El PP descartó el adelanto electoral en Murcia porque López Miras no podía ser candidato

Génova se encontró que no tenía sustituto para el actual presidente murciano, quien no se podía presentar a unas nuevas elecciones al haber cumplido dos mandatos.

El Partido Popular decidió en la noche del martes no convocar elecciones anticipadas en Murcia, cuando supo que el PSOE y Ciudadanos ultimaban una moción de censura en esta región, al no poder contar con Fernando López Miras como cabeza de cartel ni tener a mano un candidato alternativo, según admitieron a Vozpopuli fuentes ‘populares’ murcianas.

López Miras supo por una persona de Ciudadanos que el martes se había producido una reunión en la sede política de los naranjas en Murcia entre las 19:30 y las 22:00 horas, en la que los seis diputados autonómicos y los cuatro concejales de la capital habían firmado las mociones de censuras para presentarlas al día siguiente a primera hora.

El presidente murciano llamó de inmediato al secretario general del PP, el también murciano Teodoro García Egea, y se habló de la posibilidad de adelantarse al órdago del PSOE y Cs con un decreto de elecciones anticipadas. Sin embargo, ambos dirigentes descartaron tal posibilidad una vez que López Miras no se hubiera podido presentar a esos comicios ya que la ley murciana le impide aspirar a un tercer mandato consecutivo.

La limitación en Murcia

La limitación a dos mandatos se aprobó en 2014 a instancias del breve presidente de Murcia en aquel momento, Alberto Garre. La iniciativa tuvo el apoyo de todos los grupos -(PP, PSOE e IU- después de que su predecesor, el también ‘popular’ Ramón Luis Valcárcel, hubiese ostentado el cargo durante 19 años.

López Miras tuvo un primer mandato de solo dos años, pues sustituyó en 2017 a Pedro Antonio Sánchez tras la dimisión de este último. Así que en la actual legislatura se encontraba en su segundo mandato y le urgía un cambio normativo. Precisamente, uno de los puntos del acuerdo de coalición con Ciudadanos fijaba el cambio del tope de los dos mandatos por la limitación a ocho años consecutivos.

La formación naranja registró en febrero una nueva ley de la Presidencia ante la realidad de que hay «más grupos políticos presentes en el parlamento y no es infrecuente que las legislaturas sean cortas, o tengan que verse reducidas y se multipliquen los procesos electorales«. Pero ahora no será tan perentoria.

García Egea y López Miras constataron también que no había un candidato alternativo y de peso al presidente saliente para encabezar la lista del PP si había un adelanto electoral. Así que Génova y el dirigente murciano decidieron esperar para ver si se consumaba el pacto entre socialistas y naranjas.

Mientras esperaban ese momento, también convinieron que, llegado el caso, «era mejor perder Murcia» para «visualizar la ruptura de Ciudadanos», según las citadas fuentes, y así poder esgrimir en el futuro que fue el partido de Inés Arrimadas el que decidió soltar amarras con el PP.

Casado convocó una reunión de la dirección nacional a primera hora de la mañana del miércoles cuando empezaron a salir las primeras noticias sobre una posible moción de censura en Murcia. En dicho cónclave, el PP decidió -en coordinación con Isabel Díaz Ayuso– que había que adelantar comicios en Madrid.

En Génova se intuía que Ciudadanos diría que la moción se circunscribía a Murcia, pero la dirección nacional cerró filas con Ayuso con el argumento de que si los naranjas habían incumplido un pacto de gobierno, nada les impediría en unos meses, posiblemente después de verano, volver a hacer lo mismo en Madrid, Andalucía o Castilla y León.

Fuente: Antonio Rodríguez – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios