La Justicia reclama a COPE las cuentas de sus conciertos solidarios por presunta estafa

Tras la querella presentada por el periodista José Antonio Abellán, la magistrada acaba de conceder una prórroga de cuatro meses para que una nueva perito pueda analizar las cuentas.

Un año después de que la magistrada del juzgado número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, admitiera a trámite la querella presentada por el periodista José Antonio Abellán contra COPE, el presidente del consejo de administración de la cadena, Fernando Giménez Barriocanal, y el exvicepresidente Rafael Pérez del Puerto, por un presunto delito de estafa en la organización de sus conciertos solidarios, la magistrada ha rechazado los recursos presentados por la cadena y ha emplazado a la misma a entregar a la nueva perito nombrada para este caso las cuentas de los mismos.

En una providencia del pasado 18 de enero, a la que ha tenido acceso este medio, la magistrada ha concedido a la perito una prórroga de cuatro meses para poder aclarar realmente la contabilidad de los conciertos La Noche de Cadena 100 y Por Ellas, y poder así avanzar en la investigación abierta el pasado 12 de diciembre de 2019, cuando se admitió la querella del periodista, que está representado por el bufete Durán y Durán Abogados.

Ya en aquel primer auto, la magistrada fijó practicar lo primero una pericial dirigida a aclarar el porcentaje de la recaudación y de los beneficios que se donaron en cada uno de los citados conciertos celebrados entre los años 2010 y 2019. Sin embargo, hasta ahora, COPE ha remitido al juzgado las cuentas completas de la cadena, según ha podido saber este medio, y ha esquivado las peticiones de detalle de los dos anteriores peritos, que terminaron dimitiendo.

Ahora, con la nueva providencia y la prórroga concedida por la magistrada, la cadena se enfrenta a desvelar el detalle de las cuentas de todos estos eventos, tanto por el lado de los ingresos como de los gastos, lo que podría poner en jaque también otros aspectos, como saber si los artistas actuaron de manera solidaria o cobrando por ello, o si las empresas patrocinadoras se han beneficiado fiscalmente de una iniciativa que podría no cumplir los requisitos para ello.

Soraya Sáenz de Santamaría, junto al consejero delegado de COPE, Fernando Giménez Barriocanal. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría, junto al consejero delegado de COPE, Fernando Giménez Barriocanal. (EFE)

Como desveló El Confidencial, los conciertos solidarios que organiza COPE en realidad no son ‘benéficos’, sino ‘a beneficio de’, diferencia con la que la cadena justifica que no se entreguen íntegros los beneficios de estos conciertos a las diferentes ONG con las que colabora, como Manos Unidas o la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), sino solo una cuota fija por cada entrada vendida que representa menos del 10% del dinero recaudado en total con la venta de entradas.

Pero el volumen que mueven estos conciertos va mucho más allá de la venta de tiques, cuyos precios oscilan entre los 35 y 45 euros por pase, ya que hay muchas otras vías de financiación, como los patrocinios, y múltiples costes a los que ‘a priori’ no tendría por qué hacer frente un evento solidario gracias a que las partes implicadas deciden hacer su aportación con su trabajo, como pueden ser los artistas o la propia cadena con la publicidad que da al evento desde sus ondas durante meses.

Los conciertos no son benéficos sino ‘a beneficio de’, y así COPE no entrega íntegros los beneficios

Para aclarar estas dudas, la perito necesitará analizar tanto el detalle de la recaudación por venta de entradas como su correspondiente tributación y posibles ‘royalties’, el dinero procedente de patrocinios, ‘sponsors’, derechos audiovisuales, donativos o la bautizada como fila cero, entre otros muchos aspectos. Esta última vía de ingresos, según las fuentes consultadas, puede ser uno de los aspectos más espinosos de la investigación, ya que se trata de aportaciones que realizan oyentes como si fuera una entrada, pero que, en realidad, no acuden al evento.

Según publicó este medio, con esta fórmula, Manos Unidas únicamente consiguió 60 euros de un donante en 2015, el doble un año después, y 2.235 euros entre 43 donantes en 2017, números que Abellán cree que, en realidad, son muy superiores, y aclararlo exige entregar ahora a la perito nombrada por el jugado el detalle de estas ventas. Este medio se ha puesto en contacto con el consejero delegado de COPE, Giménez Barriocanal, que ha pedido no hacer comentarios al tratarse de una causa judicializada.

Otro aspecto espinoso tiene que ver con la venta de entradas, ya que COPE aseguró donar tres euros por cada entrada vendida, unas 10.000, sobre un aforo total de 15.000, lo que arroja un beneficio de 30.000 euros para las ONG. Esta cifra, sin embargo, queda muy lejos del potencial que confiere a estos eventos un informe de KPMG.

El ‘Estudio de impacto socioeconómico’, que elaboró la consultora hace tres años sobre el papel de locomotora económica que es el WiZink Center, donde se celebran estos conciertos, concluyó que un evento nacional de estas características puede generar unos 900.000 euros, 30 veces más de lo donado en los conciertos ahora investigados.

Fuente: Ruth Ugalde – El Confidencial