El equipo legal de Trump mostró videos sobre la «hipocresía» demócrata

Los abogados del expresidente refutaron con videos las acusaciones hacia Trump por su discurso del pasado 6 de enero y mostraron cómo los demócratas no han parado de llamar a la «lucha».

Los abogados de Donald Trump expusieron sus argumentos en el cuarto día del juicio contra el expresidente. Tal como lo adelantaron en días previos, presentaron videos que mostraban cómo el discurso de Trump habría sido manipulado para hacerlo quedar como un llamado a la violencia. La retórica de los demócratas y su insistencia con impeachment fue otro punto determinante en los argumentos de la defensa.

Una recopilación en video de discursos de senadores, congresistas y otros funcionarios, sirvió para que el abogado, Michael Van Der Veen calificara el juicio como un «odio» por motivos políticos y como parte de una cacería de brujas.

En las imágenes también se vio cómo los senadores Elizabeth Warren, Chuck Schumer, Raphael Warnock, Joe Machin y otros repetían continuamente en sus discursos políticos la palabra «luchar», una y otra vez, por Estados Unidos. Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de Representantes; Kamala Harris, vicepresidente y el mismo Joe Biden previo a ser presidente, también repetían el término en sus discursos.

Los demócratas basan gran parte de su acusación contra Trump en el discurso que dio el pasado 6 de enero. Lo han criticado por usar la frase «lucha como el infierno», pero los abogados de Trump refutaron sus reclamos en los videos presentados ante el Senado.

«Detengan la hipocresía», dijo David Schoen, otro de los abogados de Trump, quien señaló tanto a los senadores como a los fiscales de juicio político.

La defensa también mostró otra arista de lo que sucedió el 6 de enero: el discurso de Trump habría sido editado a conveniencia para hacer ver que llamó a atentar contra el Capitolio. Sus frases quedaban a medias, cuando en realidad seguía con su discurso llamando a la ley y el orden.

El doble discurso

«Ninguna persona pensante podría creer seriamente que el discurso del presidente del 6 de enero en la Elipse fue de alguna manera una incitación a la violencia o la insurrección», dijo Michael Van Der Veen.

El abogado expuso que las personas que irrumpieron en el Capitolio, era «un pequeño grupo que vino para comportarse de manera violenta y amenazante, que secuestró el evento para sus propios propósitos». Durante sus palabras, señaló el grupo Antifa.

Entre sus argumentos, el abogado aclaró que lejos de promover la insurrección en Estados Unidos, las declaraciones del expresidente «animaron explícitamente a quienes asistieron al ejercicio pacífico y patriótico de sus derechos, y la protesta patriótica es la antítesis del asalto violento al Capitolio de la nación».

Los videos continuaron, y mostraban cómo políticos demócratas apoyaban protestas violentas de grupos como Black Lives Matter. «Muchos políticos demócratas respaldaron y alentaron los disturbios que destruyeron vastas franjas de ciudades estadounidenses el verano pasado», dijo el abogado.

«Es necesario que haya disturbios en las calles mientras haya disturbios en nuestras vidas», afirmó el año pasado la congresista demócrata Ayanna Pressley.

Una frase de Nancy Pelosi su sumó la recopilación presentada por la defensa. “Simplemente no sé por qué no hay levantamientos en todo el país, y tal vez los haya cuando la gente se dé cuenta de que esta es una política que defienden» dijo en 2018 sobre la situación de los niños migrantes en la frontera.

La parte acusadora

En días previos los fiscales demócratas también expusieron sus argumentos. En el intento de seguir con un juicio político al expresidente, tildaron de «mentiras» las palabras de Trump para incitar el asalto al Capitolio.

Defendieron que Trump carece de «remordimiento» y que ese factor es «importante en el juicio político». Los funcionarios también usaron videos mostrados ante el Senado.

Jamie Raskin, uno de los fiscales continuó asegurando que lo ocurrido el 6 de enero fue el episodio «más violento y peligroso hasta ahora de la práctica y patrón continuado de Donald Trump de incitar a la violencia», reseñó EFE.

El abogado de la defensa, Bruce Castor, insistió en declaraciones a la cadena de televisión CNN que ninguno de los manifestantes ha reconocido que el expresidente les ordenara entrar.

«¿Hay alguien que haya dicho que escucharon directamente del presidente Trump (decir eso)?», se preguntó.

La defensa de Trump, así como la parte acusadora cuentan con 16 horas para exponer sus argumentos. Los demócratas ya hicieron lo propio. Falta que los abogados del expresidente culminen su parte. Mientras tanto, la expectativas están puestas en cómo terminará el juicio.

Fuente: Oriana Rivas – PanAm Post