Díaz Ayuso diseña una “revolución” en las aulas con 900 millones de inversión

Más de 300 millones euros procedentes de los fondos europeos transformarán tecnológicamente la educación de Madrid. Se creará un campus de realidad virtual para la Formación Profesional.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid presentará este miércoles sus proyectos de cara a la percepción de los fondos europeos. Se trata de las Líneas estratégicas de Recuperación y Resiliencia que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha diseñado y cuya aprobación definitiva corresponde al Ejecutivo central de Pedro Sánchez.

Reconocen en el entorno de la presidenta madrileña que todas las consejerías implicadas llevan meses trabajando en estos programas de inversión destinados a poner la base de la recuperación del Madrid post pandémico. De entre todos los proyectos, el más ambicioso a nivel presupuestario es el que afecta al ámbito educativo. Constituirá, reconocen en la Puerta del Sol, una auténtica «revolución en las aulas». Según la información a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, esta inversión educativa histórica ascenderá hasta los 900 millones de euros. Y tendrá dos objetivos fundamentales: la mejora de las infraestructuras de los centros educativos y la digitalización de las aulas.

Menos contaminantes

El primero de los pilares de esta «revolución» será el plan de mejora de eficiencia energética en todos los centros educativos públicos. Está diseñado para una inversión de 600 millones en escuelas infantiles, colegios e institutos con el objetivo de lograr un ahorro de energía mediante la renovación y rehabilitación de sus instalaciones. Entre otras actuaciones, se acometerá una importante mejora en las envolventes de los edificios a través del aislamiento térmico. También se renovarán los sistemas de calefacción y las calderas, lo que reducirá también las emisiones contaminantes de estos centros. Se instalarán sistemas fotovoltaicos, de aerotermia y geotermia y dispositivos inteligentes de regulación.

La hoja de ruta de la Consejería de Educación y Juventud contempla que hasta junio se realice la auditoría de los centros en los que se deben acometer estas reformas. En la segunda mitad del año, se planificarán los proyectos y se realizarán las contrataciones pertinentes. El objetivo es que estas obras duren hasta 2023. También se trabajará en la accesibilidad, el desamiantado de los centros afectados por este material, la renovación de instalaciones eléctricas, fontanería y por último, la renovación de estructuras, fachadas y cubiertas.

Hacia la digitalización plena

La otra pata de este programa histórico de inversiones pasa por la digitalización de la educación madrileña, a través de una inversión de 305 millones mediante un plan de ejecución entre 2022 y 2024. Fuentes de la Presidencia del Gobierno regional destacan que la pandemia «ha puesto de manifiesto la necesidad de avanzar hacia una educación moderna y digital». Este Plan de Modernización del Sistema Educativo Madrileño plantea la compra y renovación de los dispositivos electrónicos. A ello se van a destinar 255 millones, la mayor movilización de recursos de la historia de la educación madrileña para adquirir nueva tecnología para las aulas. Para este curso ya se ha profundizado en esta línea. No en vano, la Comunidad de Madrid ha destinado 33 millones de euros que van a permitir repartir cerca de 111.000 dispositivos.

En paralelo se fortalecerán las infraestructuras que dan soporte a la educación digital –wifi, banda ancha y seguridad en las comunicaciones– y se implantará una amplia variedad de plataformas y recursos digitales integrados –con hasta ocho millones de euros– con el fin de poner al alcance de los alumnos miles de contenidos y recursos curriculares tanto en castellano como en inglés.

La Formación Profesional también cuenta con un lugar destacado en este plan. En concreto, a través de la creación de un campus de realidad virtual, en el que los alumnos podrán desarrollar y completar la formación práctica de sus enseñanzas con el objetivo de multiplicar sus posibilidades de inserción laboral. Se trata de una actuación específica para las enseñanzas de ciclos formativos de grado Medio y grado Superior.

Para llevar a cabo esta digitalización, el Gobierno de Ayuso también plantea la necesidad de ofrecer formación en «digital skills» tanto a profesores como a alumnos y familias, para asegurar la igualdad de oportunidades. Por ello, destinará 3,7 millones de euros para impartir cursos de formación tanto para docentes como para el resto de la comunidad educativa.

Fuente: Pablo Gómez – La Razón