La UE advierte que los padres son libres de elegir la educación para sus hijos

Lo ha señalado tras una una pregunta acerca de la reforma legal llevada a cabo por el Gobierno de coalición, la conocida como «Ley Celaá»

La Comisión Europea (CE) está al corriente del contenido de la reforma educativa que se ha aprobado recientemente en España y aunque tiene en cuenta que se trata de una competencia de los gobiernos nacionales, ha recordado que la Carta Europea de Derechos Fundamentales reconoce a los padres la potestad de poder elegir para sus hijos una educación que esté de acuerdo con sus creencias y sus «visiones filosóficas o educativas».

A una pregunta acerca de la reforma legal que se ha llevado a cabo por parte del Gobierno de coalición, un portavoz oficial del Ejecutivo comunitario ha recordado que en la Unión Europea (UE) «la educación es una competencia nacional» y que por ello son las autoridades de cada país las encargadas «de decidir cómo se organiza la enseñanza y la Comisión no tiene ninguna posibilidad de definirlo».

Sin embargo, la portavoz comunitaria de educación, Sonya Gospodinova, ha asegurado en la rueda de prensa diaria de la Comisión, que desde Bruselas «seguimos la situación en España incluyendo la nueva ley y las intenciones del gobierno de reemplazar los sistemas que había por otros sistemas públicos» y por ello «la Comisión sostiene que los padres deben tener la posibilidad de asegurarse de que la educación que se les da a los niños corresponde a sus convicciones religiosos y a sus visiones filosóficas y educativas» tal como se recoge en el artículo 14.3 de la carta europea de Derechos Fundamentales.

No obstante, « esa carta impone obligaciones a los Estados miembros únicamente en los asuntos donde las instituciones europeas son competentes y como ya le acabo de decir la educación es competencia nacional exclusiva lo que no permite ninguna base a la Comisión para opinar sobre las intenciones del Gobierno español».

Fuente: Enrique Serveto – ABC