su candidato en Madrid, en fuera de juego. En el PSOE tampoco había gustado que Iglesias relegara a Ángel Gabilondo al papel comparsa de intentar ganar votantes del PP y Ciudadanos.

De fraguarse la alianza entre socialistas y errejonistas, una de las primeras decisiones que deberán adoptar, y que es objeto de las conversaciones, es quién liderará la propuesta electoral. Para facilitar el acuerdo, el PSOE, según fuentes conocedoras de las conversaciones, estaría dispuesto a ceder la cabeza del cartel bien a un independiente o incluso a Más Madrid. El nombre de Mónica García, aunque «desconocida», no disgusta. Eso también dejaría la puerta abierta a que Gabilondo pueda ser finalmente Defensor del Pueblo.

Uno de los nombres que los dos responsables políticos que pilotan las conversaciones han tenido ya sobre la mesa es el de la ex alcaldesa de Madrid Manuela Carmena. La ex edil, sin embargo, ha rechazado el ofrecimiento de ser la número uno o la número dos del ticket electoral. La ex jueza, de volver a un cargo público, preferiría ser Defensora del Pueblo, cargo que estaba reservado para el hoy candidato socialista.

Cinco días para el acuerdo

Si los equipos de las dos formaciones son incapaces de alcanzar un acuerdo antes de cinco días, cuando finaliza el plazo de inscripción de candidaturas de coalición, la otra opción que Redondo y Errejón estudian es firmar un pacto preelectoral por el que se comprometen a formar un Gobierno conjunto. Esa fórmula, no obstante, no les garantiza la victoria que, según los números que maneja Moncloa, sí les otorgaría la lista conjunta.

Sea como sea, el principal damnificado en esta operación sería Pablo Iglesias, completamente desplazado y ninguneado en una negociación a sus espaldas mientras Sánchez le impone una remodelación del Ejecutivo que no se corresponde con la deseada por el aún vicepresidente segundo.

Aunque este martes los socialistas no ocultaban su euforia por la salida de Iglesias del Ejecutivo y por el rechazo de Más País a cerrar una lista conjunta con Podemos, sí expresaban su preocupación por que la fragmentación de la izquierda pueda facilitar una victoria aplastante de la derecha. De ahí la alternativa de intentar fraguar una alianza entre los dos principales partidos de la izquierda madrileña, el PSOE (37  escaños en 2019) y Más Madrid (20 escaños) para intentar frenar el ascenso de Ayuso.

Fuente: Agustín de Grado/Joan Guirado – OKDiario