Marcos de Quinto: «Arrimadas ha engañado a los electores que votaron ‘no’ al PSOE con Rivera»

El ex diputado de Ciudadanos subraya que «lo lógico» antes de dar Murcia al PSOE era irse del Gobierno.

El economista y ex vicepresidente global de Coca Cola Marcos de Quinto (Madrid, 1958) fue uno de los fichajes galácticos de Albert Rivera para las generales del mejor resultado de Ciudadanos. Concurrió como número dos por Madrid el 28-A, un mes antes de las autonómicas y municipales de 2019, mantuvo el acta de diputado el 10-N y formó parte de la Ejecutiva del partido también con Inés Arrimadas. Sin embargo, el acercamiento de la líder centrista a Pedro Sánchez y la falta de «debate» interno, como reconoce en esta entrevista, le llevaron a bajarse de un proyecto que no compartía el pasado mayo. Ahora, con Cs pactando con el PSOE una doble moción de censura en Murcia y provocando un terremoto político con réplicas en Madrid y Castilla León, De Quinto advierte del riesgo de «desaparición» si los naranjas continúan por la misma senda.

Pregunta.- ¿Qué le parece el giro de Ciudadanos en Murcia presentando una moción de censura contra sus socios de Gobierno? 

Respuesta.- El caso de Murcia no lo conozco en profundidad, pero yo lo que hubiera hecho, lo que hubiera sido lógico antes de dar el Gobierno al PSOE, es haberse ido del Gobierno, que es otra cosa. Es decir, ‘yo no quiero estar en el mismo Gobierno que esta gente, por lo cual me marcho del Gobierno’. Y luego ya se pueden pedir nuevas elecciones, exigir investigaciones al PP o ir votando puntualmente las cosas que me interesan y las que no, pero no ser cómplice de ese Gobierno. La solución no es dárselo a los otros. Eso es lo que a mí me parece que no tiene mucho juicio, porque eso es engañar a los electores, que votaron cuando decía Albert (Rivera) que no pactaremos con el PSOE. Y de repente ahora se cambia esto con Arrimadas. El rédito cosechado en muchas regiones viene de ahí, de cuando Ciudadanos obtuvo 57 diputados en las generales.

R.- Me parece simplemente que es una constatación de la gran desconfianza que se ha generado dentro del PP de Madrid respecto a Ciudadanos. Esto viene de mucho tiempo atrás. Si hubiese una confianza ciega, creo que esto no se hubiese producido. Pero hemos visto continuamente esa gran desconfianza entre los dos partidos de Gobierno. En Murcia nunca había dicho Ciudadanos que iba a aliarse con el PSOE, ni lo había avisado. Es lógico que alguien tenga la desconfianza de que eso también se podía producir en Madrid, donde es público y notorio que hay un continuo mal avenimiento entre ambos partidos. Y ante la duda… pues lo hago.

R.- Lo que ha hecho Ciudadanos en Murcia, en lugar de irse del Gobierno y no dárselo al PSOE, va a traer consecuencias y va a generar una inestabilidad tremenda en todos los sitios. También puede generar movimientos en los propios cargos públicos o militantes. Se ha abierto algo que era innecesario.

P.- ¿Qué le parece que la moción de censura en Murcia no fuera comunicada a la Ejecutiva de Ciudadanos, de la que usted formó parte?

R.- Mira lo de Toni Cantó, que resulta que se entera de lo de Murcia por la prensa. Supongo que lo habría hablado en la Permanente, mientras que él es miembro de la Ejecutiva. Entonces, pues bueno, puedes llevar el partido de esta manera, no sé quién es, Inés, Cuadrado…. Es un riesgo, porque cualquier persona que esté dando la cara, dando todo por el partido, que de repente se encuentre con esta noticia sin que haya sido debatido un tema tan importante en una Ejecutiva… pues al final dices oye, esto es para pensárselo. Yo estuve en la Ejecutiva y en la Permanente también. Cuando luego llegó Inés me mantuvo en la Ejecutiva, pero no en la Permanente. Hizo una muy pequeña y yo ya no estuve.

P.- ¿Cree que la vacunación de altos cargos en Murcia y las supuestas contrataciones irregulares que hablan en el Ayuntamiento de Murcia son los únicos motivos que hay detrás de esta operación?

R.- Que se haya vacunado un alto cargo es absolutamente reprobable, o que haya habido alguien que haya metido la mano en la caja. Hay que decir que a esa gente se le expulse. Y hay que hablarlo al más alto nivel con Casado o con quien sea  y tratar de arreglarlo. Y si no, pues dejamos el Gobierno, pero no se lo damos al PSOE, que no es necesariamente mejor en muchas de esas cosas. Lo que no puedes hacer es coger y hacer lo que se ha hecho, porque ahí ya sí hay un cambio de políticas, de políticas económicas… No se puede caer en el infantilismo de porque haya habido un comportamiento de alguien, dar un giro de ese tipo. No es lo mismo la política que defienden los socialistas y los comunistas (impuesto de patrimonio, de transmisiones…) que una política liberal. No tiene que depender de los individuos. A los individuos que se les censure. Pero no cambies de política.

P.- Se habla de contactos entre el equipo de Pedro Sánchez y la cúpula de Cs que habrían dado lugar a un plan premeditado. ¿Le ha llegado algo?

R.- No. Me ha llegado que ha habido acercamientos, pero no lo he podido contrastar. En este tipo de procesos soy muy escéptico con todo. Es una pena lo que está ocurriendo cuando lo que se necesita es mayor unidad para hacer un frente que cambie esta política socialcomunista que rige en estos momentos en España. Somos un hecho excepcional dentro de Europa y lo que hay que hacer es fortalecer lo que es una alternativa a Sánchez y no confraternizar con él, aunque sea muy agradable. Yo creo que eso lo único que lleva es a la desaparición.

P.- Viendo lo sucedido este miércoles, ¿considera usted que acertó cuando decidió dar un paso a un lado?

R.- Di un paso a un lado por cierto conflicto con (Carlos) Cuadrado, que es el que manda ahí aunque se haya colocado en un puesto subalterno. Y el conflicto viene de que cuando yo tengo que apretar el botón de algo y necesito por lo menos poder debatir con el equipo por qué apretamos ese botón. Sin embargo, me di cuenta, porque eso no me sucedía con Albert ni con Villegas, que Cuadrado básicamente lo que quería era que yo apretase un botón y que no pensara. Y entonces, dije, pues para eso hay muchísima gente que puede ser diputado de Ciudadanos, pero no yo.

P.- Y, finalmente, ¿cómo ve el futuro de Ciudadanos?

R.- Cuadrado y compañía están tomando decisiones sin informar, que era lo que querían hacer conmigo, pero, claro, yo me fui elegantemente porque en esas circunstancias, dije, no me interesa. Además me fui sin estridencias y sin dar portazos. Pero claro, si se toman decisiones que pueden poner incluso en riesgo el futuro del partido y no se consulta con gente, por poner un ejemplo, de la talla de Toni Cantó… Hay que involucrar a las personas en las decisiones y tomarlas de manera conjunta. Y luego salir ya la Ejecutiva, todos a una, a defender una postura. Pero no puede ser que una decisión tan trascendental como ésta se haya tomado así. Habrá cada vez más desafección. Es un problema de manejo de la gente. A ver con qué nos sorprenden la próxima vez. ¿Darle una alcaldía a Podemos? Creo que hay personas respetables en Ciudadanos que merecen que esas cosas se hablen y no decidirlo entre tres. A lo mejor estos tres se acaban quedando solos.

Fuente: Segundo Sanz – OKDario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios