Sanidad pierde otras 4.400 vacunas de Moderna… y ya van 28.000 en total

El cuarto envío de Moderna debía haber sido de 200.000 dosis y, en su lugar, el informe de Sanidad refleja 195.600. El Ministerio no ha explicado a qué se debe este desfase, que se une al de 23.600 dosis del mismo laboratorio.

La sombra de la duda continúa cerniéndose sobre las vacunas de Moderna. El número de dosis de esta vacuna sigue sin cuadrar en el informe que actualiza diariamente el Ministerio de Sanidad. Desde luego, no coincide con la cifra de dosis que la propia institución anunció. Sanidad avisó de un cargamento de 200.000 dosis de esta vacuna, la más cara de todas, en el cuarto envío de la misma, pero a territorio español han llegado 195.600 según lo recogido en el informe de Sanidad.

Son por tanto, 4.400 dosis de diferencia. A priori, 4.400 dosis pueden no parecer muchas en comparación con el total de vacunas enviadas por Moderna. Pero esta cifra no puede ser juzgada de manera aislada, debe sumarse a las 23.600 dosis de la misma vacuna que también se han ‘perdido’ entre los tres primeros envíos de la farmacéutica.

De cumplirse lo anunciado por Sanidad en los primeros tres envíos de vacunas de Moderna, las 35.700 dosis de la primera remesa, las 52.000 de la segunda y las 127.900 de la tercera , los informes deberían haber reflejado la pasada semana un total de 215.600 dosis. La cantidad incluida era, en cambio, de solo 192.000 dosis.

Estamos hablando, por tanto, de un total de 28.000 vacunas de Moderna de las que no se conoce paradero. No parece que su destino hayan sido las Fuerzas Armadas, pues la propia ministra de Sanidad, Carolina Darias, aclaró -tras varios días de duda- que a este fin se habían destinado dosis de Pfizer y AstraZeneca, pero no de Moderna.

Tras las sucesivas noticias de este diario alegando que el número de vacunas no cuadraba en los informes de Sanidad, Darias aclaró que 12.200 dosis de AstraZeneca y 14.820 de Pfizer habían ido a parar a la Fuerzas Armadas, sumando un total de 27.020 vacunas. Esta información fue dada hace una semana por la ministra, que no ha vuelto a ofrecer datos sobre las vacunas recibidas por Defensa.

Han pasado ya varias semanas desde que Sanidad prometió que incluiría en su informe el número de dosis de vacunas enviado al Centro Militar de Farmacia, el receptor del Ejército. Sin embargo, a día de hoy esta actualización del informe no se ha producido, por lo que no es posible conocer si se han enviado más dosis al Ejército desde la pasada semana.

Vox exige explicaciones sobre las miles de vacunas desaparecidas en España

Vozpópuli se ha puesto en contacto tanto con el Ministerio de Sanidad, como con el de Defensa para aclarar lo ocurrido con estas 28.000 vacunas de Moderna. El Ministerio de Margarita Robles señala que es Sanidad quien debe dar esa información, pero esta cartera mantiene el silencio.

Vacunas de Moderna: retrasos en el tercer envío

La desinformación del Ministerio con las vacunas de Moderna es particular. En el caso de Pfizer y AstraZeneca, sí trascendieron a la luz pública los dimes y diretes, retrasos y problemas para la producción y envío de dosis. En el caso de Pfizer, si bien es cierto, con cierta dificultad.

Con Moderna, el Ministerio de Sanidad ha mantenido una política de silencio en lo referente a los diversos problemas de suministro. La farmacéutica acumula retrasos y problemas en tres de las cuatro remesas que ha enviado España. La segunda se retrasó, algo que sí comunicó Sanidad, y la cuarta, además de retrasarse, redujo el número de dosis pactado.

En concreto, este cuarto envío de vacunas de Moderna se iba a componer de 383.900 dosis, pero finalmente se anunció que sería de 200.000 y que llegaría más tarde. No obstante, como ya adelantó este diario, la tercera remesa de dosis también se redujo, algo que no trascendió públicamente.

Por ejemplo, en el caso de Andalucía, fuentes de la Consejería de Salud señalan que en el tercer envío recibieron un 20% menos de las vacunas previstas de Moderna. Esta información se trasladó a las comunidades autónomas, pero no se declaró de forma pública.

Fuente: Borja Negrete – VozPópuli