Alerta en la Unión Europea con la España de Sánchez

Por la crisis institucional, económica y judicial.

Los ataques del Gobierno al Rey y la Justicia y la ausencia de reformas frenan la entrega de los fondos de la UE y alarman a los inversores.

No debería tomarse a la ligera el presidente Sánchez la preocupación y el impacto que la crisis española está produciendo en la UE, donde el modelo de Mario Draghi en Italia de cohesión nacional y de gobierno de alto nivel se ha convertido en ejemplo a seguir sobre todo por países de la eurozona que como España atraviesan difíciles situaciones de estabilidad política, social económica e institucional.

Las imágenes de los violentos altercados de Barcelona a manos de grupos anti sistema organizados y las críticas a los Mossos de Escuadra desde el gobierno catalán, así como la confiscación de pisos en Baleares por el Gobierno socialista regional, son hechos que no han pasado desapercibidos en las instituciones de la UE donde, como lo anunciamos en este diario el pasado domingo, preocupa cada vez más el deterioro institucional español.

Y de especial manera los constantes ataques a La Corona y Jefatura del Estado que emanan desde el Gobierno de Pedro Sánchez por iniciativa de su vicepresidente Pablo Iglesias, así como a la Justicia con presiones al Poder Judicial y ocultando el informe del Consejo de Estado donde se ha denunciado la ausencia de ‘controles y garantías’ en el Decreto aprobado por el Gobierno para la gestión de los fondos de la UE.

Los que si todo sigue así en España no llegarán hasta que este país no regrese al ámbito democrático de respeto a las libertades y las instituciones. Y ahí incluidas la libertad de alquileres y la propiedad privada de pisos y fincas. Y a no perder de vista, tampoco, la crisis política catalana donde partidos pro golpistas como ERC y JxCat -con sus líderes presos y prófugos- pretenden formar en Cataluña un Gobierno con la CUP, que es un partido anti sistema que ja amparado -como Echenique desde Podemos- y que no condenó la recientes violencia ‘organizada’ de Barcelona.

Todo esto que está ocurriendo en España, bajo el Gobierno de Sánchez e Iglesias, está acompasado con una pésima gestión sanitaria (sin vacunas y récord mundial de muertes por habitantes), son motivos de preocupación en la UE sobre el presente y futuro inmediato de España.

Una UE donde se acaban de retrasar los objetivos de déficit y convergencia fiscal a 2023, y donde preocupa el incremento de contrataciones temporales en el Gobierno de Sánchez (en Educación y Sanidad), y la oposición de los ministros de Podemos a las reformas estructurales (laboral y de pensiones) que por otra parte necesita el país y son condiciones sin las que la UE no va a enviar los fondos a España.

Empezando por los 24.000 millones que el Gobierno de Sánchez esperaba recibir en este año 2021 y que, como tales, figuran en los PGE aprobados para este año, lo que, de no cumplirse, llevaría España a una situación de enorme déficit público.

Y todo ello mientras lo ocurrido en Baleares, con las confiscaciones de la propiedad privada y lo pretendido por Podemos con los alquileres, y lo que está ocurriendo en Cataluña, y los ataques del Gobierno al Rey y al Poder Judicial alarma también y mucho a los inversores internacionales. Los que empiezan a pensar y valorar que España es un país ‘sin seguridad jurídica ni estabilidad institucional’.

Fuente: R.H. – República

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios