A García-Page: el problema no es Iglesias, es Sánchez

Llamativo e impostado alegato del presidente de La Mancha, Emiliano García-Page, contra Pablo Iglesias y sonoro silencio sobre Pedro Sánchez del manchego tras votar Podemos en el Parlamento Europeo contra la Justicia española y la retirada de la inmunidad de los prófugos golpistas Puigdemont, Comín y Ponsatí que finalmente fue aprobada en el PE.

Lo que permitirá a España, tras recurrir a la Justicia europea frente a una Bélgica no democrática, reactivar la Euroorden para que los golpistas sean entregados a España.

Está claro que decisión de Iglesias de apoyar a los golpistas en contra de la Justicia española, sitúa a Podemos fuera del marco legal y constitucional y como cómplice del golpismo catalán pero a Iglesias nada de eso le importa. Y además le encanta que esto ocurra ello desde el interior del Gobierno de España, porque sabe que tiene todas las bendiciones del presidente Pedro Sánchez.

Bendiciones de Sánchez de las que también disfruto Iglesias -como bien lo sabe García-Page- cuando desde el Gobierno Iglesias afirmó que ‘España no es una democracia plena’ (lo que festejó el ministro ruso Lavrov), y que en nuestro país hay presos y exiliados políticos. O que Puigdemont es un exiliado como los de la II República española. O cuando el ministro Garzón acusó al Rey Felipe VI de ‘romper la neutralidad política y maniobrar contra el Gobierno’. O cuando Echenique jaleaba en Twitter la violencia callejera de los anti-sistema.

Y, si esto sigue así, tampoco dirá ni hará nada Sánchez cuando Iglesias se niegue a dar el apoyo de Podemos al PSC para que Salvador Illa intente la investidura para presidir la Generalitat. Porque Iglesias ya ha optado en favor de su compañero pro golpista Pere Aragonés para que forme un gobierno separatista con ERC, JxC, CUP y a ser posible también con Podemos que espera colocar a algunos de sus dirigentes en la Generalitat.

Pero de la complicidad de Pedro Sánchez con las actuaciones indecentes del vicepresidente Pablo Iglesias contra España, García-Page no dice nada porque le tiene pavor a Sánchez. Y lo mismo ocurre con el PSOE y todos aquellos que se limitan, con descarada hipocresía, a ‘pedir explicaciones a Podemos’ por apoyar a Puigdemont cuando es a Sánchez a quien hay que pedirle explicaciones por consentir estos desafueros y no expulsar de una vez por todas a Iglesias del Gobierno, poniendo fin a esta farsa demencial.

Fuente: Pablo Sebastián – La República

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios